Uncategorized

Receta tradicional de caldo gallego

20 noviembre, 2014

Hoy, y por petición de mi querida Sonia (más conocida como La mamá de Álvaro), vengo con la receta de caldo gallego. Pero la receta tradicional, la de toda la vida, tal cual lo hace mi abuela. Las cantidades son a ojímetro, como comprenderéis mi abuela la pobre no saca la báscula para pesar los ingredientes jeje.

Ingredientes:

Sobre 1/2kg de habas

3 ó 4 chorizos

Carne de cerdo salada (lacón, oreja, panceta, costilla, pata… lo que tengais a mano)

Verdura de temporada (la más típica son las navizas y los grelos)

6 ó 7 patatas grandes

Un trozo pequeño de unto, no sé, el tamaño de una nuez o menos incluso. El unto, es básicamente grasa de la zona abdominal del cerdo que se sala, se enrolla como si fuera un brazo de gitano y se suele colgar de la chimenea para ahumarla un poco.

Preparación:

El día anterior se pone la carne a desalar, igual que se hace con el bacalao por ejemplo. Si queremos ahorrar tiempo de cocción, también se pondrían a remojo las habas, pero mi abuela es una mujer de armas tomar y no se anda con esas finuras. Ella echa las habas tal cual, a lo bruto, así que en su casa el caldo se empieza a hacer a las 9 de la mañana, como no pone las habas a remojo la mujer le pone horas al asunto.

Se pone al fuego una olla grande con agua. En toda casa gallega que se precie todo el mundo tiene lo que llamamos la pota del caldo, y que viene a ser una olla tamaño industrial (muy grande) porque aquí el caldo, cuando se hace, se hace para que dure dos o tres días. Se ponen en frío en la olla las habas y el unto y se dejan hervir un buen rato, como una hora aproximadamente. Luego se añade la carne y dejamos cocer todo junto un mínimo de hora y media o dos horas.

Cuando la carne esté bien cocida, es decir, que se pinche bien con el tenedor o que incluso se deshaga un poquillo, la sacamos y la reservamos.

A continuación añadiremos las patatas que tendremos ya peladas y picadas en trozos. Esperamos unos quince minutos y a continuación se le añade la verdura que ya tenemos lavada. Como ya dije, lo más típico son las navizas o los grelos pero el caldo de repollo también está muy rico.

Se deja hervir todo junto un rato, como media hora o hasta que la verdura ya esté blandita y a continuación se vuelve a echar la carne en la olla durante 10 ó 15 minutos para calentarla. Durante la cocción habría que comprobar qué tal está de sal, normalmente no hay que añadir más porque la carne ya le da su puntillo.

Se apaga el fuego y se deja reposar unos minutos antes de servir.

Una peculiaridad que tiene el caldo gallego es que está más rico al día siguiente que el propio día que se hace. Ya os dije que normalmente se hace caldo suficiente para que dure para dos o tres días.

Y ahora un poco de historia: durante los años de la república, la guerra y la post guerra, Galicia era una zona muy pobre. La mayor parte de la población eran labradores y sobrevivían a base de lo que ellos mismos producían y poco más. El único dinero que había en casa se obtenía de la venta de huevos, un ternero… por eso nunca se comían huevos, se guardaban todos para venderlos, ni casi leche ya que se le daba toda al ternero para que engordara más y venderlo bien. Se mataba un cerdo al año y se empezaba a repartir: un trozo para el cura, otro para el maestro, otro para el médico… y lo poco que les sobraba después de tanto reparto se guardaba para hacer un día de fiesta. De vez en cuando venían los pescadores desde la costa con burros cargados de pescado, y ese día, si había dinero para comprarlo, o pan para cambiarlo, se comía pescado. Pero por lo demás en aquellos años la gente desayunaba caldo, comía caldo y cenaba caldo. Literalmente el caldo era la única comida que comían a diario. Y aún así, después de comer durante años y años sólo caldo, caldo todos los días y a todas horas… les sigue gustando!! Así que imaginaros lo rico que debe estar 😉

¿Alguien se anima a hacerlo? si es que si, ya me contaréis 🙂

 

You Might Also Like

38 Comments

  • Reply mamablogger1 20 noviembre, 2014 at 8:11

    Pues oye la receta es bastante sencilla, la verdad!!! Y seguro que el caldo sale buenísimo!!

    • Reply diasde48horas 20 noviembre, 2014 at 23:09

      La receta es facilísima… el único problema es el tiempo 🙂

  • Reply Sonia (la mamá de Álvaro) 20 noviembre, 2014 at 8:39

    No sabes la ilusión que me ha hecho verme hay nombrada en tu blog con tanto cariño, vamos q tengo q lagrimilla recolgona y todo. Muakkkk
    Gracias por compartir la receta, que son las navizas o los grelos? Y por aquí tampoco hay habas secas, que supongo q serán así por lo del remojo…
    Bueno haré una variante en mi súper cocina, pero lo haré!!!
    Aquí, donde tb eramos mas pobres q las ratas, yo creo q extramadura y galicia se parecen mucho, también solo se comia una cosa día tras día: potaje de garbanzos.
    Un beso enorme, compañera 😉

    • Reply diasde48horas 20 noviembre, 2014 at 23:14

      Ains, no llores mujer, que si no no te menciono más ;P
      Las navizas son una verdura típica gallega, pero tipiquísima y que acabo de buscar en internet a ver cómo se dice en castellado y parece ser que es la colza!! Pero eso suena fatal ¿no? qué yuyu… es la planta del nabo. Los grelos, son unos brotes que echa esta planta antes de florar.
      Las habas secas me parece rarísimo que no las haya! Ahí en Extremadura no hacéis fabada ¿o qué? jejeje
      Si, tienes razón, Extremadura y Galicia se parecían muchísimo y eran zonas muy pobres… de hecho yo creo que somos los que más hemos emigrado…
      Un besazo, compañera!!

  • Reply pequeboom 20 noviembre, 2014 at 8:40

    Esto hay que probarlo!!!!!

    • Reply diasde48horas 20 noviembre, 2014 at 23:14

      Es un vicio, si lo pruebas tu vida no volverá a ser la misma 😉

  • Reply Una mamá muy feliz 20 noviembre, 2014 at 9:28

    Ummmmmmm tiene que estar riquísimo y más con este tiempo.

    Me ha encantado la parte de historia, ya sabes, a quí en Andalucía también se comían los codos de hambre en aquel tiempo y tiraban mucho de lo poco que sembraban y les quedaba sin vender, lo peor vamos y este tipo de caldos un día y otro…

    Soniaaaaaaaaaaaa dale fuerte al extractor, que tanto hervir en tu cocina nueva!!!!jejejejej

    • Reply diasde48horas 20 noviembre, 2014 at 23:15

      Me alegra que te haya gustado… la receta de caldo se prestaba mucho para contar la historia completa y lo del caldo a diario 🙂
      Jajjaja, eso Sonia, ya puedes poner un buen extractor!

    • Reply Sonia (la mamá de Álvaro) 23 noviembre, 2014 at 0:59

      Ajjajajajajaj, calla, calla q extractor no me cabe 🙁

  • Reply Segundos Pasos 20 noviembre, 2014 at 9:58

    aysss ya hace fresco… ua apetece un buen cocido!!!

    • Reply diasde48horas 20 noviembre, 2014 at 23:16

      En este tiempo este tipo de comidas se agradecen muchísimo!!

  • Reply UnÚteroParaMiAlien 20 noviembre, 2014 at 10:43

    Aaaayssss…. Caldito rico! No te imaginas las ganas que tengo de uno, pero en Barcelona es complicado encontrarlo todo.

    • Reply diasde48horas 20 noviembre, 2014 at 23:17

      Rico, rico… supongo que sí, sobre todo el unto debe ser bastante difícil de encontrar fuera de Galicia 🙂

  • Reply Mo 20 noviembre, 2014 at 11:25

    Yo no saco tiempo ni para un caldo normalito… 🙁 Este tiene que estar espectacular!
    Muas!

    • Reply diasde48horas 20 noviembre, 2014 at 23:19

      Está de muerte!! Tienes que probarlo, aunque sea de restaurante 😉
      Besos!!

  • Reply Madreyautonoma 20 noviembre, 2014 at 11:28

    Jajajaja, me has leído la mente. Acabo de comprar un manojo de grelos y unas habas para hacer un caldo por la noche (y tomarlo mañana que es cuando mejor está) . El caldo y el cocido son mis platos favoritos desde que era pequeña, es lo mejor del invierno!

    • Reply diasde48horas 20 noviembre, 2014 at 23:20

      Jajajaja, pues yo lo he comido hoy a mediodía y seguramente lo coma mañana otra vez! jajaja
      Ya nos contarás que tal te queda 😉

  • Reply nosoyunadramamama 20 noviembre, 2014 at 13:48

    No hay cosa que más me guste que un buen caldo o un buen potaje o fabada,jajaja…. Ya me está apeteciendo hacer la receta!

    • Reply diasde48horas 20 noviembre, 2014 at 23:21

      Ay, no me hables de fabada que me da hambre… Yo es que soy mucho de cuchara jejeje

  • Reply másqueelprimerdía 20 noviembre, 2014 at 13:54

    Amor incondicional por el caldo de mis abuelos 🙂 qué buenísimo está!!!

    Me ha hecho gracia lo de la pota del cocido, es que es tal cual!! Y sí dura para el día q se hace y para tres más, mi abuela reparte entre mis padres, mis tios, mis primos, para quedarse ellos y para nosotros… Increíble sus dimensiones jajaja

    un besito!

    • Reply diasde48horas 20 noviembre, 2014 at 23:22

      Pues ahora que estás de vuelta, ya estás tardando en disfrutar de un buen caldo jejej
      Besos!!

  • Reply entremishoras 20 noviembre, 2014 at 14:23

    Mmmm buenísimo el caldo gallego! Ya te dije que este año comí en agosto y apetecía porque la verdad es que pillamos unos días de frío y lluvia que tela. La familia de mi marido lo hacen con berza si no me equivoco y en la cocina económica y está de miedo!!!! Ah yo también hago caldo (normal) con olla industrial, 10 litros de agua y al congelador en raciones, así siempre estoy lista para preparar sopa!

    • Reply diasde48horas 20 noviembre, 2014 at 23:24

      Está riquísimo! En mi casa se hace igual en verano… con diferencia de tiempo que tenemos poco se nota ¿no? jejeje

  • Reply mamapuede 20 noviembre, 2014 at 16:18

    Pues nada que la haga Sonia y nos invite a comer, yo paso de hacerla 😂😂😂, si no conozco la mitad de los ingredientes!

    • Reply diasde48horas 20 noviembre, 2014 at 23:24

      Jajajaja, eso, y así estrena la cocina nueva 😀 😀

  • Reply Gen 20 noviembre, 2014 at 21:05

    Oye, si me preparas un caldo así yo también me apunto a desayunar caldo, comer caldo y cenar caldo!! 🙂 Qué rico….y qué antojado! Gracias guapa!!

    • Reply diasde48horas 20 noviembre, 2014 at 23:25

      Jajajaja, no te creas ¿eh? que a mi me gusta el caldo, pero desayuno, comida y cena es demasiado para mí… aunque si quieres para tí te lo hago jejeje
      Besos!!

  • Reply creciendoconmicachorro 20 noviembre, 2014 at 22:02

    siiii me encanta!!! es riquísimo!!! madre mía cuantos años que no lo tomo, tendré que hablar con mu abuela jaja que me traga un poquito cuando venga de esos lares 😉

    • Reply diasde48horas 20 noviembre, 2014 at 23:26

      jajaja, la abuela que vaya con el tuper jejeje

  • Reply anigv 20 noviembre, 2014 at 22:37

    Qué rico nuestro caldito!!! Y qué bueno que hayas dado la receta!! Mi padre también le echa carne de ternera. Y los chorizos de Lalín, claro, jeje. Un besazo súper cocinera!

    • Reply diasde48horas 20 noviembre, 2014 at 23:28

      El caldo con chorizos de Lalín está el doble de rico! Eso está probado, demostradísimo jejeje
      Besos guapa!!

  • Reply Explorando el mapa: turismo gastronómico en Alemania | días de 48 horas 21 noviembre, 2014 at 8:05

    […] dando cuenta de que parece que estoy de jornadas gastronómicas en el blog 😀 😀 :D… Ayer caldo gallego, hoy codillo… nota mental: no volver a escribir posts con el estómago vacío […]

  • Reply Pasuco a Pasuco 21 noviembre, 2014 at 9:33

    Se me hace la boca agua!! Mira que te leí el post ayer desayunando y ya me entró ganas de comerlo, pero no tuve tiempo para comentar y ahora que vengo a leer el post de hoy me vuelve a entrar antojo!!
    Yo el caldo gallego sólo lo como cuando vamos a ver a la familia del contrario, en la zona del Bierzo. Su tía lo hace en una de esas optas industriales que dices y me pongo… que casi no me entra ni el chándal

    • Reply diasde48horas 24 noviembre, 2014 at 18:49

      jajajaja, hay que desabrocharse el cinturón del pantalón jejejeje. Me has recordado a un amigo mío que decía que tenía un pantalón especial para ir a comer churrasco 😀 😀

  • Reply Mama Puñetera 21 noviembre, 2014 at 10:20

    No lo he probado nunca, y tampoco soy mucho de pucheros, pero este sin duda merecería la pena catarlo. Lo de atreverme a hacerlo ya es otra cosa, lo dejo para cuando se tercie alguna visita por tierras gallegas, jejeje
    Besos!

    • Reply diasde48horas 24 noviembre, 2014 at 18:56

      Si vienes a Galicia sería un pecado no probarlo. Eso y el pulpo á feira, el churrasco, empanada, marisquito… tantas cosas ricas… no sé como no estoy como una bola, la verdad 😉
      Besos!!

  • Reply La agenda de mamá 31 diciembre, 2014 at 10:03

    Tomo nota! que es algo que todos creemos que sabemos hacer y luego pasa como con la paella y el cocido madrileño, que todo parecido es pura casualidad XD

  • Leave a Reply