Recetas Viajes

Explorando el mapa: turismo gastronómico en Alemania

21 noviembre, 2014

explorando el mapaEsta semana en explorando el mapa  voy a hablar de algo que me encanta: el turismo gastronómico. Los que me conocen en persona, saben que soy “de bo dente” como decimos en mi tierra. O, lo que es lo mismo, que como bien y mucho… mis lorzas dan fe.

La semana pasada estuve de viaje, aquí hablé de la vuelta. La gente me suele decir que tengo muchísima suerte de poder viajar por el trabajo, que conozco mucho mundo gracias a ello… yo en estos casos suelo contestar que sí, conozco muchos aeropuertos, hoteles, recintos feriales y oficinas de clientes pero ciudades en si bien pocas. De todas formas, lo que sí intento hacer cuando tengo que viajar, aunque sea por trabajo es probar algo típico de la gastronomía del país. Algunas veces me ha salido el tiro por la culata, como una vez que me trajeron un plato de mollejas de pollo, pero normalmente suelo quedar contenta.

En este último viaje me tocó irme a Alemania… y ¿qué comida hay más típica alemana que el codillo con sauerkraut? Bueno, quizás la salchicha es más típica… pero esa no me gusta especialmente, aunque también la probé, no fuera a ser 🙂

Este plato típico alemán ya lo había probado más veces. La carne se suele hacer (o por lo menos la que yo he probado) asada, y queda crujientita por encima… está bastante rica. En cuanto al repollo, para hacer el sauerkraut, lo dejan fermentar en vinagre. A mi, hasta ahora que sólo había probado esta variante, el sabor se me hacía muy fuerte. A ver, se come bien, pero es un plato fuerte.

Sin embargo, la semana pasada probé este mismo plato pero con una pequeña variación que me encantó. El repollo, en vez de en vinagre, estaba fermentado en vino y estaba riquísimo, sigue teniendo ese puntillo agrio pero mucho más suave y para mi, mucho más rico. Creo que se llamaba weinkraut, pero no estoy segura…

Así que mi recomendación de hoy, es que si vais a Alemania, antes que la típica salchicha, probéis el codillo con saurkraut… y si en vez de sauerkraut encontráis el weinkraut mejor que mejor 😉

¿Ya habías probado este plato? ¿cual es el veredicto?

Por cierto, me estoy dando cuenta de que parece que estoy de jornadas gastronómicas en el blog 😀 😀 :D… Ayer caldo gallego, hoy codillo… nota mental: no volver a escribir posts con el estómago vacío 😉

You Might Also Like

27 Comments

  • Reply Pasuco a Pasuco 21 noviembre, 2014 at 9:37

    El codillo en esta versión alemana no lo he probado, pero me da que va a ser bastante parecido a como lo hacen los polacos. Cuando estuvimos allí de vacaciones nos trajimos la receta: hay que cocerlo en agua con cerveza, pimienta negra y laurel. Y luego ya se hornea para que quede la capa crujiente que comentas por fuera. Está…. que ni te cuento!! Lo del repollo agrio no me convence mucho, aunque si fuera a Alemania lo probaría seguro, donde fueres haz lo vieres!!

    • Reply diasde48horas 24 noviembre, 2014 at 18:51

      El codillo así crujientillo por arriba, está bastante rico. Igual me animo a prepararlo algún día como me comentas tú 🙂
      A mi la verdura macerada en vinagre se me hace muy fuerte, pero esta versión macerada en vino me encantó. Recomendable 100%

  • Reply Mamá Pata 21 noviembre, 2014 at 9:41

    mmmmmmm! Aunque sea más bien hora de desayunar se me ha hecho la boca agua 😉 Yo también soy de buen comer, y en Alemania nos pusimos chatos. El repollo no me va mucho, pero el codillo… Justo hoy empieza la feria alemana en mi pueblo, pero nosotros este finde nos vamos a…………. LONDRES!!!

    • Reply diasde48horas 24 noviembre, 2014 at 18:51

      Ya debéis de estar de vuelta, pero ¡¡¡¡buen viajeeee!!!!

  • Reply Una mamá muy feliz 21 noviembre, 2014 at 9:51

    Yo he probado el codillo en Praga, justo ayer lo estuvimos hablando UPMF y yo porque creo que lo vimos en la tele…no se, el caso es que nos gustó muchísimo.

    Lo que si probamos amenudo es el repollo con vinagre y es que mi cuñada Irlandesa tiene raices checas y cuando vamos a su casa a comer siempre lo añade como guarnición, a i me gusta regular, pero a UPMF le encanta!!!

    Bueno y que toca mañana!!!??? jajajajjaaj

    • Reply diasde48horas 24 noviembre, 2014 at 18:53

      A ver Carol, en serio, esta conexión extrasensorial que tenemos tu y yo de vez en cuando me está dando miedito…

      Yo la verdura en vinagre… si la tengo que comer la como, pero se me hace muy fuerte. Sin embargo con vino está mucho más suave sin perder ese toque especial. Me encantó.

      Tranquila, prometo no poner más recetas en unos días jejejej

  • Reply Mama Puñetera 21 noviembre, 2014 at 10:24

    No he tenido el placer de ir a Alemania y lo mas cerca que he estado de la gastronomía alemana es en una October fest de esas que celebran ahora en todas partes (siempre que no sea octubre, jajaja) o en un Birweinkel o como leches se escriba. Pero me lo apunto por si alguna vez cae la breva y voy por tierras germanas, que a mi eso del turismo gastronómico también me va! jejeje
    Besos guapa y feliz finde! 😉

    • Reply diasde48horas 24 noviembre, 2014 at 18:57

      El turismo gastronómico nos va a muchos jejeje.

  • Reply pequeboom 21 noviembre, 2014 at 11:23

    Pues en el puente de diciembre vamos a Heidelberg, así que acabo de apuntármelo, muchas gracias!!!

    • Reply diasde48horas 24 noviembre, 2014 at 22:10

      Qué guay!! Pues pasároslo bien y disfrutad del codillo 😉 😉

  • Reply Mo 21 noviembre, 2014 at 12:32

    Yo viajé mucho a Alemania con mis padres de niña, ahora hace años que no voy, pero no me hace falta viajar para probar las delicatessen alemanas, jejejeje…
    A mí el sauerkraut nunca me ha entusiasmado, pero no por el vinagre, sino por la col. En cambio, el asado agrio (Sauerbraten), me encanta. De los platos que cocina mi padre me pirra la Schnitzel (origen austríaco, pero mola igual, jejeje), la ensalada de patatas, el asado de cerdo, las kartoffelpuffer (tortitas de patata), el Falsche hase (asado de carne picada)… No sigo que tengo hambre, jajajajaja!
    Muas!

    • Reply diasde48horas 24 noviembre, 2014 at 22:13

      Es verdad, que tu padre es alemán! Pues a mi el sauerkraut me parece que tiene un sabor muy fuerte, pero no por la verdura, es por el vinagre. Sin embargo este que probé de vino me encantó.
      Ains… cuantas cosas me quedan por probar!!
      Besos!!

  • Reply Segundos Pasos 21 noviembre, 2014 at 12:34

    se me hace la boca agua!!! a mi me gusta viajar pero he comprobado que por trabajo no… lo que tú comentas en mi caso yo digo que soy poligonera… conozco los polígonos industriales de toda España!!!

    • Reply diasde48horas 24 noviembre, 2014 at 22:18

      Jajaja, qué bueno lo de poligonera 😀 😀
      Entonces sabes perfectamente de lo que hablo. A mi no me gusta nada viajar así, pero mucha gente piensa que es una suerte…

      • Reply Segundos Pasos 25 noviembre, 2014 at 7:40

        pues se lo damos para ellos!!!! nosotras en casa cumpliendo horario y haciendo la compra jajjjaa

  • Reply nosoyunadramamama 21 noviembre, 2014 at 15:47

    Ayyy, yo no he ido nunca a Alemania… la verdad es que desde que nació Alfonso no hemos ido al extranjero, porque hemos ido enlazando bebés,jajaja… pero sé que, como somos jóvenes, dentro de unos años empezaremos a viajar otra vez!!! Suena bien lo del codillo!!!! yo no suelo tener problemas para probar casi todo en los viajes excepto lo crudo y los quesos fuertes, que no me van..

    • Reply diasde48horas 24 noviembre, 2014 at 22:35

      A mi me pasa igual! Lo crudo es intragable para mí… y el queso ni fuerte ni suave, de la única manera que me gusta es fundido, soy algo rara yo jejeje
      En cuanto a los viajes, la verdad es que a mi me encantan… 🙂

  • Reply Sonia 21 noviembre, 2014 at 17:02

    Ayy yo soy el punto contrario aquí jajaja;me encanta comer pero soy de poca carne,pollo y nada mas,prefiero el pescado en todas sus variedades;mi marido también estuvo en Alemania pero por trabajo igual que tu y se puso morado a la salchicha esa y el codillo jejeje;eso si el pais tambien lo vió bien poco…
    Besos

    • Reply diasde48horas 24 noviembre, 2014 at 22:44

      Si es que cuando vas por trabajo es raro que puedas tener tiempo para hacer algo de turismo.
      Uff, a mi antes me encantaba el pescado en casi todas sus variedades pero desde que me quedé embarazada me volví mucho más carnívora jeje
      Besos!!

  • Reply mamapuede 21 noviembre, 2014 at 17:26

    Pues no lo he probado pero no me importaría….

  • Reply creciendoconmicachorro 21 noviembre, 2014 at 23:48

    jajaja salchichas no gracias, me encantan estos posts tuyos aprendemos muchas cositas jeje. Un abrazo

    • Reply diasde48horas 24 noviembre, 2014 at 22:48

      Si, yo tampoco soy mucho de salchicas, la verdad. Aquí no las he probado hace años. Allí me daba no se que no probarla… pero sólo me comí media, el sabor era bastante parecido a las de aquí.
      Gracias, guapa, me alegra que te gusten!!

  • Reply Una sonrisa para mamá 22 noviembre, 2014 at 17:56

    Yo soy más de pescado y verduras, la carne no me gusta nada, así que no he probado el codillo ni las salchichas…

    • Reply diasde48horas 24 noviembre, 2014 at 22:51

      Sí, yo antes también, pero en cuanto me quedé embarazada me cambió el chip y me volví mucho más carnívora…

  • Reply judit 30 noviembre, 2014 at 16:11

    me apunto la recomendación! yo también soy de turismo gastronómico, es mas, mi familia se rie de mi por que tengo mas fotos de platos que de monumentos :p Me has recordado un viaje a Bruselas y que en todos los restaurantes ponia Carbonada, y yo pensaba “mmmh espaguetis! ” el último dia lo pedi… era carne estofada! !! estaba muy buena, pero me apetecía pasta xD

    • Reply diasde48horas 2 diciembre, 2014 at 13:00

      Jajaja, yo también hago eso, tengo muchísimas fotos de platos de comida jejejeje.
      Me encanta que te haya gustado!

    Leave a Reply