Sin categoría

Cuatro Años con Redondo

24 octubre, 2016

Mi niño grande ha cumplido cuatro años y lo cierto es que tengo una sensación extraña, por una parte parece que han pasado mil años desde que lo abracé por primera vez y sin embargo, al mismo tiempo, por otra parte parece que fue ayer. Mi vida ha pegado un cambio radical desde ese día, sobre todo para mejor, aunque no voy a negar que hay cosas que echo de menos de antes de ser madre. Pero sobre todo, el cambio más grande que se ha producido en mi, es en mi capacidad de amar, nunca en mi vida ni en un millón de años me hubiese imaginado que se podía querer así a otra persona.

En estos cuatro años Redondo ha crecido mucho, en todos los sentidos, y se ha convertido en un niño muy cariñoso, ocurrente, simpático, juguetón, imaginativo, inteligente y guapísimo. Todo eso es mi niño ¿qué voy a decir yo? jeje

No es un niño nada vergonzoso, creo que no conoce el sentido de esa palabra. Es un parlanchín redomado y habla con todo el mundo y con todo el desparpajo. Enseguida coge confianza con las personas nuevas, igual viene a casa algún amigo nuestro que hace tiempo que no ve y a los cinco minutos de llegar es capaz de decirle que vaya con él a hacer pis jeje.

Ahora mismo lo que más le gusta del mundo mundial son los dinosaurios y Star Wars. Su pasión por los dinosaurios ya viene de lejos, se conoce el nombre de muchísimos y no sólo eso, los reconoce y los identifica perfectamente. Hace un tiempo que dice que de mayor quiere ser “paleontóbolo” de hecho los abuelos le regalaron un juego de desenterrar fósiles por su cumple y le encanta. Por mi parte yo le hice un disfraz de paleontólogo y se lo tiene que poner cada vez que juega, si no no es lo mismo.

En cuanto a Star Wars, yo creo que es casi una obsesión, le chifla, se conoce a todos los personajes, se ha visto las siete películas, las entiende, se queda con los detalles, se sabe según que diálogos de memoria… es increíble, a mi me tiene sorprendidísima. Me parece increíble que un mico de 4 años pueda entender las películas, y él lo hace… de hecho mientras las está viendo comenta contigo los detalles, y si te pregunta algo y te equivocas en la respuesta no se corta un pelo en corregirte.

Por otra parte también le encanta leer. Los sábados por la mañana, sobre todo si llueve, solemos ir a la biblioteca y es uno de sus pasatiempos preferidos, rebuscar entre los libros le encanta. Tenemos que tener cuidado cuando pasamos por delante con el coche, porque como se acuerde en ese momento quiere ir sí o sí, ya no es la primera vez que tengo que ir con él y enseñarle cómo está la puerta cerrada para que podamos irnos tranquilos.

Es extremadamente cariñoso sobre todo conmigo, con su hermano y con su padre. A su hermano lo protege a toda costa, si por ejemplo se pone a llorar porque le estoy limpiando los mocos ya viene él a echarme la bronca todo enfadado porque he hecho llorar a TRex. Me dice todo cabreado: mamá, te estás portando mal, has hecho llorar a TRex. Yo me derrito con esas cosas. También le encanta hacerlo reír, le hace cosquillas o pedorretas en la barriga cuando lo estamos vistiendo y claro, el otro se mea de la risa.

El colegio le gusta mucho, a ver, nada es como quedarse en casa o ir a la casa de los abuelos, pero no es un niño que proteste, de hecho se va siempre contentísimo en el autobús. A finales del curso pasado hizo dos amigos que son “más amigos” que los demás, y desde entonces los tres son uña y carne. A su maestra también le tiene mucho cariño, de hecho no le gusta nada quedar mal delante de ella… es como si no quisiese que ella se enterase de sus defectos. Cuando estábamos organizando su cumple le pregunté si quería invitar a alguien del cole y me dijo: “si, a P, a A y a la profe”. Casi me derrito con eso también.

En fin, que con cuatro años lo quiero cada día más, es un niño super risueño, está casi siempre contento… es un niño feliz, en definitiva. Lo cual me dice que no lo debo estar haciendo tan mal ¿no?

Te quiero mucho, cariño, feliz cumpleaños. Ojalá sigas así de feliz y haciéndonos así de felices a nosotros. Te queremos infinitos 😉

You Might Also Like

13 Comments

  • Reply mamapuede 24 octubre, 2016 at 7:33

    Lo estás haciendo perfectamente y la prueba de ello es lo feliz que es Redondo.

    A seguir disfrutando de nuestros peques!

    • Reply diasde48horas 24 octubre, 2016 at 12:58

      Gracias guapa! Que el sea feliz es una de las cosas que más feliz me hace a mi 🙂

  • Reply La resaca del bebé 24 octubre, 2016 at 8:35

    Muchas felicidades por esos 4 años de amor!

  • Reply Una mamá muy feliz 24 octubre, 2016 at 9:23

    Ayyy qué precioso Redondo y qué gran madre eres tu. Muchas felicidades!!!

  • Reply anigv 24 octubre, 2016 at 15:21

    Felicidades Redondo!!! Eres la caña y tienes unos papás que lo están haciendo genial!😘😘

  • Reply Yderepentesomos3 24 octubre, 2016 at 20:01

    Muchas felicidades por esos cuatro años!! El tiempo vuela!!

  • Reply creciendoconmicachorro 24 octubre, 2016 at 21:53

    Felicidades familia!!

  • Reply Mi pequeño mundo gira 25 octubre, 2016 at 8:38

    Qué bonito Redondo! Que siga creciendo así de bien, como pasa el tiempo! Felicidades!
    Besos

  • Reply No sin mis patucos 26 octubre, 2016 at 13:16

    Pues claro que lo estás haciendo bien. El que los niños sean felices es una señal bastante evidente.

  • Reply Madre Agua 28 octubre, 2016 at 13:07

    Ayyy, si es q el tiempo pasa volando… Felicidades para todos, familia. Muakkk

  • Reply Disfraz de Jedi DIY | días de 48 horas 2 febrero, 2017 at 7:58

    […] que ya he comentado más veces que Redondo es súper fan de Star Wars. Y cuando digo súper fan, es súper fan, no os hacéis una idea. Tenemos pendiente ir a ver Rogue […]

  • Leave a Reply