Uncategorized

Inconvenientes de vivir en el campo

10 junio, 2016

Yo soy una mujer rural, que diría mi abuela. Nací y me crié en una zona rural, muy rural, yo creo que más rural imposible, viví en el campo hasta que me fui a la universidad con 17 años. Luego estuve once años viviendo en la ciudad y después ya nos volvimos al campo mi marido y yo.

Vivir en el campo tiene ventajas innegables frente a vivir en la ciudad, eso sin duda, sobre todo para los niños. La tranquilidad, el aire puro, el silencio, la seguridad, los espacios abiertos, puedes dejar el coche o la casa abierta que no va a entrar nadie… Luego hay armas de doble filo como puede ser que todo el mundo te conozca. Es muy bonito cruzarte con algún vecino y que te salude por tu nombre o incluso hablar un rato. Pero ya no es tan bonito no tener privacidad, que todo el mundo sepa cuando entras y cuando sales de casa, lo que estás haciendo, si estás o no estás en casa, si te vas de vacaciones o te quedas… porque, para qué negarlo, la gente de los pueblos, sobre todo la gente mayor, suele ser muy cotilla. El pasatiempo favorito de mi vecino de enfrente es mirar a ver qué estamos haciendo nosotros, a ver a que hora apagamos la luz… esas cosas. Es un señor mayor y bueno, le da por ahí como le podía dar por otra cosa.

Otra cosa que no me gusta de vivir en el campo es que dependemos del coche para todo. El pueblo más cercano está a 5km de mi casa y es donde están los colegios, el centro médico, las farmacias, bancos, supermercados, tiendas… Dentro de lo malo, tampoco es tan malo, tenemos todos los servicios básicos más o menos cerca, tenemos que coger el coche pero nos queda cerca. Ahora bien, si queremos ir al cine, al centro comercial, al teatro… ya nos tenemos que acercar a la ciudad más cercana, que es como mínimo media hora o cuarenta minutos de coche.

Una cosa que os parecerá un detalle sin importancia pero que yo echo de menos es la comida a domicilio. En la ciudad si hoy no te apetece cocinar no pasa nada, encargas una pizza, o comida china, o lo que sea y en media hora o una hora como mucho lo tienes en casa calentito y listo para comer. Aquí nanai de la China, en el campo si no te apetece cocinar pues pasas hambre porque no hay pizzero que tenga huevos a llegar hasta aquí…

 Otro inconveniente importante es que claramente tenemos muchos menos servicios que el resto de la población. Por ejemplo, internet. Por supuesto, aquí no tenemos fibra óptica, va todo por la línea de cobre de toda la vida y la velocidad máxima que tenemos en teoría es 10 megas, pero en la práctica son 6… y con eso nos tenemos que apañar. Con este tema podría seguir y seguir: no tenemos traída de agua municipal, ni alcantarillado, ni recogida selectiva de basuras… los plásticos, vidrio, pilas y cartón los tenemos que llevar al pueblo (recordemos, 5km) en nuestro coche. Eso los que reciclamos, porque la gente pasa bastante y tira todo al contenedor genérico, que es el único que tenemos aquí.

A parte de tener menos servicios, también tenemos menos oportunidades. Ahora se acaba el colegio y en verano no tenemos ni campamentos, ni actividades, ni nada para los niños. Si los dos padres trabajan fuera de casa, hay que tirar de abuelos o llevar todos los días a los niños a la ciudad (recordemos, media hora de coche)

En fin, que es lo que hay, es el precio que tenemos que pagar por vivir rodeados de tranquilidad, verde, paz, aire puro, por poder comer tomates que saben a tomates, lechugas que saben a lechugas, fresas que saben a fresas, por que los niños sepan de donde salen los huevos o la leche y no se piensen que nacen en el supermercado. Todo tiene sus pros y sus contras y hay que ver qué pesa más en la balanza… en nuestro caso pesaron más los pros, aunque de vez en cuando me ofusque con los contras 🙁

¿Qué me decís, sois de campo o de ciudad?

You Might Also Like

20 Comments

  • Reply La resaca del bebé 10 junio, 2016 at 5:44

    Hasta hace pocos años he vivido en el campo y aunque a veces echaba de menos esos contras de los que hablas, lo cierto es que ahora echo aún más de menos los pros. Lo bueno es que dentro de poco me voy alli de vacaciones un mesecito a disfrutar de los tomates que saben a tomate jajajaj. Un beso

    • Reply diasde48horas 13 junio, 2016 at 18:52

      Si es que yo me quejo, pero los pros pesan mucho, mucho, más que los contras jejeje.
      Besos!!

  • Reply mamapuede 10 junio, 2016 at 6:27

    Yo creo que tú eres muy feliz en el campo así que todo lo que comentas son “males menores”.

    Y ya que lo mencionas, te diré que hasta hace poco aquí tampoco llegaban las pizzas a domicilio, ahora sí pero la mayoría de restaurantes todavía no nos sirven

    • Reply diasde48horas 13 junio, 2016 at 18:51

      Tienes toda la razón, son males menores… pero de vez en cuando también tengo derecho a una pataleta jejejejejeje

  • Reply Una mama mas 10 junio, 2016 at 8:10

    Yo soy de ciudad… Nacida y criada. Con 28 años nos mudamos a un pueblo por trabajo y estamos encantados. Si que tienen cosas negativas, en la lista no has puesto que para que nuestros hijos puedan tener una educación superior (universitaria) nos dejaremos un buen importe de dinero o que de muy joven necesite un coche/moto Y que la oferta formativa es muy escasa. Pero por otro lado hay preocupaciones que no tengo. No tengo a yonkis y borrachos en el parque de mi hijo, siempre está limpio! Dios guarde al extraño que se ponga con un móvil a hacerle fotos a los niños, no tengo miedo que secuestren a mi hijo… Para nosotros ha sido un cambio muy positivo, incluso puedo decir que si no fuera que vivimos aquí, no tendríamos hijos, en una ciudad no tendríamos las comodidades del pueblo.
    Aquí tampoco hay chino ni comida a domicilio! Llevo meses con antojo de chino y de hamburguesa de estas famosas! Pero buen… Tenemos otras cosas.

    • Reply diasde48horas 13 junio, 2016 at 18:48

      A eso me refería cuando decía que no tenemos las mismas oportunidades. Si quiero que mis hijos aprendan inglés, por ejemplo, en el pueblo no lo pueden hacer… pero bueno, las cosas positivas son muchas tambien y creo que lo compensan, si 🙂

  • Reply kunamg 10 junio, 2016 at 8:35

    Yo he vivido mi infancia en un pueblo y no lo cambiaría x nada del mundo… la necesidad te la creas tu. No tengo ningún trauma x no haber ido al cine , comido hamburguesa o pizza o poder comprar cualquier cosa. Hoy en día vivo en un pueblo dormitorio, tengo algunas ventajas de pueblo y algunas ventajas de ciudad. Me encanta mi actual pueblo, tengo el verde y la tranquilidad y los servicios de la ciudad cerca. Pero no me importaría volver a mi pueblo de 150 habitantes y no sólo en verano

    • Reply diasde48horas 13 junio, 2016 at 18:46

      Lo cierto es que yo me quejo, pero en el campo se está la mar de bien… alguna vez echo de menos la comodiad de la ciudad y tener todo a un paso, pero la tranquilidad y la seguridad lo compensan

  • Reply pequeboom 10 junio, 2016 at 8:59

    Yo soy una mezcla, de lunes a viernes soy de ciudad y los fines de semana me encanta disfrutar del huerto de mi padre, la casa, la chimenea, el horno de leña, la barbacoa…
    Entiendo lo que dices y lo de la comida a domicilio nunca lo hubiera pensado pero yo que suelo pedir una vez a la semana, me jorobaría!

    • Reply diasde48horas 13 junio, 2016 at 18:45

      Así estaba yo cuando vivía en la ciudad, entre semana allí y los fines de semana a disfrutar del campo jejeje.

  • Reply Liokuina 10 junio, 2016 at 9:49

    Nosotros hace ya unos años que vivimos en un pueblo al lado de la ciudad (3minutos) y no lo cambio. Por suerte algunos servicios de comida rápida nos llegan, pero mejor no tenerlos por que la calidad… eso si, ni fibra, ni 10mb seguros, ni cobertura en la mitad del pueblo, ni tiendas, etc. Pero sabes que? Que si pudiera sería más rural, pero bueno hay que disfrutarlo todo no? Si así te envidio bastante jejeje.
    Un saludo

    • Reply diasde48horas 13 junio, 2016 at 18:44

      Tu tienes un poco de las dos cosas ¿no? Yo a veces echo de menos la vida en la ciudad, pero por norma general estoy contenta como estoy 🙂
      Saludos!!

  • Reply Norgwinid 10 junio, 2016 at 12:07

    Yo vivo en un pueblo, cerquita de una ciudad de provincias y hay cosas que me gustan y otras que echo de menos, coincidiendo casi contigo en todo: la tranquilidad, los espacios abiertos, el contacto con la naturaleza que tienen mis hijas a diario es maravilloso y vale un potosí, pero ODIO tener que coger el coche para todo. Ir al pediatra o a super implica montar una excursión en toda regla y ya no digamos lo que se conoce habitualmente como “ir de tiendas”. Cada vez que me toca hacer un recado pienso: bueno voy a tal sitio, a ver dónde puedo dejar el coche que no me cobren un pastizal ni esté en el quinto pino del lugar de destino… Si además voy con niñas, que suele ser lo habitual, a la ecuación hay que añadir: ¿y dónde cojones hay un parque al que ir para que se me desfoguen después del recado?
    El pueblo está solo a 16 kilómetros de la ciudad donde trabajo, pero para llegar a tiempo a todo tengo que salir de casa siempre una hora antes. Eso implica que para entrar a las 9 tengo que levantarme como muy tarde a las 7 y tener a las niñas subidas en el dichoso coche a las 8. AHHHHHH!
    La ventaja es que la tranquilidad y la seguridad del pueblo no se pagan con nada y una se acostumbra a hacer vida allí (al final).

    • Reply diasde48horas 13 junio, 2016 at 18:43

      Pues yo estoy exactamente igual, lo que peor llevo es lo del coche, no tener nada a mano. ¿Que me falta algo? pues nada, bajo aquí al lado y en cinco minutos estoy de vuelta… eso aquí no funciona. ¿Que me falta algo? pues nada, coge el coche y media hora minimo hasta que estás de vuelta… y eso si es que lo puedes comprar en el pueblo, si no, apáñate como puedas hasta que puedas ir a la ciudad… en fin. Menos mal que la tranquilidad y la seguridad me lo compensan 😉

  • Reply Mi pequeño mundo gira 10 junio, 2016 at 18:32

    Ya si es que todo tiene sus contras,yo vivo en un supuesto pueblo pero es una ciudad en toda regla, y cada día la odio más, así te lo cuento,odio los coches, los ruidos a cada paso, y la masificación para todo parques incluidos,la industria que nos rodea y contamina en fin, si pudiéramos nos iríamos al campo pero no puede ser por lo menos de momento, y aquí la mayoría de gente va a los centros comerciales y en coche así que uff, parece crudo lo que cuento pero es la realidad,me parecéis afortunados a pesar de lo cotilla que suele ser la gente de pueblo, eso te creo jeje
    Besitos

    • Reply diasde48horas 13 junio, 2016 at 18:40

      En mi opinión ganan por goleada las ventajas frente a los inconvenientes, pero bueno, que haberlos haylos. De todas formas, aunque me queje y de vez en cuando eche de menos la cuidad, yo estoy de maravilla en el campo 🙂
      Besos!

  • Reply srajumbo 13 junio, 2016 at 17:28

    Coño! Pero si yo había comentado este post y ahora no me encuentro.. o lo hice en facebook???
    No recuerdo bien, pero decía que yo estoy encantada en el campo aunque me falten cosas. Tenemos la ciudad a 20 minutos, en muchas grandes ciudades tardan mucho más en ir del trabajo a casa, la verdad es que no es mucha distancia.
    Quizás lo que si me fastidia, sea lo de no poder llamar a telepizza cuando no hay ganas de cocinar jaja.

    • Reply diasde48horas 13 junio, 2016 at 18:31

      a mi también me suena… pero igual tienes razón y fue en facebook…
      Eso es cierto, en muchas ciudades tardan más en ir del trabajo a casa que lo que tardo yo en llegar a Santiago, es cierto.
      Lo de la pizza es una putadilla jejejeje

  • Reply EL PODER DE QUERER SER MADRE 14 junio, 2016 at 22:30

    Uuuff yo me voy contigo de cabeza al campo, soy muy de campo, de tranquilidad, relax y vivir en una casita, aunque lo de internet lo llevaría mal porque uso mucho internet para ver películas y series online y eso con esos megas me da que debe ser imposible ejejejje Besitos guapa!! 🙂

  • Reply mamajumboblog 16 junio, 2016 at 12:55

    Nosotros vivimos en un pueblo pero que es casi una ciudad, la verdad es que me encantaría vivir en un sitio más rústico,porque seguro que tenéis más calidad de vida.

  • Leave a Reply