Uncategorized

La habitación de los niños

19 marzo, 2017

En muchas casas una de las cosas que suele estar lista cuando nace un bebé es la que será su habitación. Eso no pasó en nuestra casa. Tanto mi marido como yo somos bastante desastriños para esas cosas, y tenemos bastante paciencia así que cuando nació Redondo no tenía habitación, sólo su cunita al lado de nuestra cama y su ropita en un armario. Redondo estuvo durmiendo en nuestra habitación hasta que cumplió los dos años, aproximadamente, que fue cuando lo cambiamos a la suya. Por aquel entonces le “preparamos” su habitación, si a eso se le puede llamar preparar… simplemente pusimos un somier y un colchón, sin cabecero ni nada. Os enseñé su habitación hace mil años en el blog. Poco a poco fuimos añadiendo más cosas, una estantería y un baúl-cajón grande del ikea, unas baldas para libros… y ya jeje.

Con TRex nos pasó más de lo mismo, que simplemente tiene su cuna al lado de nuestra cama y su ropita en un armario. El caso es que TRex ya lleva una temporadita durmiendo toda la noche (o casi) del tirón, así que yo creo que ya va estando preparado para mudarse de habitación (ahora falta que yo me prepare para eso, que me da mucha penita).

Así que me puse a mirar como una loca en pinterest ideas para reformar la habitación y prepararla para que duerman los dos juntos (tengo un tablero en pinterest llenito de ideas). En un principio teníamos la idea de poner camas gemelas, pero así se nos quedaba la habitación en nada, sin sitio para que jugasen, así que al final nos decidimos por literas.

En Ikea tenían la litera perfecta, la KURA, no es muy alta, sólo 1.16m lo cual es perfecto, ya que no olvidemos que arriba duerme un niño de 4 años. Pero llegados a este punto nos encontramos con un pequeño problemilla, resulta que la cama KURA tiene 90cm de ancho, y la cama que ya tenía Redondo en su habitación era de 1.05m. ¡¡No entraba en la litera!! ¿Tendríamos que tirar el colchón y el somier con sólo dos años de uso? De eso nada, me niego en redondo (nunca mejor dicho jeje) a semejante despilfarro. Al final lo que hicimos fue cortarle las patas al somier de Redondo, de tal manera que quedase casi a ras de suelo y poner la cama de tal forma que quede haciendo una L con respecto a la litera. En la foto se ve perfectamente.

 

Yo creo que nos quedó muy bien, me gusta mucho el resultado. Otro pequeño tuneo que le hicimos fue pintar el lateral y la parte de los pies de la litera con pintura de pizarra, para que ellos puedan dibujar o escribir lo que quieran allí.


Además, aprovechando el hueco que quedaba libre debajo de la litera, colocamos unas baldas para poner libros, una alfombra y mi tía les hizo unos cojines de dinosaurios chulísimos, así que nos hicimos un pequeño rincón de lectura bien apañado. También pusimos unas lucecitas enganchadas en el somier, para darle algo de luz a la zona, sobre todo para las noches.


En al habitación también tienen una mesita pequeña con un par de taburetes. La mesa se la dió mi prima, que era de su niña, y originariamente era una mesa de Rayo McQueen. Como estaba bastante rayada (muy mucho) lo que hicimos fue pintarla también con pintura de pizarra. Los taburetes siguen siendo de Rayo McQueen, que como sientan el culo encima no se ven tanto jejeje.

Me acabo de dar cuenta de que los taburetes no salen en la foto jeje


Yo creo que nos salió todo a pedir de boca, ni hecho a propósito, porque en una de las paredes entran justa la litera, la estantería y el organizador trofast (también de ikea) y en la otra, la cama y el baúl/cajón. Y cuando digo que entran justo es que entra justo, ni hecho a medida.

De momento Redondo está durmiendo allí, en su “leitera” como dice él. Le encanta, no tiene ningún problema para subir ni para bajar, e igual es casualidad, pero desde que duerme allí casi todos los días duerme del tirón hasta las 7, u  8 de la mañana (ya no aparece en nuestra cama a las 5). TRex de momento está con nosotros, pero yo creo que es cuestión de semanas que lo cambiemos para la cama de abajo de la litera… más bien es cuestión de que yo me prepare mentalmente para dejarlo ir…

¿Qué os parece? A mi la verdad es que me encanta el resultado 🙂

You Might Also Like

3 Comments

  • Reply No sin mis patucos 23 marzo, 2017 at 11:46

    Me parece que te ha quedado una habitación chulísima¡¡¡¡ Me rechifla el rinconcito de lectura y los cojines de dinosaurios son lo más.
    Ya verás que divertido cuando duerman los dos juntos y les oigas troncharse de la risa cuando se supone que duermen jejejejeej.

  • Reply Mamá en Bulgaria 26 marzo, 2017 at 14:26

    Qué resultón te ha quedado. Me gusta especialmente el color de esa pared, aunque ni idea de cómo se llama.
    Yo debo parecer una pasota, pero no quise invertir mucho en cuarto de niños porque crecen muy rápido, así que les puse directamente cama de adultos y ahora simplemente no la llenan toda. La pena es que cuando nos mudamos a Bulgaria aquí no había Ikea, me queda esa espinita, pero ahora ya hay uno y soy feliz! 😀

  • Reply sradiaz 27 marzo, 2017 at 0:22

    Ha quedado muy bien, una solución genial. Ánimo, a mi me costó mas que a ella jejeje.

  • Leave a Reply