Sin categoría

Las cosas de Redondo (II)

22 marzo, 2016

Ahora mismo Redondo está en una edad especial, es independiente pero no lo es, razona pero no entiende dobles sentidos; hay veces que me parto de risa con sus ocurrencias y otras que me derrito de amor ahí mismo quedándome convertida en un gran charco de agua en el suelo. El caso es que sus ocurrencias, sus cosas, se me van acumulando (aquí podéis ver las cosas de Redondo, primera parte) y no quiero que se me olviden, así que ya va tocando uno de estos posts sobre las cosas de Redondo.

Está atravesando una fase bastante guarrilla, en el sentido literal de la palabra: odia ducharse (tenemos una lucha diaria con eso…). Y además, en el cole hay un grupillo de niños que lo ha introducido en el mundo del caca-culo-pedo-pis y está todo el día con la palabra en la boca, en fin. El caso es que estaba sentado en una silla y de repente se escucha una sonora ventosidad, se parte el culo de la risa (nunca mejor dicho) pero acto seguido me dice completamente serio: “mamá, ven a cambiarme los calzoncillos que los tengo llenos de pedos”. Me costó un huevo no reírme.

Le regalaron una caja de herramientas y el tío estaba todo entusiasmado con su destornillador, su llave inglesa, su taladro… el caso es que se me acerca con el destornillador y me dice: “mamá, vente que te arreglo la cara, que la tienes estropeada”. No sé cómo tomarme eso ¬¬

Estábamos en cama leyendo el cuento de Non Fai Falta a Voz, y al acabarlo me abraza y me dice: “te quiero mucho, mamá, eres mi amiga”. Ains… creí que se me salía el corazón del pecho. Me encanta ese libro porque siempre que lo leemos acabamos de manera parecida.

Últimamente se refiere a sí mismo como El Dinosaurio. Y llega y me dice: “mamá, El Dinosaurio se cayó” cuando se acaba de caer o “mamá, El Dinosaurio tiene hambre, dale un yogur”, y yo voy y se lo doy, y ya no es la primera vez que me contesta “ese no, al Dinosaurio le gustan más los de fresa” jajajaja.

Y por último, la más simpática de esta última temporada. Sólo la entenderán los gallegos, pero yo no quiero que se me olvide así que la anoto igual. Os pongo en antecedentes: en casa hablamos gallego y ese es el idioma que usa siempre Redondo. Bien, estamos en un parque en Santiago, donde el 80% de los niños, o más, hablan castellano. Hay un niño haciendo tapón en el tobogán, se había quedado ahí parado y no dejaba bajar a los demás. Entonces Redondo me mira y me dice “mamá, este neno non me deixa baixar (este niño no me deja bajar)” a lo que yo le contesto: “pois dillo, cariño, dille que che deixe baixar (pues díselo, cariño, dile que te deje bajar)”. Y va mi niño, haciendo gala de toda la sutileza y finura que tiene, le dice al otro a grito pelado: “APARTA NENO, VAICHE BOA!!!!” el otro niño casi se lanza de cabezas por el tobogán del salto que pegó por el susto que le metió el mío, y a mí casi me da un infarto… pero al final me tuve que reír sí o sí. Bastante además.

Y hasta aquí las últimas peripecias de Redondo. Al ritmo que lleva, supongo que en breve volveré con más. Y con esto y un bizcocho os dejo descansar hasta la vuelta de vacaciones, que cierro el chiringuito unos días. ¡Pasadlo bien!

You Might Also Like

17 Comments

  • Reply mamapuede 22 marzo, 2016 at 6:24

    Que bonito es!!
    Son súper divertidos porque no sabes por donde te van a saltar.

    Una duda, en el cole hablan gallego también?

    • Reply diasde48horas 22 marzo, 2016 at 8:18

      Si, yo es que me derrito con el. Aquí es al contrario, casi todos hablamos gallego y en el colegio también. En educación infantil en Galicia el idioma que usan en clase es el que usen más del 50% de los niños, y aquí es el gallego.

  • Reply dtradiciorece 22 marzo, 2016 at 9:43

    Qué vayan bien las vacaciones!!

  • Reply Mamá en Bulgaria 22 marzo, 2016 at 9:48

    Jajaja es una edad adorable, haces bien en ir tomando nota de estas cosas, que luego se olvidan. 😉

    • Reply diasde48horas 22 marzo, 2016 at 10:31

      Es intento, no quiero que se me olvide nada!

  • Reply No sin mis patucos 22 marzo, 2016 at 10:24

    Me parto con las cosas de Redondo, jajajaj, pero que riquiño es.
    No sabía que en los colegios se hablaba el gallego si sobrepasaba el 50 % el número de niños que hablan el idioma, pero me parece super importante que hablen gallego, porque son vuestras raices.
    Bueno supongo que en esto como en todo habrá mil opiniones.
    Un abrazo y pasadlo muy bien estos días.

    • Reply diasde48horas 22 marzo, 2016 at 10:44

      La norma es que la lengua que se usa en clase es la que hable más del 50% de los niños, pero esto es solo para infantil, luego en primaria no estoy muy segura de cómo va, tengo que informarme.?Para mí el tema del idioma si es muy importante…
      Otro abrazo para ti! Disfruta de las vacaciones!

  • Reply Planeando ser padres 22 marzo, 2016 at 10:58

    ¡Jajaja! Tener un dinosaurio delicadito para los sabores de los yogures ya debe ser lo último en la maternidad. Son súper ocurrentes.

    • Reply diasde48horas 22 marzo, 2016 at 13:14

      Ya ves, me salió exquisito el dinosaurio este jeje

  • Reply catalanobavara 22 marzo, 2016 at 11:49

    me parto, ya te lo dije otra vez, pero es calcadito a mi nena…también estamos en fase dinosaurio, en su caso no es ella el dinosaurio sino su dedo índice…y todo el dia igual, que si el dinosaurio quiere agua, que si necesita un gorro…y lo de la ducha…ufff no me hables, es un horror, imposible lavarle el pelo, tenemos que ser dos, uno la sujeta y otro le lava, acabamos todos mojados..

    • Reply diasde48horas 22 marzo, 2016 at 14:35

      Jajajja, ya ves, calcaditos que son. Lo de la ducha es una pesadilla, a mí me trae por la calle de la amargura…

  • Reply nosoyunadramamama 22 marzo, 2016 at 15:16

    jajaja, son totales!!!! es una edad genial, yo con Rafa ahora lo paso pipa! el otro día en el hospital, cuando ya le habían puesto los puntos, le preguntaron si tenía novia y dijo que sí. Yo me quedé flipada porque nunca dijo nada, así que le preguntaron que cómo se llamaba y dijo: mamá. Ay, alma cándida, pronto me abandonarás por otra!!!!!!!!

  • Reply mamajumboblog 22 marzo, 2016 at 16:12

    Lo de la ducha a mi me trae por la calle de la amargura, y es que parece que el mío todavía no ha salido de esa etapa.
    Jajaja, me parto con Redondo, que ocurrencias

  • Reply yderepentesomos3 24 marzo, 2016 at 19:21

    Jajajaja me parto! Me encantan las cosas de Redondo, es que tienen unas ocurrencias, y encima no tienen filtro. Yo con Morlita me parto y eso que aún no domina tanto el lenguaje como para montar una de esas ocurrencias jajaja. Por cierto lo del caca-culo-pedo-pis debe ser una plaga porque mi sobrino de 5 años está igual! Besos y felices vacaciones!

  • Reply Las Cosas de Redondo (III) | días de 48 horas 12 septiembre, 2016 at 5:19

    […] Las cosas de Redondo (II) […]

  • Reply Las cosas de Redondo (IV) | días de 48 horas 16 febrero, 2017 at 5:42

    […] Las cosas de Redondo (II) […]

  • Leave a Reply