Uncategorized

Lo que echo de menos de mi vida pre-hijo

31 diciembre, 2013

Las 4 cosas que más echo de menos de mi vida pre-hijo son:

  1. El tiempo libre (que raro, no?). Antes de que el Redondo naciera no es que tuviera mucho tiempo libre, pero algo más si. Leía mucho, probaba recetas nuevas, nos íbamos de cena con los amigos, íbamos al cine o veíamos pelis en casa, los sábados podíamos tomar unas copichuelas con los amigos… Creo que desde que soy madre me he leído sólo un libro entero, y es “Un regalo para toda la vida” de Carlos González; queda claro ¿verdad? creo que no necesito seguir explicando.
  2. A mi mejor amiga. Pues sí, echo de menos quedar con ella para irnos una tarde de compras, a tomar un café, a cenar… Entre semana no nos podemos ver porque no vivimos en la misma ciudad y el fin de semana nosotros nos vamos de rally familiar, de un lado para otro así que al final con suerte nos vemos un par de veces al mes; ahora incluso menos que ella está de estancia en el extranjero. Una mierda, vaya. 
  3. Tener tiempo para mí. Me gustaría poder dedicarme un poco de tiempo al día para echarme mis cremitas, arreglarme un poco, no limitarme a una ducha rápida. Nunca en mi vida me había durado tanto un bote de crema hidratante… bueno, sí, pero es que yo soy muy desastre para esas cosas, que se me olvida echarlas. Pero ahora que no tengo tiempo me gustaría hacerlo. 
  4. No tener a alguien dándome órdenes todo el rato. Creo que ya he dicho que cuando se tiene un hijo, de repente todo el mundo tiene un máster en bebés y se creen en la obligación de ilustrarte con su sabiduría. Siempre hay alguien (sobre todo las abuelas) que me dice lo que le tengo que dar de comer, lo que le tengo que vestir, a dónde lo tengo que llevar y cualquier otra cosa que consideren oportuno en ese momento. Estaría bien no tener a las moscas cojoneras todo el día en la oreja… pensándolo bien, también me conformaría con que me hicieran caso cuando yo digo algo. 

Los puntos 1 y 3 creo que son generalizados en todas las madres, el 2 y el 4 son particulares mios… que suerte tengo, no?

You Might Also Like

6 Comments

  • Reply Mo 31 diciembre, 2013 at 18:52

    Tiempo al tiempo!! Yo voy recuperando esas cositas a medida que Peque crece y sienta taaaan bien! 😉
    Besos!

  • Reply diasde48horas 1 enero, 2014 at 11:28

    No veo la hora de que llegue ese momento 😉

  • Reply Reloj de madre 25 marzo, 2014 at 11:43

    ¿Sabes que después dirás?: “Es que crecen tan rápido” jejeje

  • Reply diasde48horas 25 marzo, 2014 at 14:07

    Ya lo digo, ya 😉

  • Reply Las ventajas de estar embarazada | días de 48 horas 13 junio, 2014 at 8:12

    […] qué relativo es lo del tiempo, ya lo decía Einstein) cuando todavía estaba en blogger, escribí esta entrada hablando de lo que echaba de menos de mi vida pre-hijo. Aquí hablaba en general, de la vida en […]

  • Reply Cosas que echo de menos de mi vida sin hijos | días de 48 horas 8 febrero, 2016 at 5:41

    […] un post donde hablaba de esto mismo, y ahora revisándolo me he dado cuenta de que aquellas cosas que echaba de menos entonces, sigo echándolas de menos, pero ahora he añadido otras a la […]

  • Leave a Reply