Embarazo

La recuperación tras el parto

27 octubre, 2015

Hace ya tres meses que di a luz (si, yo tampoco me lo creo, pero ya han pasado tres meses, lo juro) y puedo decir que ya estoy completamente recuperada pero la verdad es que tuve un postparto bastante durillo, todo sea dicho. Ahora que ya ha pasado me doy cuenta que la recuperación tras el parto habría sido, no sé si más fácil, pero al menos no tan difícil si me hubiera tomado las cosas con más calma. No todo fue culpa mía, las visitas en casa y tener un niño de casi tres años al que atender no me facilitó mucho las cosas. 

Voy a intentar explicar cómo va evolucionando la cosa semana a semana. Rectifico, como evolucionó la cosa en mi caso, porque otra mujer igual al salir del hospital ya va como una rosa, pero desde luego ese no fue mi caso. La recuperación también dependerá de las heridas de guerra que nos hagamos en el parto; yo tuve una episiotomia pequeñita, solo dos puntos, pero mi pequeña sandia de 3,590kg hizo sitio para salir como pudo, sin importarle demasiado el estado de los bajos de su madre, y me dejó un desgarro curioso en la pared vainal, interno, que fue lo que me dió más guerra durante la recuperación. 

  1. Primeros dos o tres días. Los primeros días después del parto, mientras estuve en el hospital yo estaba relativamente bien, tomaba calmantes cada 4 horas  y no tenía dolor. No me podía sentar, pero tampoco lo necesitaba, estaba en la cama con el respaldo incorporado, me levantaba de vez en cuando para dar unos paseíllos, me echaba siestas… estaba relativamente bien. Cuando me dieron el alta, me confié y decidí ir andando hasta el coche que teníamos aparcado en el parking, como a 300 metros de la puerta del hospital. Error. Casi no llego, tardé cerca de 20 minutos y para eso llegué bañada en sudor… Además, para irme para casa tuve que comprar un donuts para poder aguantar sentada el viaje en coche. 
  2. Primera semana. Después de esos primeros días la cosa va a peor. En cuanto estás instalada en casa te confías y aumentas el nivel de actividad con lo cual el sangrado puede ir a más y tu estado a peor. Fue lo que me pasó a mi. Aunque parezca que no y creas que estás más o menos bien, no lo estas y lo más importante es descansar, descansar y descansar. En cuanto me di cuenta de esto intentaba estar acostada la mayor parte del tiempo, pero con las malditas visitas era imposible. Estar sentada era imposible, aguantaba como máximo 5 minutos para comer y encima del donuts. Además, para más inri,  a parte del dolor intensisimo al intentar sentarme se me abrió otro frente: los pechos. De Redondo había tenido grietas que me hicieron pasarlo mal, pero esta vez aquello no eran grietas, era el Gran Cañón de Colorado en cada teta. Un dolor súper intenso con cualquier cosa que me rozara y el dar de mamar era poco menos que una tortura china. El uso de pezoneras y dejar las tetas al aire mientras no había visitas me sirvió para pasar el trago. Eata primera semana estuve hecha un Cristo, vamos, una piltrafilla humana. 
  3. Segunda semana. Aquí es cuando la cosa empieza a mejorar, aunque tampoco para echar cohetes. Al principio de la segunda semana empecé a tolerar el estar sentada, no demasiado tiempo y siempre con el donuts, pero al menos si podía comer más o menos tranquila a la mesa como una persona normal. Al andar pequeños recorridos dentro de casa no tenía problemas, pero distancias más largas me costaban. Seguía con los calmantes cada 4 horas, y los necesitaba, si alguna vez se me olvidaban el dolor aparecía incluso estando acostada. 
  4. Tercera semana. Aquí fue cuando noté la gran mejoría, por fin pude sentarme sin dolor, usando el donuts, claro, pero ya me podía sentar en el sofá a ver la tele o viajar en coche sin problemas. Al andar recorridos más o menos grandes notaba molestias pero bueno, puedo decir que aquí me empecé a sentir otra vez yo.
  5. Cuarta semana. Por fin pude hacer vida normal. En esta semana por fin pude mandar el donuts a tomar viento fresco, ya me podía sentar sin el, eso sí, con cuidado. Nada de dejarse caer en el sofá de cualquier manera, sentarse con cuidado buscando la mejor posición.

En resumen puedo decir que necesité todo un mes para recuperarme y poder hacer vida más o menos normal, pero no fue hasta bien entrado el segundo mes cuando volví a encontrarme completamente bien. Tuve un postparto duro y una recuperación larga, en algunos sentidos incluso fue peor que la recuperación de la cesárea… próximamente escribiré un post comparando mis dos experiencias. 

¿Cómo fueron vuestros postpartos? ¿Alguien se identifica con mi experiencia?

    You Might Also Like

    22 Comments

  1. Reply lamamadealvaro 27 octubre, 2015 at 5:38

    Tu posparto me recuerda mucho al posparto que tuve con Álvaro. Aunque yo le eché y le sigo echando la culpa a la episotomía. En cambio con Jorge ha sido otra cosa completamente distinta…

    Pd. Me piensas pisar todos los post? Hasta se te ha ocurrido la comparativa? Mecachis en la mar, qué mala suerte he tenido con que parieras primero, jajajaja

  2. Reply Diana 27 octubre, 2015 at 6:46

    ¡Pobre! Me alegro de que ya estés mejor. A mi me costó bastante volver a encontrarme como antes de quedarme embarazada a nivel físico. Es decir, sentir que todo estaba ya en su sitio por dentro. Era una sensación más que otra cosa, probablemente 🙂

  3. Reply entremishoras 27 octubre, 2015 at 7:06

    Jolín siento que lo pasaras tan mal. Yo con Niño tuve cesárea y con Niña parto vaginal y la verdad es que la recuperación en cuanto a dolor fue rápida, pero el suelo pélvico me quedó resentido y eso es lo que me ha dado más guerra, y si le sumamos la diástasis, la recuperación física (a nivel de imagen) es lo que más me ha costado.

  4. Reply misuperbabycom 27 octubre, 2015 at 9:26

    Vaya, pobre, es que los desgarros son muy puñeteros. Me alegro que ya estés recuperada del todo. Mi matrona decía que el segundo posparto es muy bueno, y no sé que decirte, hace poco escribí post sobre esto y físicamente en mi caso me recuperé bien pero psicológicamente me costó bastante más. Besote.

  5. Reply Una mamá muy feliz 27 octubre, 2015 at 9:50

    Uffff madre mía si casi sudo yo de leerte!!! qué dolor y que bien nos lo has transmitido. Bueno ya pasó y ahora ya sí difrutas intensamente de tus dos angelitos.

    Besosssss

  6. Reply anigv 27 octubre, 2015 at 9:55

    Pues sí que ti dio la lata, menos mal que eres una campeona! Un besazo

  7. Reply Mamá Pata 27 octubre, 2015 at 10:39

    Estoy con una UMMF, casi duele leerte! Mi recuperación del parto de la patita fue tan buena que el mismo día que nos dieron el alta salimos a tomar algo con amigos! Eso si, yo no acepté ni una sola visita en casa! jiji!

    Pero bueno, ahora que ya estas recuperada no tienes que contar lo bueno 😉

  8. Reply Norgwinid 27 octubre, 2015 at 11:01

    Ains, yo me siento muy identificada con mi primer postparto. Fue horrible! Salí del hospital que parecía Chiquito de la Calzada!!!! Me hicieron una episotomía enorme (7 puntos como 7 soles) que me estuvo molestando casi tres meses enteros. Durante una semana viví también a base de paracetamol y llorando cada vez que iba al baño o simplemente me cambiaba la compresa… Por suerte, no tuve problemas con los pechos, porque si no hubiese sido el acabose! Además me sentía muy débil por el largo parto y la anemia que me causó la hemorragía que me provocó el ginecólogo al cortar para la epi tampoco ayudó precisamente. Sin embargo, el segundo postparto ha sido una delicia. Llegué a casa nueva, como si no hubiera parido, y excepto un paracetamol o dos que tomé en el hospital por culpa de los entuertos (grrrrrr!) no necesité nada de nada… Mucho ánimo, que ya ha pasado lo peor!

  9. Reply No sin mis patucos 27 octubre, 2015 at 12:18

    Si lo pasaste mal si. Yo la verdad es que los dos postpartos han sido de pelicula. Vamos que me traian calmantes a la habitación del hospital la primera noche y a mi es que no me dolía nada. No tuve ni episotomía y creo que en las dos ocasiones sólo me dieron un punto asi que la verdad es que estaba como si no hubiera parido.
    Me alegro que ya estés mejor. Un abrazote.

  10. Reply sagochayo 27 octubre, 2015 at 14:29

    Aquí otra con episiotomía de las heavys. Fueron 4 meses tremendos. Ni, con calmantes, ni con donuts, prohibido toser, ni reir… La matrona me decía que no me levantase. Y yo sola con el bebé casi todo el día le decía que era absolutamente imposible. Por suerte me recuperé al 100% y ahora es sólo una anécdota

  11. Reply Planeando ser padres 27 octubre, 2015 at 15:14

    Miedo me da tener un segundo post parto tan malo, niña. Sólo he tenido uno y es que no me enteré de nada. En cuanto me dieron el alta estaba tan pichi haciendo todo lo normal en mi casa. Ahora entiendo por que es tan famosa la cuarentena, y es que seguro que hay cantidad de partos en los que la recuperación se espera que sea así de larga.

  12. Reply Beatriz 27 octubre, 2015 at 20:06

    Yo parí hace 2 meses y el primer mes mejor olvidarlo, pero no por el postparto que fue muy bueno sino por la situacion de tener dos niños, me senti muy desbordada.
    Recien ahora puedo decir que nos adaptamos a ser cuatro, nos ha llevado dos meses…
    Que postparto durillo que has tenido, me alegro que ya estes recuperada

  13. Reply El día que llegaste 27 octubre, 2015 at 20:16

    Jolín que duro tuvo que ser! Mi parto fue cesárea y mi recuperación una gozada (salvo el rollo de ponerte la eparina tú misma…menuda tragedia aquello del autopinchazo) pero por lo demás…no tomé ni un sólo calmante, ni en el hospital ni en casa, las enfermeras flipaban cuando después de una cesárea no tuve ni un dolor…al principio anduve un poco como el jorobado de Notre Dame, me tiraba un poco la herida, pero nada más.
    Ya sabes que yo quiero un parto vaginal, pero me has quitado las ganas un poco…jajajaja
    Besitos!!

  14. Reply lilmgc 27 octubre, 2015 at 22:05

    Ya lo creo que me suena. Yo tuve tres mega desgarros de esos internos, desgarro externo (cerca del labio, que veía las estrellas), episiotomía y un hematoma que llegaba hasta el ano. La sensación de tener un peso tirando hacia abajo (la inflamación) duró un par de meses. Estuve casi un mes chutada a paracetamol y dos con hierro. Después de una semana sin salir de casa por el cansancio, mi primera salida fue en coche hasta Carrefour y lo primero que hice fue buscar asientos, los hay!!! Pero son duros como un demonio 😀 el tema asientos duros merece un tema aparte. En casa usaba la silla del ordenador porque era la que mejor repartía mi peso. A los dos meses me hice la valiente y la cambié, pero tuve que volver a ella. La usé hasta los cuatro meses, justo cuando pude volver a ponerme de nuevo tangas (no todos, para los más estrechos necesité un mes más).
    A pesar de todo lo prefiero a una cesárea. Perdón por el tocho!!!

  15. Reply Segundos Pasos 27 octubre, 2015 at 23:15

    mi postparto fue bastante bueno! a los 4 días ya estaba en el grupo de lactancia y todo el mundo diciendo que como podía estar tan bien… tenía molestias pero la verdad es que me recuperé super bien!!!

  16. Reply mamapuede 28 octubre, 2015 at 6:13

    Que mal!
    Pero veo que mucha culpa tienen las visitas que no te dejaron descansar y tu cabezoneria.

    Para el tercero espero que hayas aprendido la lección 😉

  17. Reply @Alesandrilla 28 octubre, 2015 at 10:36

    Yo aún no he acabado la cuarentena, y el posparto no está siendo nada fácil. Primer error, pensar que parir es ir a dar un paseo. Me alegro de que te vayas encontrando mejor, el postarto sin duda es la peor parte de todo este proceso.

  18. Reply Yo tampoco sabía... 30 octubre, 2015 at 0:54

    Ufffff vaya como dicen un poco más arriba duele sólo leerte. Pero bueno, ya pasó ahora toca disfrutar y q nos lo cuentes. Feliz día! Muack! !

  19. Reply La maternidad de Krika en Suiza 30 octubre, 2015 at 17:45

    Jolines que dolor! Yo en los dos casos tuve postpartos buenísimos, sin dolor ni nada y haciendo vida normal desde el primer día, desde luego tiene que ser duro no poder ni sentarte, pobrecilla! Un beso!

  20. Reply Mamá Jumbo 1 noviembre, 2015 at 15:27

    Y es que la episiotomia duele…yo con la cesárea lo pasé peor, a pesar que en el parto de la peque también tuve un pequeño desgarro de la pared vaginal como tú.

  21. Reply Lai - Asi piensa mamá 8 noviembre, 2015 at 22:30

    a mi me has recordado a mi primer post parto. Tuve una episiotomía de “solo” 7 puntos…que me dejó destrozada. ni sentarme ni ir al baño, el primer mes me dolía todo! Le tenía terror al segundo parto por culpa de eso, pero por suerte fue mejor.

  22. Leave a Reply