Uncategorized

Nuestro primer percance con la comida

8 mayo, 2014

Hoy tenía pensado escribir sobre mi caja nonabox del mes de abril, pero en vista de los acontecimientos he decidido posponerlo hasta mañana. Hoy tengo cosas más urgentes sobre las que consultar a la blogosfera maternal/paternal.

Hasta ayer, se me hinchaba el pecho hablando acerca de lo bien que comía el Redondo. Pero ya se ha encargado el destino de ponerme en mi lugar. Ya comenté anteriormente que desde hace un tiempo quiere comer él sólo, sin ayuda, y claro, él coge lo que más le gusta. El resto se lo tenía que ir metiendo yo en la boca así como quien no quiere la cosa, medio al despiste mientras él seguía a lo suyo cogiendo lo que fuera que le gustase más.

Pues resulta que ayer por primera vez tuvimos numerito a la hora de comer… bueno, no fue un numerito, pero se negó a comer. Tenía un trozo de conejo con repollo, zanahorias y patatas fritas. Yo ya sabía de antemano que él se iba a comer directamente las patatas y que tendría que ir metiéndole el conejo y las verduras a escondidas. Sin embargo no fue así, el empezó a comerse las patatas pero no me dejaba meterle absolutamente ningún bocado. Empezó a meterse patatas en la boca y tragaba una y ya metía la siguiente… si yo me acercaba con el tenedor me apartaba la mano de un manotazo. Yo le iba diciendo “Redondo, cariño, te vas a acabar las patatas y luego te tienes que comer la carne sola” pero él no se daba cuenta de nada.

Total, que cuando se acabó las patatas y no le serví más, se cabreó. Yo le ofrecía la carne y las verduras pero no quería comer nada más, sólo patatas. Tenía el plato lleno de comida pero no le servía. Protestó un poco, pero cuando comprendío que no le iba a servir más patatas, se quedó tranquilo. Como no quería comer más lo bajé de su trona y estuvo un rato jugando por allí pero enseguida volvió a mi lado. Lo senté en mis rodillas y le puse Dibo en mi móvil a ver si así se entretenía un poco y se acababa la comida, pero nada. Dibo sí, pero comida no.

Lo peor de todo esto no es que el niño no comiera, tiene reservas, no pasa nada porque un día coma menos. Lo peor de todo esto son las dichosas abuelas. ¿Que a qué viene esto a cuento? pues viene a cuento de que como llegamos a casa a comer a las 13:45 y nos tenemos que marchar otra vez para el trabajo a las 14:45 pues no me daría tiempo de hacer la comida para todos y comer así que a mediodía comemos en casa de mis padres. Normalmente estamos bien, pero en días como hoy me dan ganas de arrancarle la cabeza a alguien (cuando digo alquien entiéndase mi madre). Este era el percal:

Mi madre: Pobriño, si sólo quiere patatas…

Yo: Mamá, no puede comer siempre patatas, tiene que comer de todo… tiene más comida en el plato

Mi madre: Tú tambien cómo eres. Ven conmigo Redondo que ta abuela una patata

Yo: Mamá!! Que no le des más patatas al niño!!

Mi madre: ¿Quieres un trozo de rosca Redondo?

Yo: Mamá!! Que no le des rosca al niño, hombre ya!!

Mi madre: Y serás capaz de llevarte al niño con hambre a la guardería

Yo (en vistas de que Redondo estaba tan tranquilo jugando por allí): No tiene hambre y además ya le dan la merienda ahora…

Al final, nos marchamos para la guarde con el niño sin comer casi (sólo las patatas) y yo con la cabeza caliente de oír a mi madre. Así que mamás y papás que me leéis, os pido consejo. ¿Creéis que actué bien en esta situación? ¿debería haberle dejado comer sólo patatas fritas? ¿qué debo hacer ante estas situaciones? ¿qué hago con mi madre? Muchas preguntas planteo hoy…

Me gustaría conocer vuestras experiencias con este tema y oír vuestros consejos. Muchas gracias!!

You Might Also Like

34 Comments

  • Reply anigv 8 mayo, 2014 at 8:34

    Yo no puedo darte ningún consejo, pero creo que has hecho muy bien al no ceder ante Redondo, seguro q no es fácil. Y con respecto a tu madre…paciencia, las abuelas son así 😉 De todas formas seguro q acaba entendiendo que los que tenéis que decidir sois Hombre Tranquilo y tú. Bicos!!

    • Reply diasde48horas 8 mayo, 2014 at 12:40

      Es que él se quería comer sólo un plato de patas fritas… la verdad es que si hubieran sido judías, garbanzos o cualquier verdura seguramente le hubiera dejado sin darle mayor importancia al asunto… pero es que no sé que me dá dejarle comer sólo patatas fritas… un plato lleno de patatas fritas… ufff
      Con mi madre (y con la otra abuela también, pero la veo algo menos) nescesito kilos de paciencia…
      Bicos!

  • Reply sonia bs (la mamá de Álvaro) 8 mayo, 2014 at 9:36

    A ver… En cuanto a las abuelas… Ellas son asi, no nos ponen d mala leche con maldad, simplemente cuando las hicieron pues les dijeron ” vosotras a consentir a vuestros nietos, q educar, ya habeis educado”.
    El percance se quedarà en eso, en un percance y Redondo comerà bien hoy o mañana, quizas le pasara algo en la guarde, o no tenia ganas d

  • Reply sonia bs 8 mayo, 2014 at 9:41

    o no tenía ganas de comer…
    En cuanto a si has hecho bien o no, eso lo tienes que saber tu, dependerá de la manera que quieras educar a Redondo, digo yo. Yo no hubiera actuado así, porque yo tampoco me como todo lo del plato, solo lo que me gusta y porque soy una madre muy floja… asi que en este sentido que comenten las demás porque yo soy un poco “abuela”.
    besitos, guapa

    • Reply diasde48horas 8 mayo, 2014 at 12:44

      Espero que sí, que se quede en un percance. Espero que vuelva a comer de maravilla, como hacía hasta ahora, sino me va a dar algo…
      A ver, tampoco me entiendas mal, Redondo habitualmente tampoco se como todo lo del plato, él tiene sus preferencias, como todos, y come lo que más le gusta. Entre bocado y bocado yo le voy ofreciendo algo del resto y normalmente se lo come también. Pero es que ayer no se comió nada, sólo patatas… bueno, veremos como sigue.
      Por cierto, me ha encantado eso de que eres un poco “abuela” jajajaja
      Un beso!

  • Reply Virginia 8 mayo, 2014 at 10:11

    Es complicado, no sé qué decirte. EStoy segura de que me pasará y leeré tu solución pero por ahora…sé lo que es luchar con abuelas a diario!!! son así, pero si no se reservan los antojos para el fin de semana…tienen que ayudar y no entorpecer la educación. Eso lo tengo claro, porque les pueden consentir un día a la semana pero si es diario….nanai!!
    ánimo, estoy segura de que lo solucionas (y luego me pasas el truco)

    • Reply diasde48horas 8 mayo, 2014 at 12:48

      Mírala que lista ella! Esperando a que te de yo la solución jajaja (bueno, yo no puedo decir nada porque también estoy esperando a que me den otros la solución jeje)
      Lo de las abuelas, coincido mucho contigo. A mis padres los ve a diario y entiendo que ellos no lo pueden malcriar tanto porque es todos los días. Sin embargo, a la otra abuela que la ve sólo un día, pues no me importaría porque eso, es sólo un día. Pero bueno, este no es el caso, la otra abuela es el polo opuesto, me tiene frita con otras cosas, pero no con la comida y los caprichos… es un caso de mención a parte jejeje
      Un beso!

  • Reply Mo 8 mayo, 2014 at 12:08

    Pues me parece que poco te puedo ayudar. Me explico… A ver, a pesar de que algún día me puedo poner algo más farruca e insistir para que Peque se coma algo del plato, a groso modo, no soy para nada de obligar con la comida. Intento que pruebe las cosas, porque muchas veces es cabezonería porque no le entra por los ojos, así que para la próxima intento hacerlo más apetecible, de otro modo…También tengo comprobado que hay rachas en las que no le apetece nada comer algo concreto y después vuelve a aceptarlo. Otra cosa es darle dulces o chuches si no ha comido, eso sí que no lo hago. Si no come bien el plato principal pues algo de fruta de postre y listos. Yo creo que en mi caso es casi al revés, que mi suegra necesita que el niño coma para estar tranquila y yo prefiero enfocarlo de otra manera…
    Muas!

    • Reply diasde48horas 8 mayo, 2014 at 12:54

      No,si yo no le obliqué. Lo ofrecí unas cuantas veces y como no quiso pues no le dí. Pero tampoco le dí más patatas… no se si actué bien. Igual lo hice peor, dándole importancia al tema… no se. En cuanto al postre, a Redondo los dulces no le gustan mucho, así que no tenemos ese problema. Lo que más le gusta de todo son las patatas y el plátano.
      Un beso!

      • Reply Mo 12 mayo, 2014 at 12:17

        Ok, pensaba que lo que te preocupaba era que no comiese carne. No sé, la verdad es que también depende de cómo te pille el momento (almenos ocurre así en mi caso). Pero vaya, no me preocuparía mucho, que se nota que tu niño es de buen comer, y eso es una suerte de las gordas!! 🙂

  • Reply Marmes 8 mayo, 2014 at 12:43

    Ay, los abuel@s, ellos en el fondo lo hacen con toda su buena intención…

    Yo creo que hiciste bien, al menos yo intento actuar así (aunque a veces pierda un poco la paciencia). Creo recordar que es lo que leí en el libro de Carlos González “Mi niño no me come”. Si después de un tiempo prudencial no quiere seguir comiendo su comida se le retira sin discusiones y sobre todo sin hacer una pelea del momento de la comida. A veces no tienen más apetito por cualquier motivo o le cogen manía a algún alimento… Yo intento no obligarle nunca y tampoco le doy chuches ni dulces para compensar. Ya comerá más en la siguiente comida o al día siguiente. La verdad es que a mi me funciona, Gordito hay días que come peor pero nunca es nada preocupante. Va por rachas. Aunque es fácil de decir y algún día me han dado ganas de abrirle la boca y meterle la cuchara, pero creo que no es la solución.

    Ya nos contarás que tal.
    Un beso!!

    • Reply diasde48horas 8 mayo, 2014 at 13:01

      Yo soy fan total de los libros de Carlos González, pero este que comentas nunca pensé en comprármelo porque mi niño SÍ me comía. Pero mira, me dejas más tranquila, porque lo que comentas fue justo lo que hice. Una vez que se acabó las patatas que tenía en el plato le fui ofreciendo el resto de vez en cuando, pero cuando vi claro que no iba a querer comer le saqué el plato y listo. No hubo dramas, no le reñí, luego estuvimos jugando un rato… lo único que hice fue no ceder y no servirle más patatas. A él no le gustó mucho, porque quería más, pero se le pasó enseguida.
      De todas formas, espero que no se repita muchas veces…
      Un beso y gracias por dejarme más tranquila!

  • Reply yademasmama 8 mayo, 2014 at 14:42

    Ay, yo estoy en las mismas. El gordo come primero lo que quiere (zanahorias) y lo demás lo deja y me pide más a limpio grito. Y siempre cedo para no tardar más de una hora en cenar, porque me desespero. He aprendido que tengo que darle lo que no le gusta primero (sin que vea que hay otra cosa) y después el resto. Yo tengo esa batalla con el pescado, siempre prefiere jamón de york. Lo cierto es que acabo cediendo para no pelear, pero te entiendo, a mí tambiéne preocupa el tema (no porque se quede de hambre, sino por educarle) Mi mayor batalla es ahora que no tire la comida que no le gusta al suelo.

    • Reply diasde48horas 8 mayo, 2014 at 15:04

      Redondo también hace lo de tirar la comida al duelo, pero aquí tenemos más suerte. Él primero come y ya cuando no tiene más hambre empieza a jugar con la comida y a tirarla así que sacándole el plato de delante asunto resuelto.
      Pues nada, hija, a seguir luchando con ellos, es lo que nos queda…

  • Reply Mamá Pata 8 mayo, 2014 at 15:29

    Ay amiga, por los comentarios veo que estamos unas cuantas igual que tu. La patita también selecciona lo que quiere comer, y lo que no quiere no intentes dárselo a escondidas porque entonces deja de comer lo que sea que estuviera comiendo. Yo creo que has hecho bien, más que nada porque es lo que hago yo 😉 Tu misma dices que si lo que se come son solo unas lentejas no le daría la misma importancia, pues piensa que comer solo patas un día es mas o menos lo mismo. Si ves que siempre quiere solo patatas deja de ofrecérselas en alguna comida para que se coma lo siguiente que más le guste, jeje.
    Y de las abuelas nada que comentar, mi madre esta todo el día diciendo que la patita no come, otra vez con la teta, luego no va a tener hambre, tráemela que coma conmigo, bla bla bla. Y luego todas las tardes le da chocolate… ains!

    • Reply diasde48horas 8 mayo, 2014 at 18:52

      Bueno, la verdad es que sí estamos unas cuantas dándole vueltas a lo mismo. Si, porque ayer se comiera sólo patatas no pasa nada, el miedo que tengo es que lo quiera convertir en una costumbre… espero que no. Hoy tenía pasta con pollo y se lo comió muy bien, pero claro, es que le gusta mucho (se parece a su madre en eso jejeje).
      Uy, si, yo también tengo vida penada con mi madre y el chocolate… qué cruz!

  • Reply Futura Mamá 8 mayo, 2014 at 15:41

    No te puedo hablar de mi experiencia propia, pero sí de la que vivo con mi madre y su nieto (mi sobrino). Bueno, mejor no la retransmito que me da vergüenza ajena.

    Por la parte que dices, yo no iría de nuevo a casa de mi madre a comer. Es muy insistente y le encanta mimar a mi sobrino.

    Bueno, uffff, me da mucho coraje todo.

    • Reply diasde48horas 8 mayo, 2014 at 18:54

      Bueno, que no te de vergënza mujer, ya sabemos hay abuelas que son para darles de comer aparte… y creo que las que me han tocado en suerte entran en esta categoría.
      Yo me pillo unos cabreos de vez en cuando…

  • Reply Una sonrisa para mamá 8 mayo, 2014 at 17:11

    uff, no soy la más adecuada para dar consejos sobre comida, todavía no he conseguido que Iris coma trocitos. Lo de las abuelas ya se sabe como son, son todas igual ;-), paciencia y explicarles las cosas las veces que haga falta. Bss!

    • Reply diasde48horas 8 mayo, 2014 at 18:56

      Es que hay niños que son muy suyos para comer… yo hasta ahora estaba la mar de feliz con el mío 🙂
      Paciencia necesito mucha, pero mucha, mucha…
      Un beso!

  • Reply Un Papá en Prácticas 8 mayo, 2014 at 17:18

    No te puedo aconsejas, porque no he llegado a ese punto, pero igual es un día puntual. O se convierte en una tónica diaria. Pero creo que lo importante es que no lo acabéis convirtiendo en un conflicto.
    Y las abuelas…ay, las abuelas. Están hechas para consentir. Mi abuela llevaba a sus hijos tiesos. Y a los nietos los lleva en bandeja de plata. No se lo tengas en cuenta 😉

    • Reply diasde48horas 8 mayo, 2014 at 19:00

      Espero que sólo haya sido eso, un caso aislado, puntual. Lo espero de verdad, porque cada vez que pienso en la niña de mi prima que come fatal (pero fatal) me tiemblan las canillas…
      Yo ayer tuve mucho cuidado de no reñirle ni enfadarme (con él, con mi madre sí me enfadé) precisamente por eso, no quería darle importancia y que él viera un conflicto o un problema.
      Eso que comentas es tan mítico, a mi no me gusta la clara del huevo y aún recuerdo la de veces que mi madre me la hizo comer en medio de un mar de lágrimas. Sin embargo ahora con el nieto… en fin, no coments…

  • Reply Gentzane 8 mayo, 2014 at 18:42

    Lo de las abuelas creo que no tiene remedio. Mi madre lo pasó bastante mal con mi abuela, porque era de ordeno y mando…así que ahora mi madre es muy flexible conmigo e intenta no meterse mucho; sabe lo mal que se pasa. Pero a veces le sale la vena abuela-consentidora y aunque le digo que no le de galletas al niño, se las da…y yo me tengo que tragar las palabras y aguantarme. En eso no te puedo decir nada más.
    En tu postura…me parece que actuaste bien porque no te quedaron muchas alternativas. Tampoco te ibas a poner a meterle la comida a la fuerza, y si con las patatas al menos no iba con el estómago vacío, ni tan mal. Sé que por mucho que te diga, siempre te va a quedar la mosca detrás de la oreja ( es el instinto materno-psicópata! jejeje)
    Sería una cabezonería supongo. Aisss ánimo guapa!

    • Reply diasde48horas 8 mayo, 2014 at 19:03

      Claro, claro, precisamente lo que no quise hacer fue obligarle a comer algo que él no quería… Algo comió, enseguida le dieron la merienda en la guarde… y seamos sinceros, con lo bien que come habitualmente, por un día que coma mal no le va a pasar nada. Pero ese instinto materno-psicópata que comentas lo tenemos arraigado pero a base de bien jejeje
      Gracias por los ánimos!

  • Reply Patricia 8 mayo, 2014 at 23:17

    Como actúes en una situación así es muy personal y nadie puede decirte si haces bien o mal porque no hay una verdad universal. Yo seguramente le hubiera dado más patatas y ya hubiera intentado que comiera otra cosa otro día, que hay más días que longanizas, pero eso no quiere decir que sea una opción mejor.
    En cuanto a las abuelas, no puedo con esas cosas. Solo por llevarle la contraria a mi madre, hubiera actuado como tú. No soporto que se empeñen en seguir su criterio, pero es que yo no soy la mejor para dar consejos sobre familia, jejejeje.
    Yo creo que no debes darle más importancia.

    • Reply diasde48horas 8 mayo, 2014 at 23:47

      Mi madre es que me saca de mis casillas a veces.
      Gracias por tu comentario, ayer le pasó esto pero hoy por ejemplo ya ha comido de todo (igual que siempre). Como dices, hay más días que longanizas 😄

  • Reply matronaonline 9 mayo, 2014 at 11:55

    Creo que lo más conflictivo fue el contexto y no que Redondo no quisiera conejo y verduras… Si esto fuera a diario, sería preocupante, porque un niño, por mucho que se recomiendo no obligar a comer nada, si sólo comiera patatas (que ya sé que no es el caso) y se negara a comer cualquier tipo de fruta, verdura, pescado o carne, no tendría una alimentación equilibrada y sana.
    Si por mi fuera, sólo me alimentaría de tortillas de patata, pizzas y alguna que otra croqueta, pero sé que no es sano y como variado. Ellos esto aún no lo comprenden, así que hay que ofrecerles de todo. No es necesario que coma todos los tipos de carne y verduras del mundo, ofrécele los que más le gusten y deja las patatas para después, sin que sepa que están, para cuando haya comido ya de lo otro.
    Creo que se te sumó al agobio el que tu madre no te apoyara. En estas situaciones complicadas, mejor acompañarse de alguien que apoye tus decisiones y, si no es posible, mejor estar sola, porque si no es más fácil desesperarse.

    • Reply diasde48horas 9 mayo, 2014 at 15:23

      Has dado en el clavo. Yo el que el niño no quisiera la carne y las verduras lo llevé bastante bien, pero lo que me mató fue tener que oír la cantinela de mi madre.
      De todas formas tanto ayer como hoy ha comido de maravilla y de todo, así que supongo este percance fue algo puntual. Supongo, espero y deseo 😉

  • Reply BuggyMama 9 mayo, 2014 at 13:17

    Jo, es muy complicado! Hombre en tu caso ha sido una cosa puntual, así que no le daría excesiva importancia.
    Al bichito le pasa algo parecido (o igual): si le pongo primero una cosa que le gusta mucho lo otro ni lo prueba. Las patatas fritas son un buen ejemplo, si hay patatas fritas ya no queremos otra cosa. Yo le pongo unas cuantas y cuando termina le digo se han acabado y le ofrezco lo demás (o sea mas o menos como tu, aunque algún día peco y cedo). Hay días que toma de lo demás y otros que no, pero si no toma más tampoco lo considero como que se ha quedado con hambre… Que hubiera seguido comiendo patatas fritas? Pues si, pero a quien no le pasa que con alguns comidas (por ejemplo el chocolate) comerías y comerías aunque no tuvieras hambre? Pues creo que a ellos les pasa igual.
    Me encantan estos post guapa. Me veo muy reflejada y me sirven para coger ideas de cosas muy prácticas y que me pasan todos los días.

    Un beso!

    • Reply diasde48horas 9 mayo, 2014 at 15:29

      Gracias guapa! Me alegra que te haya gustado el post. Hoy teníamos otra vez patatas firtas, pero le he servido primero el pescado con tomates y pimientos, las patatas las hemos dejado donde él no las veía. Cuando ya se había comido más de la mitad le ofrecí patatas y se tomó unas cuantas pero aceptando bien el resto así que me he quedado contenta. Parece que sólo tuvo un día malo, y eso le pasa a cualquiera jeje.
      Al niño le gustan las patatas fritas y punto. Es lo que tu dices ¿quién no se come unas pastillas de chocolate, aun sin hambre?
      Un beso!

  • Reply Krisamant 10 mayo, 2014 at 0:25

    mmm a ver…. yo soy de las de no forzar a comer y que coman la cantidad que les apetezca. Si es sólo un día el que nada más que come patatas…. pues bien. Si ya son dos… pues igual no pondré patatas un tercer día…
    En cuanto tema abuelos… yo corto por la via rápida, pero tú has de hacer lo que te deje más tranquila contigo misma
    besoss

  • Reply mamaenbulgaria 14 mayo, 2014 at 21:24

    Ay desde que has cambiado a WordPress no me llegan las notificaciones de tus post!
    Yo creo que hiciste muy bien, pero eso ya lo sabes. Y ya te han dicho más arriba lo que te iba a decir yo…
    No te agobies! 🙂

    • Reply diasde48horas 15 mayo, 2014 at 8:22

      Gracias! La verdad es que ya está solucionado, fue sólo algo puntual, menos mal.
      Para que te lleguen las notificaciones creo que le tienes que dar de nuevo a seguir, pero con la dirección nueva.
      Besos!

  • Reply Redondo y las uñas | días de 48 horas 17 junio, 2014 at 11:47

    […] (y papás) blogueras/os a ver si alguien pude ayudarme con un problemilla que nos ha surgido. La otra vez nos salió bien la cosa haciendo un mix de todos los comentarios que me hicieron, a ver si ahora se […]

  • Leave a Reply