Uncategorized

Explorando el mapa: Oslo en Navidad

12 diciembre, 2014

explorando el mapa

Un viernes más vuelvo a explorar el mapa… y sigo con mi racha de destinos navideños. Si la semana pasada os hablé de mis destinos soñados hoy os voy a hablar de un viaje que hice hace cuatro años y que me encantó profundamente: Oslo en Navidades.

A pesar de que dicen que Oslo es una ciudad carísima a nosotros este viaje nos salió por cuatro duros, pero literalmente cuatro duros. Nos fuimos tres días con unos amigos, el vuelo nos costó 60€ ida y vuelta y el hotel, cogimos un apartamento entre todos y nos vino a salir sobre 100€ por pareja la estancia completa. En cuanto a los gastos allí, también nos salieron baratísimos. Antes de salir de viaje buscamos información en internet sobre donde hacer la compra y demás, como teníamos un apartamento cenábamos todos los días en casa y a mediodía nos llevábamos unos bocadillos y pista. Además, tuvimos suerte de que justo enfrente de nuestro apartamento había un súper, el KIWI para más señas, donde los precios eran muy asequibles y completamente equiparables a los españoles. Así que desde entonces, y cada vez que me dicen que Oslo es caro, yo siempre digo que es caro si no buscas… Como anécdota os diré que un día estábamos congeladitos perdidos y entramos en una cafetería en el centro, en plena calle Karl Johans Gate (la calle principal de Oslo) y cuatro pintas y una pepsi nos salieron por la friolera de 46€. Pero la culpa fue nuestra por parar ahí… es como si en Santiago te tomas algo en la Porta Faxeira o en el Hostal de los Reyes Católicos, no sé si me explico. Más tarde nos tomamos otras en un bar al lado del apartamento (a 1.5km del centro de la ciudad) y dos rondas de lo mismo nos salieron, o sea 8 pintas y dos pepsis, por 35€. Lo dicho, es caro si no buscas.

Después de esta disertación sobre si Oslo es o no es caro, sigo con el tema, a lo que iba. Oslo es una ciudad que tiene mucho que ver, nosotros estuvimos muy poco tiempo pero lo aprovechamos al máximo. Es una ciudad relativamente pequeña, por el centro te mueves bien andando y si no el transporte público funciona de maravilla. Sólo con pasear por la calle principal, la Karl Johans Gate que comentaba antes, ya se ven algunos de los principales atractivos de la ciudad. La calle empieza en la estación central de Oslo y conforme vas andando por ella a un lado y a otro se van sucediendo monumentos y edificios emblemáticos de la ciudad: la catedral de Oslo, el Teatro Nacional, la Universidad, el Parlamento y finalmente la calle acaba desembocando en el Palacio Real. Si se visita la cuidad un paseo por esta calle es imprescindible.

La Karl Johans Gate con las luces de Navidad

La Karl Johans Gate con las luces de Navidad

Desde el Palacio Real se puede ir andando hasta el edificio del Ayuntamiento de Oslo (una visita que recomiendan hacer en las guías de viaje pero, la verdad a nosotros non nos gustó mucho) porque están casi al lado, y desde allí hasta el Akershus Castle, que aunque está un pelín más lejos se puede ir andando perfectamente. Este castillo sí que nos gustó, y mucho además. Es una fortaleza situada junto al mar y la tenían tan bonita con todos sus adornos navideños que me dejó enamorada.

christmas wreath akershus castle

Corona hecha con ramas naturales en la entrada de la fortaleza

Unos candiles dentro de la fortaleza, un detalle precioso

Unos candiles dentro de la fortaleza, un detalle precioso

De la fortaleza Akershus nos fuimos directamente al edificio de la ópera. También fuimos andando porque estaba cerca… así a lo tonto a lo tonto nos hicimos unos cuantos kilómetros pateando la cuidad. Una particularidad que tiene el edificio de la ópera son los tejados, se puede subir a ellos y desde allí hay unas vistas impresionantes de la cuidad.

Vista de la ciudad desde el tejado de la ópera. Se ve también el mar, que está congelado!!

Vista de la ciudad desde el tejado de la ópera. Se ve también el mar, que está congelado!!

Por último, también es de visita obligada si se está en Oslo el parque Vigeland. Este es un parque que está al oeste de la ciudad y cuyo principal característica son las esculturas que se pueden ver y que son… digamos que un tanto… peculiares. A mi el parque en si me gustó, pero como parque, para pasear, las esculturas no tanto… el arte no es lo mío, soy una mujer de ciencias jejeje

Parque Vigeland

Parque Vigeland

Finalmente, nosotros aprovechamos también para visitar el Holmenkollen, el trampolin de los saltos, ese desde donde saltan todos los unos de enero. Es muy fácil llegar ahí, igual media hora o 45 minutos en metro desde el centro de Oslo. Es un viaje bastante simpático de hacer porque tu vas en el metro todo tranquilo y en cada estación se empieza a subir gente cargada de esquís y trineos… muy raro pero simpático, la verdad. Una vez allí tuvimos mala suerte porque había mucha niebla y casi no pudimos ver el trampolín… pero aprovechamos para visitar el museo del esquí, que está también allí y al final fue una visita muy interesante.

El Holmenkollen rodeado de niebla...

El Holmenkollen rodeado de niebla…

Y hasta aquí nuestra visita relámpago a Oslo, que fue corta pero intensa. Ahora me gustaría poder volver en verano, que dicen que el país está irreconocible, completamente diferente a ir en invierno.

¿Os ha gustado Oslo? ¿os parece un buen destino navideño?

You Might Also Like

30 Comments

  • Reply Mama Blogger 12 diciembre, 2014 at 8:32

    Pues si que me parece un buen destino navideño si!!!! En las fotos se ve todo muy chulo!! 😉

    • Reply diasde48horas 12 diciembre, 2014 at 13:17

      Estaba precioso, la verdad. Fue un viaje que me gustó muchísimo 🙂

  • Reply Mamá Pata 12 diciembre, 2014 at 9:44

    Jolin que ganas de viajar entran con esta sección tuya, voy a dejar de leerte los viernes 🙂

    Yo estuve en Oslo de congreso 4 días, y 4 compis aprovechamos el viaje y nos quedamos allí 4 días más de ruta por Noruega. Oslo nos gustó mucho, y a mi el parque me pareció precioso, jeje. Ademas nos hizo un tiempo genial y entre las actividades sociales del congreso tuvimos un paseo en barco por el fiordo de Oslo comiendo gambitas, jiji.

    Después nos alquilamos un coche y nos fuimos hasta la zona de los fiordos, Stavanger, el preikestolen, etc. Que paisajes más increibles! Como me fui sin mi marinovio es un destino que repetiremos en familia seguro.

    • Reply diasde48horas 12 diciembre, 2014 at 13:22

      Noooo, no me abandones los viernes porfa!!! Que luego te quedas sin ideas para futuros viajes jejejeje
      Pues yo lo que quiero hacer ahora es un viaje del tipo de este que me cuentas tú, en primavera o verano para poder visitar los fiordos… o las islas Lofoten, que deben ser la leche… ay, si es que hay tantos sitios a los que ir y tan poco tiempo y sobre todo tan poco dinero…

  • Reply Una mamá muy feliz 12 diciembre, 2014 at 10:12

    Oh me ha encantado!!! y estaba tan nevado!!!??? me encantaría ir a Oslo, yo he estado en Noruega, pero en el Norte, muy al norte y también he estado en otra ciudad en Navidad pero no nevaba, aunque frío…madreeeeeeeee míaaaaaaaaaa, casi me muero!!! ya os contaré ya…

    Me encanta esta sección, esperando el próximo destino.

    Besosssssss

    • Reply diasde48horas 12 diciembre, 2014 at 13:28

      Nevado no, nevadísimo jejeje. Había montones y montones de nieve, estaba precioso. La verdad es que me encantó haber ido en navidades 🙂
      Aunque ahora me gustaría poder ir en verano, para ver los fiordos…
      Estoy deseando leer esos viajes, Caroooolll!!!
      El próximo destino aún no lo tengo pensado… a ver si se me ocurre en el finde 🙂
      Besos guapa!!

  • Reply Segundos Pasos 12 diciembre, 2014 at 10:26

    quiero ir quiero ir quiero ir!!! ahora mismo busco vuelos… ojalá pudiera!!!

  • Reply yoquierosermama 12 diciembre, 2014 at 11:05

    Qué pasada! Yo que voy a Estocolmo, haré como tú!

    • Reply diasde48horas 12 diciembre, 2014 at 13:30

      Qué guay!! Ese es otro destino que tengo pendiente 🙂

  • Reply pequeboom 12 diciembre, 2014 at 11:22

    Das unas ideas geniales!!!

    • Reply diasde48horas 12 diciembre, 2014 at 13:30

      Gracias!! Me alegro de que te gusten 🙂

  • Reply lamamadealvaro 12 diciembre, 2014 at 14:14

    Me ha encantado Sólo contado por ti, pero una preguntita sin importancia: y el frío??? Dicen q hace un frío de mil demonios!!!
    Ufff, me encantaría ver una ciudad nevada en navidad pero no se si podría sobrevivir con lo arrecía q soy 😉
    Besitos

    • Reply diasde48horas 12 diciembre, 2014 at 15:29

      Hacía un frío de cojones!!! Tengo alguna foto de agua congelada en las bajantes de los edificios, fotos de mis pies enterrada en nieve hasta las pantorrillas… Creo que estábamos a -5 o algo así, pero nos dijeron que la semana anterior habían llegado a -20!!
      De todas formas el frío no es un problema para mí, con abrigarse un poco más lo solucionas 🙂
      Besos!!

  • Reply judit 12 diciembre, 2014 at 15:52

    que barato! peazo de viaje! de verdad que das una envidiiiiaaaa!! a ver si ahorramos un poquito y este año hacemos algo asi la familia!

    • Reply diasde48horas 12 diciembre, 2014 at 18:30

      Si, la verdad es que fue un viaje genial y nos salió baratísimo… gangas así sólo se encuentran una vez en la vida… 🙂

  • Reply matronaonline 12 diciembre, 2014 at 20:35

    JJJJJJaaaaarrrrrl!!!! pero qué baratísimo os salió!!!!!

    • Reply diasde48horas 15 diciembre, 2014 at 9:58

      Pues sí, la verdad es que nos salió tirado… creo que fue el viaje más barato que hicimos…

  • Reply mamapuede 12 diciembre, 2014 at 20:59

    Jo que chulo! Que envidia! Sabes que? Que esta sección no me gusta, Despiertas mis ganas de viaje y ahora no puedo!!!

    Lo de sí es caro o barato… Como todo, según en el plan que vayas

    • Reply diasde48horas 15 diciembre, 2014 at 9:58

      Jajaja, pues ya eres la segunda que me lo dice… no sé si no estaré cavando mi propia tumba….

  • Reply Gen 14 diciembre, 2014 at 20:17

    qué manera de poner los dientes largos! jeje jo…me ha encantado y ya sabes que a mí estos destinos me vuelven loca… y encima en navidades ni te cuento!

    • Reply diasde48horas 15 diciembre, 2014 at 16:27

      Si esque estos viajes lo tienen todo… destinos soñados y cuando todo está precioso con la navidad por todas partes jejeje. Nos parecemos mucho tu y yo en esto 🙂

  • Reply creciendoconmicachorro 14 diciembre, 2014 at 23:33

    tengo unas ganas tremendas de visitar Oslo, no sé por qué pero siempre he tenido ganas de conocerlo. Gracias a tí he podido apreciar aún más su belleza, en Navidad debe de ser precioso!!

    • Reply diasde48horas 15 diciembre, 2014 at 16:28

      En navidad está increíble, en serio. Pero tengo ganas de volver en verano, parece ser que la cuidad cambia muchísimo… el país entero, más bien 🙂

  • Reply Pasuco a Pasuco 16 diciembre, 2014 at 17:19

    Cuando leo esta sección me dan unas ganas de volver a coger la mochila y ver mundo que no te puedes hacer idea!! Y tienes razón, por muy cara que digan que es una ciudad si te buscas la vida y lo planeas bien no tienes porqué dejarte un ojo de la cara para disfrutar del viaje!!

    • Reply diasde48horas 17 diciembre, 2014 at 10:06

      Pues sí, tiees razón. Puede que la ciudad sea cara, pero si te buscas la vida siempre encuentras opciones más baratas…

  • Reply Explorando el mapa: Béziers y Carcacssonne | días de 48 horas 19 diciembre, 2014 at 8:43

    […] destino navideño, que será el último, para continuar el la línea de mis dos posts anteriores (aquí y aquí). Hoy nos vamos a ir a las ciudades francesas (que no pueblos, dirían mis compañeras de […]

  • Reply Explorando el mapa: Béziers y Carcassonne | días de 48 horas 19 diciembre, 2014 at 8:43

    […] destino navideño, que será el último, para continuar el la línea de mis dos posts anteriores (aquí y aquí). Hoy nos vamos a ir a las ciudades francesas (que no pueblos, dirían mis compañeras de […]

  • Reply La agenda de mamá 31 diciembre, 2014 at 9:58

    Acabo de llegar y por aquí me quedo! Qué envidia Oslo en Navidad!! Es un viaje que tengo pendiente hacer. Gracias por compartirlo! 🙂

  • Leave a Reply