Maternidad

¿Los niños son crueles?

7 marzo, 2016

Cuantas veces habré oído la cantinela de que los niños son crueles… miles de veces, millones de veces, incluso yo lo he llegado a decir muchas veces. Pero luego se dio la casualidad de que me convertí en madre, se me cayó la venda de los ojos y, como en muchos otro temas, tuve que tragarme mis palabras una a una. A día de hoy lo tengo clarísimo ¿los niños son crueles? mi respuesta es un rotundo NO, los niños no son crueles.

Basándome en mi experiencia como madre, en las cosas que veo en Redondo, en las cosas que veo en otros niños, en las cosas que veo en los padres, para mí está claro como el agua que los niños no son crueles de por sí, somos los adultos los que conseguimos que lo acaben siendo. O más bien debería decir que son algunos adultos los que consiguen que lo acaben siendo, yo no me incluyo. Y no me incluyo por una simple razón, porque trato de educar a mis hijos en el respeto, en el vive y deja vivir, en la igualdad… y digo trato porque lo intento, pero desgraciadamente no lo consigo.

Ningún niño nace programado geneticamente para pensar que el rosa es el color de las niñas y el azul de los niños, para pensar que las muñecas son juguetes de niñas y los balones de niños, para pensar que todos tenemos una mamá y un papá, para pensar que llorar es cosa de niñas, para pensar que ser diferente es motivo de burla… y así podría seguir hasta el infinito. Yo educo a mis hijos en la igualdad y en el respeto, nunca de mis labios ha salido ninguna de estas tonterías y yo vivía feliz pensando que lo estaba haciendo bien, que mis hijos en el futuro serán hombres responsables y respetuosos con todo el mundo. Hasta que Redondo empezó al cole, y una vez más se me cayó la venda de los ojos. La primera vez que mi hijo hizo un comentario sexista se me cayó el alma a los pies y me entraron ganas de llorar. No recuerdo muy bien qué fue, pero fue algo de un juego, creo, pero lo que si recuerdo bien fue su comentario: “eso no mamá, que eso es de niñas”. Me quedé negra, mi respuesta fue automática: “¿cómo que es de niñas? no hay cosas de niñas ni de niños, Redondo, todo el mundo puede hacer todo”. Él me dijo que sí como a los locos y pasó a otra cosa mariposa, pero yo me quedé rumiando el tema. ¿Cómo puede haber alguien que le haga este tipo de comentarios a sus hijos? ¿cómo una madre puede decirle esas cosas a su hijo o dejar que otra persona se las diga? Les están aleccionando en el machismo desde bien pequeños… y esto no pasa sólo con el machismo, es el machismo, homofobia, xenofobia y también en cosas más concretas como la apariencia personal.

No creo que nadie pueda pensar que un niño se va a reír de otro o le va a hacer burla por… por tener gafas, pongamos por ejemplo. ¿Por qué motivo un niño se reiría de otro que lleva gafas? Yo tengo el ejemplo en Redondo, él se puede fijar en que Fulanito tiene una camiseta de la patrulla canina porque mola mil, pero las gafas son un detalle intrascendente. Ahora bien, si un adulto u otro niño mayor saca el tema y se ríe… ahí empieza la cosa. Los niños no son crueles, los adultos somos crueles y los niños nos imitan. 

Este es un tema que últimamente me preocupa mucho, el poder que tenemos sobre los niños, lo fácil que es influenciarlos. Yo educo a mis hijos como buenamente puedo, intentando inculcarle unos valores que son muy importantes para mí, pero luego empiezan el colegio y se juntan con otros niños cuyos padres pasan mil de mis valores, del respeto, de la igualdad y de todo. Y así, de repente sin saber cómo, un día mi hijo de 3 años hace un comentario sexista y a mi se me cae el alma a los pies. Tres años frente a cinco minutos y ganan los cinco minutos. Primero me sorprendí por el comentario, me deprimí, me frustré y finalmente me enfadé, pero no con Redondo, me enfadé con la gente que alenta o que permite este tipo de comentarios y comportamientos. Llegué a la conclusión de que me guste o no mis hijos los van a oír una y otra vez y que lo único que puedo hacer es esforzarme al máximo para evitar que lo interioricen. 

No quiero que mis hijos sean crueles, no quiero que hagan burla de otros niños por ser diferentes, no quiero que sean machistas así que, ya que por lo visto a otros padres todo esto se la trae al pairo, me esforzaré mucho más y haré todo cuanto esté en mi mano para conseguir mi objetivo. Ojalá lo consiga. 

You Might Also Like

12 Comments

  • Reply Norgwinid 7 marzo, 2016 at 8:51

    Ufff. Este es un tema peliagudo, porque por mucho que tu digas en casa, al final las opiniones de sus amigos del cole acaban causando estragos. Yo también lo he comprobado en mi Mayor que empezó educación infantil este año… Aún así, no me rindo: todas las noches le repito que ella es guapa, es lista y es buena. Que no está bien pegar o herir a nadie. Que hay que tratar a todo el mundo con respeto. Espero que algo quede o por lo menos darle las herramientas necesarias para enfrentarse al mundo cuando le toque…

  • Reply Una mamá muy feliz 7 marzo, 2016 at 9:31

    Justo este fin de semana UPMF y yo hemos tenido esta comversación y estoy completamente de acuerdo contigo; los niños son lo que los padres hacemos que sean y por extensión el entorno. Este tema me tiene en un sin vivir.

  • Reply Blogsermadres 7 marzo, 2016 at 9:56

    Pienso igual que tu, debemos enseñarles y decirles lo que está y no está bien e inculcarles unos valores. Aunque la tarea de educar no tiene que ser sencilla… Lo que no se debe hacer es dejar a los niños actuar a libre albedrío sin unas pautas.

  • Reply Planeando ser padres 7 marzo, 2016 at 12:51

    También creo que es la influencia de los padres y otros adultos la que acaba generando esta crueldad.Por ejemplo, mi bichilla es muy trasto y se enfada fácil pero no pega a otros niños ni hace conductas de esas que se presuponen a los niños “malos”. Sin embargo, en el parque o en otros lugares en los que ha coincidido con niños, hay cada criaturita con unas malas ideas que no puede ser que lo hayan aprendido por sí mismos. Que empujan, acaparan juguetes, tratan de hacer daño a otros…

  • Reply No sin mis patucos 7 marzo, 2016 at 15:05

    Cómo te entiendo¡¡¡ a mi también me ha pasado con mis hijos. Más yo teniendo niño y niña y dándoles la misma educación hacen ese tipo de comentarios a veces. En casa somo todos iguales y todos hacemos todo pero aun así tienen clarísimo que el futbol es para los chicos, ains. Lo que nos queda por luchar por la igualdad de nuestros hijos.
    Lo más gracioso es que todos los padres dicen creer en la igualdad y luego si su hijo (chico) les pide un carrito de muñecas porque su papa empuja su carrito, no se lo compran porque “que dirán”.
    Claro que los niños no son crueles, pero cuanto padre inconsciente hay por el mundo.
    Un abrazo.

  • Reply nosoyunadramamama 7 marzo, 2016 at 15:58

    ufff, tema complejo!!! Mira, aún estando de acuerdo en la mayoría contigo, creo que no sólo es algo social (que sí que lo es) pero también hay una parte biológica… Es decir, hombres y mujeres no sólo somos diferentes en lo físico sino también en lo psicológico, tenemos cerebros distintos marcados por pura biología. Es decir, de bebés les regalamos juguetes que gustan tanto a niños como niñas, pero poco a poco, según van pasando los meses, se va apreciando diferencias entre sexos, y creo que muchas tienen que ver con lo biológico. Nosotras tenemos un instinto que será el que luego nos haga madres (no por ser mujer hay que ser madre, pero lo que está claro es que ellos no gestan, ni paren, ni amamantan).

    Recuerdo entrar en la guardería de Alfonso con Rafa recién nacido; de repente, se me agolparon todas las niñas de su clase para verlo, acariciarlo, mientras ellos seguían a lo suyo… Sí, nos guste o no, hay comportamientos que vienen marcados por instintos. Lo importante es inculcarles el respeto a los demás y a sí mismos. Mi prima de 13 años juega al fútbol en el equipo del cole y yo no sé si alguien se mete con ella, lo que tengo claro es que ella ahí sigue, en un mundo de chicos, y disfrutando!!! Esa es la clave, entender que hagas lo que hagas, o hagan lo que hagan los demás, tenemos que ser felices. Y entender que puede haber profesiones en las que haya más mujeres (como son las matronas) o viceversa, pero si los niños aprenden a aceptar que puede haber matrones ( a mí me atendió uno en el segundo parto) pues no habrá problemas

  • Reply mamapuede 7 marzo, 2016 at 16:29

    Yo creo que estás tratando dos temas distintos. Por un lado si los niños son crueles y por otro la diferencia de sexos

    Yo no creo que haya niños crueles pero los niños imitan y según vean hacen y esa actitud repetida entre niños es muy cruel

    Y por otro lado está la diferencia de sexos, yo ya no sé si es la sociedad, si es que realmente somos distintos… Lo importante es que se respeten, que no se discrimine, que no se suponga de ante mano quién tiene que hacer las cosas.

    Y eso sólo lo podemos conseguir con educacion

  • Reply mamapococomun 8 marzo, 2016 at 12:17

    Me ha encantado leerte, ver que hay personas que opinan y piensan como yo y darme cuenta una vez más q se puede conseguir.
    Soy madre reciente y maestra. A diario veo actitudes así y también he sentido en multitud de ocasiones q “hay niños muy crueles”. Pero hace tiempo me di cuenta de que no. LOS NIÑOS SON LO QUE VEN EN SUS CASAS. Son lo que son sus padres (en cuanto a respeto y educación).
    Yo también pretendo educar a mi hija en el respeto, a que sepa comportarse en la mesa y valore a las personas por cómo son, no por lo que son!

  • Reply anigv 8 marzo, 2016 at 18:42

    Me ha gustado mucho las reflexiones que haces en este post, es un tema que a mí también me preocupa. Yo creo que como padres nuestro deber es educar a nuestros hijos y dotarlos de herramientas para que actúen lo mejor posible, ellos deberán decidir si usan o no esas herramientas y nosotros debemos confiar en cómo las apliquen. Un beso!

  • Reply armandilio 9 marzo, 2016 at 20:06

    Buenas!! Decirte que hoy hemos hablado de esta entrada en el repaso de blogs semanal de Bebés y más:

    http://www.bebesymas.com/bebes-y-mas/blogs-de-papas-y-mamas-masajes-para-los-colicos-cuando-tu-hijo-no-comparte-y-mas

    Un saludo!!

  • Reply mamajumboblog 11 marzo, 2016 at 13:06

    Uf, este tema me tiene de los nervios, y es que como tu dices 3 años y pico inculcando unos valores para que en 5 minutos lo tiren todo por la borda.
    Desde que G. empezó el cole ya he tenido varios episodios de este tipo, y cuesta mucho, porque me gustaría que no se dejara influenciar ni copiara ciertas actitudes, pero es casi imposible, solo se puede seguir haciendo las cosas en casa igual que siempre.
    Es totalmente cierto que solo los adultos tenemos la culpa de este tipo de comportamientos, y es muy triste, porque los niños son la clave para poder empezar un cambio.

  • Reply Lai - Asi piensa mamá 17 marzo, 2016 at 15:28

    totalmente de acuerdo. Mi hija mayor siempre ha sido de vestir cualquier color. De llevar tanto camisetas de princesas como de spiderman. Pero cuando empezó el colegio sus compañeros la molestaban porque esas cosas “eran de niños”. Yo sigo insistiendole en que no hay diferencias, que es lo que a uno le guste. Pero me doy cuenta que hacen mella en ella esos comentarios, porque me pregunta muchas veces “mamá verdad que puedo ponerme estas bambas de cars aunque sea niña?” Hace poco comentaba en el blog las reacciones de los papas ante niños de 3 años que dicen “yo no soy tu amiga” A las mías les hago entender el sentimiento que provocan en los demás cuando las dicen, pero he escuchado otros papás decir “si te dice eso, dile tu lo mismo la próxima vez que quiera jugar contigo” ¿Adónde vamos así?

  • Leave a Reply