Maternidad

Natación para bebés

18 enero, 2016

Cuando empezó el curso, decidimos anotar a Redondo a piscina y fue un acierto total, le encanta. El día que vamos se despierta por la mañana y ya me dice “mamá, hoy voy a la piscina”, incluso alguna vez me ha dicho que no quería ir al cole, que quería ir directamente a la piscina jeje. El caso es que la piscina a la que va Redondo está bastante aislada, y el los 45 minutos que dura su clase no hay nada que hacer por allí, ni siquiera un supermercado para hacer la compra. Ante este panorama tenía dos opciones: anotarme yo a clase de pilates que también dan allí o bien anotar a TRex a clase de natación para bebés también a la misma hora. Opté por lo segundo.

A las tres o cuatro semanas de empezar Redondo, cuando ya vi que estaba completamente familiarizado con todo y que le encantaba fui a anotar a TRex, pero cual fue mi sorpresa cuando me dicen que están todas las plazas ocupadas… menuda decepción. Total, que el pobre se quedó en lista de espera pero yo sin demasiadas esperanzas de que nos llamaran… sería difícil que se diera alguien de baja a esas alturas.  Pero no, a las tres semanas o al mes, no recuerdo exactamente cuando, nos llamaron para decirnos que quedaba una plaza libre, si nos interesaba. Así que a la semana siguiente allá que nos fuimos los tres preparados para empezar.

Tengo que reconocer que es un poco aventura, yo sola con los dos niños… el primer día iba algo acojonada. Pero nada, fue todo perfecto, nos apañamos genial, a las mil maravillas. Llegamos 15 minutos antes de que empiece la clase y nos vamos al vestuario. Cambio a Redondo, me cambio yo y por último cambio a TRex, nos hacen buena falta los 15 minutos para cambiarnos todos y recoger las cosas. Luego Redondo se va a la piscina de los mayores y yo me voy con TRex a la piscina de bebés. Nosotros salimos 10 minutos antes de que se acabe la clase, así ya tengo a TRex cambiado y yo estoy a medias cuando llega Redondo. La verdad es que lo llevamos bien… bueno, lo llevamos bien cuando no hay ninguna señora que ocupa un banco completo y dos taquillas para ella y la nieta. Yo voy con dos niños (uno de ellos en la maxicosi) y sólo ocupo medio banco y una taquilla, pero en fin…

Bueno, al meollo de la cuestión ¿qué opinión tengo de las clases de natación para bebés? Inmejorable, anotar a TRex fue la mejor decisión que pude tomar. Al tercer día casi se me saltan las lágrimas en la piscina, a mi, que soy (o más bien era) la mujer de hielo. Los demás bebés de la clase hacen cada día una actividad distinta con juguetes, o con los churros… pero, claro, son todos mayores. El más pequeño es TRex y el siguiente ya tiene 10 meses, así que nosotros vamos un poco por libre. Nos vamos moviendo por la piscina y TRex va pataleando, moviendo los bracitos… es precioso. Y encima, el pequeñajo este parece que está enamorado de su monitor, es verlo y le dedica la mejor de sus sonrisas… y yo me parto jejeje.

El primer día el monitor me dijo que nos moviéramos por la piscina, yo con TRex en brazos, su espalda pegada a mi pecho, para que se fuese acostumbrado al agua. El segundo día me dijo que lo fuese separando de mi, sujetándolo por las axilas e irlo moviendo de un lado a otro, tirándole juguetitos para que intentase cogerlos, salpicandole un poco para que se fuese acostumbrado al agua en la cara… Y ya por fin al tercer día hicimos una flotación. Y ahí fue cuando casi se me abren las compuertas. Fue increíble, un momento precioso, casi mágico. Llegó el amor platónico de mi bebé (el monitor, os recuerdo) y lo cogió sujetándolo con una mano por debajo de la cabeza y la otra debajo del culete. Lo fue moviendo así, girando con él, hasta que sacó la mano que sujetaba el culete y dejó sólo la de la cabeza. Siguió así un poco más y al final sacó también la mano de la cabeza, y así que quedó TRex, flotando él solito, haciendo el muerto, vamos. Yo al lado con una sonrisa de tonta que no podía con ella, de oreja a oreja, y TRex también sonriendo mientras flotaba. A los pocos segundos se hundió un poquito pero él sólo volvió a salir a la superficie, sin perder la sonrisa. Fue precioso.

Estoy encantada de haber anotado también a TRex a la piscina, es un rato que pasamos los dos juntitos y “solos”, un rato madre – hijo  que disfrutamos muchísimo los dos. A mi me encanta verlo tan feliz, tan relajado… y a él le encanta a secas jeje.

¿Me contáis alguna otra experiencia de matronatación con vuestros bebés?

You Might Also Like

22 Comments

  • Reply mamapuede 18 enero, 2016 at 6:25

    Qué bonito! Es genial que hayas encontrado una actividad para hacer en exclusiva con TRex y que además Redondo también está tan feliz.

    De todos modos tienes toda mi admiración, yo no me haría con los dos en los vestuarios. Me veo del todo incapaz, eres una valiente!

    • Reply diasde48horas 19 enero, 2016 at 22:31

      Pues si, la verdad es que nos encanta a los tres.
      Te reconozco que el primer día iba acojonada con los dos, pero luego ya fue todo rodado, nos apañamos a las mil maravillas

  • Reply Mamá en Bulgaria 18 enero, 2016 at 9:18

    Qué valiente eres, o qué bien se portan tus hijos. Yo no iría sola con los míos a una piscina! XD

    • Reply diasde48horas 19 enero, 2016 at 22:33

      El primer día sí que fui valiente, porque iba casi temblando jejejje, pero salió todo bien y ahora nos organizamos genial. Además, los vestuarios ya están pensados ora padres, hay varios cambiadores de bebés y un par de parques para dejar a los bebes sentados mientras las mamás se acaban de vestir. La verdad es que esta muy bieb

  • Reply Una mamá muy feliz 18 enero, 2016 at 10:08

    Ohhhh qué bonito!!! es genial lo que cuentas me da una envidiaca que ni te cuento!! Seguid disfrutando de esos momentos.

    • Reply diasde48horas 19 enero, 2016 at 22:34

      Es precioso!! Yo no podría estar más contenta de habernos anotado

  • Reply Mamá Pata 18 enero, 2016 at 13:38

    Que guay!

    Nosotros con la patita también hicimos curso de matronatación, empezando con 6 meses. Nos vino genial porque lo hicimos justo antes del verano. No hacíamos flotaciones, pero si muchos ejercicios para trabajar toda la musculatura, alguna inmersiones y muchos juegos. Al curso siguiente nos volvimos a apuntar, cuando la peque ya había cumplido un año, y en cuanto terminó el curso lo dejamos porque no hacíamos casi nada, la tía solo quería jugar, era imposible hacer ningún ejercicio, jeje! Y ahora un día a la semana vamos con ella a la pisci, bueno, va papá pato porque a mi el agua me da mucha pereza! jeje!

    • Reply diasde48horas 19 enero, 2016 at 22:37

      Las flotaciones según me ha dicho el monitor, a partir de los 8 meses ya no las hacen porque pierden la capacidad. Y en cuanto a las inmersiones justamente el último día que fuimos hicimos la primera.
      A mí también me daba algo de pereza lo de la piscina, pero al ir con los niños me gusta tanto que ni pereza ni leches jejeje

  • Reply Be 18 enero, 2016 at 13:47

    Ayy, qué suerte!! en mi pueblo lo hicieron un día solo a modo de actividad familiar pero no han vuelto a repetir. Estuve buscando clases de bebés cerca y nada. La tuya es en la zona de Santiago? Me podrías decir el nombre de la piscina. Graciñas

    • Reply diasde48horas 18 enero, 2016 at 15:25

      Si, es en la zona de Roxos, el lugar se llama Silvouta. Sabes dónde está juniors? Pues en frente mismo. Se llama AWASAN y te lo recomiendo 100%. Bueno, ya te imaginas, nosotros vamos a propósito todas las semanas y tenemos una buena tirada…

  • Reply srajumbo 18 enero, 2016 at 19:50

    Me encanta,creo que es súper beneficiosa. Hice un post sobre ello,pero ya no recuerdo si era en este blog o en el anterior,no lo veo. Si fue en el otro,lo tengo que tener en mis borradores así que ya lo rescataré para enseñartelo.

    • Reply diasde48horas 19 enero, 2016 at 22:39

      Por aquí también nos encanta, a todos además. Ahora lo que me gustaría es que pudiese venir mi marido también, a ver si algún día nos coincide bien…
      Me encantará leer tu post!

  • Reply Mama Puñetera 18 enero, 2016 at 20:21

    Pues justo me pillas en un momento en el que estoy buscando opciones para ir con Valkiria a la piscina. Ella ya tiene 2 años y tres meses y a partir del curso que viene me gustaría que fuera sola, pero antes quiero probar de ir yo con ella unos meses para que se acostumbre al agua y para disfrutar de ella juntas. La verdad es que todo el mundo que conozco cuenta maravillas de la matronatación!

    • Reply diasde48horas 19 enero, 2016 at 22:41

      A nosotros nos encanta. Y además, yo tengo justo los dos casos. Redondo empezó ya solo, en el grupo de tres años y le encanta igualmente, incluso el primer día, que no conocía a nadie, se lo pasó genial. Y con TRex mucho antes, empezamos con 4 meses y también genial

  • Reply Mamá Jumbo 19 enero, 2016 at 10:57

    Que pasada, me hubiera encantado hacerlo con los míos, aquí entran a partir de los 18 meses, G. si estuvo, pero como la lista de espera es tan larga entró con casi 3 años, y enseguida lo pasaron a iniciación.
    La peque todavía está en lista de espera.
    Que bien que puedas estar esos ratitos tan maravillosos con él.
    Muchos besos

    • Reply diasde48horas 19 enero, 2016 at 22:45

      Aquí también tienen lista de espera, redondo tuvo suerte porque aún quedaba una plaza cuando se anotó el, pero TRex si tuvo que anotarse para esperar, pero me sorprendí cuando nos llamaron tan rápido. Ahora tenemos suerte, porque para el curso que viene los tenemos prioridad por antigüedad. Besos!

  • Reply lilmgc 19 enero, 2016 at 22:54

    Pensé que esta entrada me iba a dar más igual, pero tu último párrafo me ha cambiado la percepción que tenía y me ha encantado cómo has descrito el momento. Un beso.

  • Reply Lai - Asi piensa mamá 20 enero, 2016 at 16:46

    a mi me encanta! con la mayor, la llevamos con 18 meses eso si, y la llevaba su papa pues yo estaba embazada de la pequeña. le encantaba. El verano que cumplía 4 la piscina estaba cerrada y fue un poco un paso atrás. Pero a los 4 ya buceaba perfectamente, se tiraba al agua y salia sola. Ahora lo que mas nos cuesta es que tenga técnica. Porque hasta que estuve segura que se defendía bien, con nosotros usaba flotador, porque con ella y un bebe no me veía yo sola en una piscina. con la peque pasó parecido pero es tan acuática que el año que la piscina estaba cerrada se volvió algo kamikaze, porque intentaba bucear y solo salia cuando ya tragaba agua, y yo me desesperaba. El verano que cumplía 3 no la pude poner con su hermana, porque pasaba de la clase y solo quería bucear sin saber, así que no apuntamos a clase de bebes (aquí es hasta 3 años) y almenos ahí le enseñaron a cerrar la boca bajo el agua. Este año, con 3 años y medio y una profe con la que tiene un feeling especial, ha aprendido a flotar sola, y darse la vuelta cuando está cerca del borde para nadar. Es alucinante verla, así que imagino tu sensación con un bebe tan pequeño. Aun así, sigue siendo un poco kamikaze jaja. me está quedando muy largo el comentario jajaja, un abrazo!

  • Reply Mamadichosa 21 enero, 2016 at 21:04

    Que bonito… yo me apunté a natación para embarazadas y fue lo mejor que hice. A ver si me recupero pronto y apuntamos también a Mochuelita 🙂 me encantaría vivir esos momentos con ella… A seguir disfrutando! Besos!

  • Reply Mami Aventurera 28 enero, 2016 at 15:30

    Que guay!!!Jooo! A mi me encantaría ir on Pistolero!!! Pero aquí empiezan xon 18 meses 😔 Tendré que ir yo por mi cuenta xq me encantaría que empezara cuanto antes.

  • Reply Madre Agua 1 febrero, 2016 at 0:07

    Tu eres una valiente. Yo no voy sola con los dos ni de coña. 😉

  • Reply Derretirse de Amor IV | días de 48 horas 7 noviembre, 2016 at 5:02

    […] año pasado empecé a llevar a los niños a la piscina y les gustó tanto que este año hemos vuelto a anotarnos. Redondo ya va sólo pero TRex viene […]

  • Leave a Reply