Uncategorized

Los nombres de mi hijo

30 diciembre, 2013

Elegirle nombre al niño nos costó Dios y ayuda. Cuando supimos que iba a ser niño empezamos a pensar nombres en serio. Mi marido quería que se llamara como él pero yo no soy mucho de repetir nombres en la familia, la verdad, así que esa opción ya la descartamos desde un principio. Luego ningún nombre que yo proponía le valía a él. Siempre conocía a alguien que se llamaba así y que no le gustaba. Su madre nos daba la tabarra con que tenía que ser un nombre compuesto con el nombre de mi marido y el de mi padre lo que venía a quedar bastante de telenovela y como que no. Así que finalmente decidimos el único que medio nos convencía a los dos. Ahora creo que es el nombre perfecto para él, no podíamos haber elegido otro mejor. 

Luego, cuando nació, era un niño largo y delgadito. En el hospital mi marido un día dijo, pobrecillo, tiene patitas de pollo. Y con ese nombre se quedó el niño, Patitas de Pollo le llamábamos. Que apelativo más cariñoso ¿no? 

Finalmente nuestro Patitas de Pollo empezó a engordar, empezaron a salirle lorcitas por las piernas y le salieron unos mofletitos redondos que son comestibles. Entonces empezamos a sustituír el Patitas de Pollo por el Redondito. Y así se quedó. Tiene varias variantes, a cada cual más ridícula: Redondo, Redondi, Redondito de Tenera… Pero a él creo que le gusta. 

Así que ya veis, al principio no nos poníamos de acuerdo y mirad ahora, será por nombres…

¿A alguién más le costó decidirse? ¿Y qué me decir de los apelativos cariñosos?

You Might Also Like

5 Comments

  • Reply Mo 30 diciembre, 2013 at 16:57

    Buenas! Ya me he leído todas tus entradas, jejeje…Cuando yo empecé mi blog Peque tenía 15 meses, casi como el tuyo…Y también trabajo jornada completa y partida, arrrrg!
    Con tu permiso, me quedo por aquí…:)
    Ah! A Peque al principio lo llamábamos Toribio…Sin comentarios.
    Besos!
    PS: Se me olvidaba, la habitación gris y mostaza me encanta, pero creo que voto la otra! 😉

  • Reply diasde48horas 31 diciembre, 2013 at 9:06

    Bienvenida Mo!! Tienes mi permiso, como dicen en mi tierra, puedes entrar hasta la cocina 😀
    Si, la jornada partida es una caquita… Me parto con el nombre, Toribio, me encanta!

  • Reply Las ventajas de estar embarazada | días de 48 horas 13 junio, 2014 at 8:12

    […] que al final llegó mi niño Redondo… o mejor dicho mi Patitas de Pollo. Un niño que cambió completamente mi vida y sin el que ahora no quiero ni imaginarme. Lo mejor […]

  • Reply ¡¡Felicidades, Redondo!! | días de 48 horas 21 octubre, 2014 at 10:36

    […] nuestras vidas, para convertirte en el centro de ellas. Parece que ayer todavía era mi Patitas de Pollo y ahora ya ha cumplido dos […]

  • Reply Los amores de mi vida | días de 48 horas 17 febrero, 2015 at 0:19

    […] así entra en escena el otro amor de mi vida: mi patitas de pollo, mi Redondo. El niño más bueno, más listo y más guapo del planeta. El niño que me robó el […]

  • Leave a Reply