Maternidad

Problemas con la lactacia: las pezoneras

28 enero, 2016

Durante mi primera lactancia, con Redondo, nos encontramos con varios problemas: grietas, crisis, huelgas… pero sobre todo, el principal problema que tuvimos y el que más quebraderos de cabeza nos dio fue su reflujo. Con tres meses le diagnosticaron reflujo gastroesofágico severo, el niño vomitaba tanto que dejó de ganar peso, en algún momento incluso llegó a perder.

Esta segunda vez, gracias a dios, la cosa está siendo mucho más fácil… sí hemos tenido crisis de lactancia, pero mucho más leves que la otra vez, por lo demás todo está yendo rodado. Pero a pesar de que todo nos ha salido a pedir de boca, los inicios sí que fueron durillos… bueno, muy duros, para qué nos vamos a engañar.

TRex nació mucho más espabilado que Redondo, se despertaba perfectamente para comer día y noche. Dormía bien, pero se despertaba para comer y comía bien. El caso es que no sé por qué, no sé si fue la voracidad de mi niño, un mal agarre o el qué pero me salieron unas grietas de campeonato. Miento, no eran grietas, era el Gran Cañón del Colorado cruzando cada pezón. Era horrible, de Redondo había tenido grietas y me habían dolido, pero esta vez fue una tortura china… y no sólo al principio de la toma, era un dolor continuo. Y luego, entre tomas, el mínimo roce con la ropa me hacía ver las estrellas, estuve fatal. Una noche, al segundo o tercer día de estar en casa, TRex se atragantó mientras comía y vomitó la leche… pero no era leche, lo que vomitó era todo sangre. Después del susto inicial y pensando con frialdad (bueno, Hombre Tranquilo pensó con frialdad, yo estaba frenética) llegamos a la conclusión lógica de que la sangre era mía, no era de TRex. Y efectivamente fue así, me saqué la leche con el sacaleches y la grieta no dejaba de sangrar en ningún momento y salía muchísima… todo muy gore.

Ante este panorama la matrona me sugirió que utilizara una pezonera en las tomas para darle un descanso al pecho y que sanara lo antes posible. Y entre lo que me dijo ella y la cara de angustia de Hombre Tranquilo, que no aguantaba verme así y me rogaba que le hiciese caso pues les hice caso y empezamos a usar pezonera en las tomas. Y menos mal que lo hice, el alivio fue inmediato. Me seguía doliendo pero muchísimo menos, ahora era un dolor muy fuerte durante el enganche y el principio de la toma pero luego iba a menos y pasaba a ser algo perfectamente soportable.

En cuestión de una semana o diez días las grietas acabaron por desaparecer y con ellas el dolor, pero mi intención era seguir utilizando la pezonera unos días más para que no me volviesen a salir… y los días se convirtieron en semanas y las semanas en meses… y aquí seguimos con la pezonera todavía. Y la culpa es única y exclusivamente mía ¿eh? que la sigo utilizando por pereza, que conste. Tendría que irla sacando poco a poco, pero estamos tan bien así que la pereza me puede. TRex ha hecho tomas sin ella, alguna vez que no la tenía a mano, pero en general la usamos casi siempre. No es un problema para mi… aunque algo incómodo sí que es, lo reconozco, lavarla después de cada toma, esterilizarla de vez en cuando (muy de vez en cuando, si soy sincera), pero todo se queda ahí.

La nuestra es de la marca medela y en general mi opinión es positiva, preferiría que no hubise sido necesaria, pero reconozco que empezar a usarla fue un gran alivio, me ayudó muchísimo cuando el dolor de las grietas era casi insoportable.

¿Alguien más ha usado pezonera para dar el pecho? ¿cuál es vuestra opinión?

You Might Also Like

17 Comments

  • Reply mamapuede 28 enero, 2016 at 6:11

    Lo ideal es que la dejases de usar pero principalmente por tu comodidad, pero vamos que si así estáis bien…

    Yo las usé con Gonzalo, nada más nacer se me hicieron muchísimas gritas y me dolía muchísimo y sangraba, así que me las dieron en el hospital al día siguiente de nacer, me dieron de medela y la verdad es que rápidamente mejore y me la quite en un par de días

  • Reply Una mamá muy feliz 28 enero, 2016 at 9:34

    Yo también la usé un día, pero no me apañaba, así que dejé de usarla y estuve unos días con las grietas pero luego muy bien.
    Lo ideal es que las hubieras dejado al principio, en unos días, dicen que puede interferir en la lactancia, pero a estas alturas, si los dos lo lleváis bien…
    Normalmente las grietas aparecen por la postura que produce un mal agarre y porque la zona no está acostumbrada a este trajín jejejeje
    Me alegro que pusieras de tu parte para tener una feliz lactancia 😉

  • Reply No sin mis patucos 28 enero, 2016 at 10:07

    Yo nunca he usado pezoneras. Tuve grietas, pero vamos yo creo que lo normal de los primeros días y con el purelan se me quitaron rápido. Pero oye que si te apañas mejor con ellas yo creo que tampoco pasa nada no??, el caso es que el peque siga mamando.
    Un besote.

  • Reply Mamifutura 28 enero, 2016 at 10:09

    Yo las necesite durante 5 meses porque de lo contrario Bebé Fúturo no sabía comerciales. Luego un día fue él quien no las quiso… Pero por mí misma no la pude quitar.

  • Reply Mamifutura 28 enero, 2016 at 10:10

    Ah, por cierto. Descubrí que mi talla no es la mediana con el tiempo y mucho mejor 😂

  • Reply srajumbo 28 enero, 2016 at 10:41

    Uy que susto, menos mal que no era nada, solo una confusión. Yo no las usé porque la verdad es que no me hizo falta, pero tengo amigas que las han usado cuando han tenido heridas, para que se curasen mientras el bebé mamaba y una vez curado, las han dejado de usar. El problema es que las uses todo el tiempo, meses y meses, porque se acostumbran pero para reparar grietas o para mejorar agarre o momentos puntuales, me parecen un buen invento.

  • Reply Madre Agua 28 enero, 2016 at 11:02

    Yo compré las de medela por si acaso pero la verdad es que no me hicieron falta porque no he tenido grietas ninguna de las dos veces. La primera vez se me pusieron algo sensibles, pero ya está y la segunda vez como los pobres pezones no han descansado pues ni se han inmutado 😉

  • Reply nosoyunadramamama 28 enero, 2016 at 11:10

    Yo las usé prácticamente toda la lactancia del tercero (que fueron 5 meses) pero si me las quitaba, me dolía! Yo no tuve grietas, pero si una mastitis subaguda (se obstruyen los conductos por donde sale la leche) y no sé porqué, me dolía menos con la pezonera… ASí que si lo prefieres, sigue con ella!

  • Reply Una mama mas 28 enero, 2016 at 14:16

    Yo las use, y para mí ayudaron mucho! Incluso no entiendo la mala fama que se le hace a las pobres! Una pereza lo de lavarlas y eso… Nosotros terminamos comprando muchos pares, en nuestro caso fueron las Nuk (los amigos de Nuk se forraron conmigo ese mes que las use!)… Y al poco tiempo por pereza de lavarlas y eso las deje de usar. Además porque no las necesitaba ya!

  • Reply mama y la tribu 28 enero, 2016 at 16:17

    Yo las utilice al principio pero enseguida las quite. Yo conozco mamás que las han utilizado durante toda su lactancia y sin problemas. Yo creo que no deberías preocuparte y pensar en tu comodidad y la del peque. Opino que hay que hacer lo que te funcione y te haga sentir bien. Un abrazo.

  • Reply Mamá Pata 28 enero, 2016 at 20:44

    Yo también las usé al principio por lo mismo que tu, de la fricción se me hicieron grietas, no muy grandes pero si dolorosas. Así que nada más salir del hospital las compré, las use hasta que las heridas se curaron y las dejé de usar. Para mi eran un rollo por tener que limpiarlas y esas cosas, pero vamos, que si tu estas contenta usándolas a lo tuyo, jeje!

  • Reply Madre y Blogger 28 enero, 2016 at 23:14

    Mientras TRex y tu estéis bien y no te resulte incómodo, no te preocupes por seguir usándolas! Está claro que no ha interferido con la lactancia de TRex, así que si te sientes más a gusto con ella puesta, es todo lo que importa. Un besito

  • Reply mamaymaestraentierradenadie 29 enero, 2016 at 22:23

    Yo los dos meses k le di pecho fue el mejor inventó!!! Porque mi hijo no se enganchaba tengo l pezon muy pequeño o no se en fin genial genial!!!
    Pero se me fue el pecho en fin…
    Las mias también son de medela.

  • Reply Lai - Asi piensa mamá 2 febrero, 2016 at 14:24

    yo use pezoneras con la mayor, mientras las grietas sangraban, después fui alternando una toma si y otra no, hasta que la pude dejar de usar. La segunda tuvo un agarre tan fácil que ni pezoneras ni nada, ella había nacido sabiendo porque no hice nada distinto pero ni grietas ni nada…

  • Reply Planeando ser padres 5 febrero, 2016 at 18:26

    Yo las tuve que usar casi los 3 primeros meses, porque si las retiraba volvía ese dolor insoportable. Lo que hacía era ponérmelas al principio de la toma, cuando chupan más fuerte, y las retiraba hacia el final, para ir acostumbrándome poco a poco al dolor. A los 3 meses (que a mucha gente ya le parecía una aberración) las dejé para siempre y nunca he vuelto a recaer.

    • Reply diasde48horas 8 febrero, 2016 at 19:14

      uff, es que para mí fueron un auténtico alivio, sin ellas el dodor era insoportable. Ahora, la verdad es que en alguna toma ya no me la pongo, y si él no protesta pues sigo así. Si protesta, pues me la pongo y listo, tampoco hay tanto problema ¿no?

  • Reply Cerrando Etapas | días de 48 horas 25 abril, 2017 at 5:29

    […] que la primera vez hubo varias crisis (hablé de ellas aquí y aquí), y que la segunda tuvo unos comienzos muy difíciles, pero me quedo con todos los buenos momentos que nos da dado… y me da muchísima lástima que […]

  • Leave a Reply