Uncategorized

Esas locuras de juventud

29 abril, 2014
El otro día me acordé, no sé por qué, de un episodio que tuvo lugar hace tres años y medio y que yo recuerdo con mucho cariño. Teine que ver con esas locuras, aventuras o como queráis llamarlas que una puede hacer y hace antes de ser madre. Lo he bautizado con el nombre de LA ODISEA DE LOS GUNS N’ROSES.
Yo soy bastante rockerilla en cuanto a gustos musicales se refiere y al poco de casarnos mi Tranquilo y yo los Guns n’Roses daban un concierto en Barcelona. Esa oportunidad no se podía desaprovechar, me gustaba muchísimo ese grupo y aunque ahora no son la banda original, el último disco que han sacado también me gusta. Al principio no me gustaba, pero luego despues de escucharlo unas cuantas veces cada vez me iba gustando más y ahora me encanta. Ya me ha pasado varias veces algo así. ¿Soy la única a la que le ha pasado esto?
Me lío… decía que daban un concierto en Barcelona así que en cuanto me enteré me puse a mirar vuelos. Vi unos realmente baratos con Rayanair y ya no tuve excusa, compramos los vuelos y las entradas para el concierto. Yo estaba más contenta que una niña con zapatos nuevos, iba a ver a los Guns n’Roses, yujuu!! Al final se anotaron también a la aventura mi hermana y mi cuñado. 
Llegó el día, era un sábado y el vuelo salía a las nueve y media de la mañana o algo así. Nos plantamos en el aeropuerto una horita antes y como vivimos en Inivernalia pues resulta que el vuelo retrasado por mal tiempo, había mucha niebla. No pasa nada, teníamos tiempo, abrían las puertas a las 6 de la tarde y el concierto empezaba a las 10 de la noche.  
Pero el tiempo iba pasando y la niebla no se despejaba. Pasaban las horas y nosotros nos íbamos poniendo más nerviosos. Le llamé por teléfono a una amiga a ver si había algún otro vuelo desde otro de los aeropuertos de aquí pero eran todos carísimos así que eso descartado. Al final, a las doce y media de la mañana la niebla no se había levantado y cancelaron el vuelo. 
¿Que hacíamos? buscar otro vuelo era inviable, perdernos el concierto tan cerca no nos gustaba nada y además perdíamos también el valor de las entradas (que habían sido bastante caras, todo sea dicho) así que se nos ocurrió ir a preguntar a las agencias de coches de alquiler a ver si por una casualidad no nos salía muy caro alquilar un coche. Y resultó que no, casi con el dinero que nos tenía que devolver Ryanair por cancelar el vuelo pagábamos el coche. 
A las 13.15 salíamos del aeropuerto de Santiago de Compostela cuatro personas en un coche para cruzarnos España al volante. Nos fuimos del tirón, menos mal que ese recorrido ya nos lo habíamos hecho varias veces y más o menos conocíamos la carretera. Sólo paramos una vez para repostar y cambiarle le agua al canario. Nos comimos en el coche unos bocadillos que llevábamos para la cena y que al final fueron la comida. A las 22:10 estabamos sentados en la tribuna viendo el concierto. Nos perdimos a los teloneros y una canción y media de los Guns pero al fin habíamos llegado!! El sitio no era muy bueno, pero fuimos los últimos y tuvimos que ir a donde quedaba sitio. 
¿Valió la pena cruzarse España en coche para ver a los Guns n’Roses? Definitivamente sí. De hecho, me alegro de de haberlo hecho. Es algo que ahora no podría hacer y que para cuando pueda volver a hacerlo no sé si tendré ganas o ánimos. Verlos en directo fue apoteósico, el concierto estuvo genial, lo pasamos genial y además tenemos una anécdota para contarle al Redondo cuando crezca. ¿Había dicho ya que genial? 
Y vosotros ¿alguna locura de juventud para contar? ¿alguna aventura de vuestra vida pre-hijos?
 

You Might Also Like

26 Comments

  • Reply BuggyMama 29 abril, 2014 at 7:29

    Jajaja Qué bueno! Tengo que reconocer que yo he sido siempre un poco sosita para esos temas y ahora es cierto que me arrepiento un poco…

    Besos guapa!

    • Reply diasde48horas 29 abril, 2014 at 13:49

      Yo también he sido bastante sosainas, todo hay que decirlo, pero esta oportunidad no la podía dejar pasar… y no me arrepiento para nada. Sé que fue una locurilla pero que me quiten lo bailao 😉

      Un beso!

  • Reply masqueelprimerdia 29 abril, 2014 at 8:43

    Qué super anécdota!!!!
    La verdad es que yo nunca he hecho una locura como esa de conducir de una punta a otra por llegar a un concierto, pero ha sido más por falta de ocasión que por falta de ganas. Soy una loca de la planificación y cuando hacemos un viaje por mínimo que sea lo llevo todo atado. Así que dejo poco margen a la improvisación y la locura… Una pena! Porque seguro que la vuestra fue una experiencia que será difícil de olvidar 🙂

    un besito!

    • Reply diasde48horas 29 abril, 2014 at 13:50

      Si nosotros también teníamos todo planificado, pero luego las cosas se torcieron y tuvimos que improvisar jejeje. No lo voy a olvidar en la vida 🙂
      Un beso!

  • Reply Mo 29 abril, 2014 at 9:19

    Esas decisiones de última hora son geniales…y más si encima sale bien!! 🙂
    Locuras de juventud? Alguna hay por ahí, jajajaja!
    Muas!

    • Reply diasde48horas 29 abril, 2014 at 13:51

      Salió a pedir de boca! Nos perdimos canción y media pero bueno, podríamos habernos pedido todo…
      Pues cuenta, cuenta, que no sea yo la única que se moja jejejeje
      Un beso!

  • Reply Marmes 29 abril, 2014 at 10:25

    Qué buena historia para contar a Redondo cuando sea mayor, os imagino allí en el aeropuerto pensando en qué hacer y al final liandoos la manta a la cabeza. Que bien que disfrutarais del concierto. A veces las cosas salen mejor cuando las pensamos y planificamos menos, y sobre todo es más emocionante y divertido, jejeje.
    Un beso!

    • Reply diasde48horas 29 abril, 2014 at 13:52

      Si, la verdad es que emocionante fue un rato! Y hasta lo pasamos bien en el trayecto… fue un día estupendo, siempre lo recuerdo con una sonrisa 🙂
      Un beso!

  • Reply Virginia 29 abril, 2014 at 12:34

    ¡¡qué historia!! al menos eres de la mías….¡¡viva el rock!! el otro día llevaba una sudadera de los guns n roses jejeje
    Hay que hacer esas locuras…son salud!
    un besote

    • Reply diasde48horas 29 abril, 2014 at 13:55

      Viva, viva!!! Fíjate hasta donde llego que el vals de nuestra boda fue una canción de Metallica 🙂
      Son locuras, pero hay que aprovechar mientras se puede!
      Un beso!

  • Reply unasonrisaparamama 29 abril, 2014 at 17:24

    Menuda aventura!!, experiencias así no se olvidan. Me alegro de que al final consiguieseis llegar y lo pasaseis tan bien. Bss!

    • Reply diasde48horas 29 abril, 2014 at 17:38

      Yo recordaré ese día con cariño durante toda mi vida. Realmente parece una tontería pero para mí fue algo especial 🙂
      Un beso!

  • Reply Sonia 29 abril, 2014 at 17:25

    Que guay tu historia,ademas son cosas que nunca se olvidan,aqui otros abonados al rock jeje,de hecho conocí a mi pareja en un bar de musica rock y hablando de una canción de Metallica!,a ver si la peque nos sigue por la senda 🙂
    Besos

  • Reply Futura Mamá 29 abril, 2014 at 17:30

    Jajaja, a mí me pasa lo mismo con los discos… Menos de mi grupo más que favorito.

    Y sobre las locuras… uy, alguna sí que he hecho y alguna más me queda por hacer todavía 😉

    • Reply diasde48horas 29 abril, 2014 at 17:41

      Menos mal, ya creía que yo era la rarita jejejeje.
      Tu aprovecha para hacer ahora todas las locuras que quieras porque cuando venga Futuro Bebé no tendrás tiempo ni ganas (o almenos a mí me pasa)
      Un beso!

      • Reply Futura Mamá 29 abril, 2014 at 18:22

        Eso intento 🙂 La verdad es que por eso pongo tantas fotos de cervezas, jajaja. Para recordar en un futuro que había un tiempo en el que las tomaba… xD

        • Reply diasde48horas 29 abril, 2014 at 19:28

          Bien hecho, guarda pruebas para la posteridad jajaja

  • Reply Reloj de madre 29 abril, 2014 at 22:05

    La verdad es que ahora mismo no recuerdo ninguna, pero seguro que tengo alguna. Prometo hacer alguna estos meses no vaya a ser que después me arrepienta de no tener.

    Un beso!

    • Reply diasde48horas 29 abril, 2014 at 23:12

      Eso, eso, vete dándole vidilla. Todo el mundo debería tener al menos una anécdota de estas para contarle a los nietos 🙂
      Un beso!

  • Reply Pru 29 abril, 2014 at 22:28

    Vaya cambio el blog!!! Muy chulo 🙂
    Lo de las locuras, yo hice muuuuuchas muchas… He sido bastante fiestera y aventurera, la verdad, jaja, de hecho la gente alucinó cuando el Cangués y yo decidimos tener un bebé porque éramos dos culos inquietos que no perdíamos ni un sarao y nos apuntábamos a un bombardeo… ay… qué tiempos. Lo que te cambia la vida un chiquitín de éstos, eh?? A veces echo un poco en falta poder improvisar y hacer locuras otra vez, pero no cambio a mi Cachorrina por nada!! Beso!

    • Reply diasde48horas 29 abril, 2014 at 23:19

      Gracias!! Qué bien lo has contado. Yo añoro, o más bien recuerdo con cariño aquella época pero a mi Redondo no lo cambio por nada 🙂
      Un beso!

  • Reply sonia bs (la mamá de Álvaro) 30 abril, 2014 at 9:19

    Jajajaajjajaaj, esas locuras ya no tienen cabida, pero a veces hasta las hecho de menos.
    Besitos

  • Reply sonia bs (la mamá de Álvaro) 30 abril, 2014 at 9:21

    Por dios, echo de menos. Corrígeme el comentario anterior y no me publiques éste, q me duele hasta la vista, jajajaja

    • Reply diasde48horas 30 abril, 2014 at 9:47

      Todavía no sé hacer eso, pero no te preocupes mujer, la de veces que he escrito (y borrado al darme cuenta) boda con v o hay con i influenciada por el gallego. Alguna vez se me escapará una de esas y me dolerán los ojos jejeje

  • Reply Sonia 30 abril, 2014 at 18:24

    Que recuerdos mas chulos,esta bien hacer locuras jeje,yo era de salir bastante y me gusta también el rock,mi pareja y yo nos conocimos hablando de musica jajaja(un poco friki pero fue así),ahora a ver si la peque sigue la senda rockera,ahi estamos.
    Besos

    • Reply diasde48horas 30 abril, 2014 at 23:54

      Seguro que sí! Si le pones tu música al peque seguro que mantienes a los cantajuegos a raya. Mi Redondo está enamorado de Chuck Berry… y yo orgullosísima jejeje
      Un beso!

    Leave a Reply