Maternidad

Cómo Reducir Los Juguetes En Navidades: Alternativas De Regalo (Pero Que Les Gusten Igualmente)

18 diciembre, 2017

No sé en vuestras casas, pero por aquí esta época del año era una locura, todo el mundo regalando a todo el mundo, padres, abuelos, tíos, tíos abuelos, primos… un caos por partida doble, además (Papá Noel y Reyes), mis hijos se encontraban fácilmente con 10 regalos cada uno. ¿El resultado? Pues lo típico, sobredosis de juguetes. En el primero se fijan y les encanta pero luego empiezan a abrir paquetes y ya se vuelven locos.

Como conseguimos reducir la cantidad de juguetes en Navidades

Hace un par de años decidí que la cosa no podia seguir así y me puse dura, además. Insistí y al final convencí a tíos abuelos y primos en que esto era una locura, que por estas fechas era mejor cortar por lo sano y que cada uno regale a sus hijos y nietos y punto. Como la cosa debía ser parecida en todas las casas, una orgía de juguetes, todos estuvimos de acuerdo con la propuesta.

Por otra parte, a los abuelos no puedo prohibirles que le compren un regalo a sus nietos así que para no duplicarnos también decidimos que en casa de los papás viene Papá Noel y en casa de los abuelos los Reyes Magos. Así al final viene Papá Noel y vienen los Reyes pero tenemos en total 3 ó 4 regalos por niño, algo mucho más sano para la salud mental de todos que los 10 o más que podían tener antes. Si además de esos 3 ó 4 no son todos juguetes la cosa mejora por momentos.

Ideas de regalo para niños que no sean juguetes

Es cierto que regalando juguetes vamos a tiro fijo y nos aseguramos de que el regalo le va a gustar al niño en cuestión, pero también es cierto, y seamos realistas, que lo más seguro es que le guste y le preste atención mientras sea una novedad pero que dentro de un mes el chisme esté aparcado en una esquina. En nuestro caso al menos, los juguetes que son totalmente un éxito que perdura a lo largo del tiempo son la excepción.

Pero resulta que para que el regalo les guste no tiene por que ser obligatoriamente un juguete, yo lo tengo comprobadísimo. Hay más cosas que regalar y que les hagan ilusión, que aprecien… hay vida más allá de los juguetes 😂😂. Os dejo 5 ideas, alternativas a los juguetes:

  1. Libros. En nuestra casa son éxito asegurado. Tanto al mayor como al pequeño les encantan, y de hecho, tanto por los cumpleaños como por Navidades siempre cae alguno
  2. Ropa. Cuando a mi mayor abre un regalo y se encuentra una camiseta su reacción es esta: “oh, es una camiseta…” Pero si abre un regalo y se encuentra con una camiseta de Star Wars su reacción es: “¡¡halaaa, una camiseta de Star Wars!! ¿Me la puedo poner? ¿Puedo? Porfa, porfa, porfa” Pilláis lo que quiero decir ¿no? 😂😂
  3. Experiencias. No todos los regalos tienen que ser algo material, podemos regalar unas entradas para una peli chula en el cine, ir a patinar sobre hielo, una excursión en familia… hay cientos de opciones
  4. Una suscripción a una revista que les guste. Esto igual es mejor para niños algo más mayores que los míos pero yo creo que a partir se 7-8 años les puede encantar. Incluso a mi mayor, que tiene 5 yo creo que le gustaría si, por ejemplo, se encuentra la revista en cuestión debajo del árbol y una nota de Papá Noel (o los Reyes) diciendo que a partir de ahora le va a llegar una a casa todos los meses
  5. Una caja sorpresa mensual. Las hay de todas clases, desde las de libros tipo Boolino hasta experimentos, manualidades…

¿Qué os ha parecido? ¿Vuestras casas también eran una locura de juguetes por estas fechas? ¿También habéis tomado medidas?

You Might Also Like

2 Comments

  • Reply mamá puede 18 diciembre, 2017 at 11:25

    Al final es una locura…
    En mi casa los libros son un clásico, siempre cae alguno y la ropa la solemos dejar para los cumples.

    Tengo que buscar la manera de que los regalos se transformen en salidas de fin de semana, pero yo creo que todavía son pequeños para entenderlo, tal vez en el cumple es más fácil pero en Navidad complicado.

    • Reply dias de 48 horas 18 diciembre, 2017 at 17:09

      Pues gracias al calendario de adviento de esta año me he dado cuenta de que el tema de las experiencias a mi mayor le encanta (el pequeño aún no se entera). Ir a ver las luces de Navidad fue algo que le emocionó mucho y se lo pasó pipa… y lo de ir al cine lo está esperando como agua de mayo. Ayer sin ir más lejos se puso a llorar el pobre porque me preguntó que día era y cuando le dije que era 17 se llevó un disgusto tremendo. Sabe que vamos a ir a ver la peli de Star Wars al cine, pero de ver el anuncio por todas partes el pobre se creía que la peli sólo la echaban el día 15… menudos lagrimones le caían hasta que le expliqué que el día 15 era el primer día que la echaban, pero que la iban a seguir poniendo todos los días y que podíamos ir cualquier otro. Pobre, qué penita me dio …

    Leave a Reply