Maternidad

Cinco cosas que no volverán a ser lo mismo después de tener hijos

24 febrero, 2016

Cuando nos planteamos tener hijos o cuando estamos embarazadas todas sabemos, o al menos nos suponemos, que nuestra vida va a cambiar completamente pero yo creo que nadie es consciente, o al menos yo no lo fui, de lo drástico que va a ser el cambio. En mi caso no sólo cambiaron mis rutinas, mi forma de vida, mis prioridades… cambió incluso mi percepción de mi misma. Dejando de lado lo obvio como la falta de tiempo, hay varias cosas que ni me imaginaba que iban a cambiar pero que cambiaron, y mucho, después de ser madre.

Cinco cosas que no volverán a ser lo mismo después de tener hijos

  1. Tu capacidad de amar. Nunca me podría imaginar, ni de lejos, que se podía querer a alguien de esta manera. Antes de ser madre cuando piensas en el amor de una madre hacia un hijo te supones, te haces una idea de cómo es, pero no lo sabes realmente hasta que te conviertes en madre. Yo nunca pensé que podría querer a alguien así… una de mis frases estrella desde que soy madre es que no sé dónde tenía yo antes tanto amor metido.
  2. El miedo. Antes podías tener miedo a un accidente, a la enfermedad, a morirte… pero cuando se es madre la cosa cambia, en mi caso sigo teniendo miedo a las mismas cosas, pero no por mi, por ellos. No tengo miedo a morirme por que la que me muera sea yo, me aterra morirme porque dejaría a mis hijos sin madre. Me aterra que me pase algo antes de que mis hijos se valgan por sí mismos.
  3. La culpa. Desde el mismo momento en que te conviertes en madre aparece el sentimiento de culpa y no tienes más remedio que aprender a vivir con él, porque no desaparece… o al menos en mi caso no lo ha hecho. La culpa va a estar ahí por todo: por lo que haces, por lo que no haces, por lo que podrías haber hecho… por absolutamente todo.
  4. Tu puesto en tu lista de prioridades. Si antes yo estaba en mi número 1 o como mucho el 2 de mi lista de prioridades ahora creo que estoy en el 125, número arriba, número abajo. Se acabó lo de irte de compras porque te apetece, ahora te vas de compras y acabas con dos bolsas llenas para los niños y unos calcetines para ti. Tú puedes ir con las cejas tipo Frida Khalo, o un bigote que pareces Pancho Villa, pero tus hijos serán siempre los más guapos y estarán siempre de punta en blanco.
  5. El umbral de la felicidad. Puedes haber tenido un día de mierda en una semana de mierda en un mes de mierda, puede que todo te haya salido mal,  que lleves meses sin dormir bien, que tengas pelos de loca y ojeras tipo mapache… pero llegas a casa y tu hijo te dedica en exclusiva una sonrisa radiante, de esas que te enseñas hasta las muelas del juicio, y te da un beso y un abrazo de oso… y por arte de magia se te olvidan todas tus penas y te conviertes en la persona más feliz del mundo.

¿Estáis de acuerdo conmigo? ¿añadiríais o quitaríais algo de la lista?

You Might Also Like

31 Comments

  • Reply mamapuede 24 febrero, 2016 at 6:19

    Lo suscribo punto por punto.

    Yo nunca pensé que esto sería así, ni tan complicado ni tan maravilloso

    • Reply diasde48horas 24 febrero, 2016 at 13:35

      Tú lo has dicho, es complicado pero al mismo tiempo es maravilloso, lo mejor que me ha pasado en la vida

  • Reply amordesmadre 24 febrero, 2016 at 8:38

    que fuerte…como te cambia la vida…estoy deseando de que me pasen todas esas cosas…
    A eso se le llama felicidad.

    • Reply diasde48horas 24 febrero, 2016 at 13:36

      Cambia en facetas que nunca te hubieras imaginado que podría cambiar… pero es lo que tú dices, es una felicidad

  • Reply mamaymaestraentierradenadie 24 febrero, 2016 at 8:44

    Todo estoy de acuerdo contigo, todo exactamente, a mi me da igual ir arreglada, pero mi niño el más guapo de todos.
    Y lo de ponerse malitos quevme ponga mil veces yo antes que él.
    Besos y feliz miércoles.

    • Reply diasde48horas 24 febrero, 2016 at 13:37

      Si, lo de poñerse enfermos es cierto, desearía mil veces enfermar yo antes que ellos… Un beso!

  • Reply mamirecientecuenta 24 febrero, 2016 at 8:58

    Es increíble, pero la vida da un giro de 180 grados cuando te haces madre. Todos los puntos que has dado son ciertos.
    Saludos

    • Reply diasde48horas 24 febrero, 2016 at 13:38

      Verdad que si? El cambio es tremendo. Un saludo!

  • Reply UrbanandMom 24 febrero, 2016 at 9:41

    Estás en todo los cierto. Nunca pensé que el amor que se puede tener a un hijo fuera así, cuando mi madre me lo contaba pensaba que eran cosas de otro tiempo pero, nada de eso. Y lo de las cejas ¡ejem! pues vamos, qué sí.

    • Reply diasde48horas 24 febrero, 2016 at 13:38

      Eso me pasaba a mi, que me imaginaba cómo sería pero no de cerca me acercaba a lo que realmente es

  • Reply Blogsermadres 24 febrero, 2016 at 9:45

    Totalmente de acuerdo contigo.. En un momento te cambia la vida, la vuelve mejor, pero todo cambia de dimensión. Las prioridades, los miedos.. La vida entera, maduras de golpe jeje. Siempre he dicho que la maternidad nos convierte en una versión mejorada de nosotras mismas.

    • Reply diasde48horas 26 febrero, 2016 at 10:57

      Tienes toda la razón, me encanta eso de que nos convertimos en una versión mejorada de nosotros mismos 🙂

  • Reply No sin mis patucos 24 febrero, 2016 at 11:38

    Totalmente de acuerdo¡¡¡¡ Así es. Lo más gracioso de todo es que ni nos lo imaginamos por mucho que nos cuenten, siempre pensamos que nosotras no vamos a cambiar, jejejejejejej
    Yo en mi caso quien me ha visto y quien me ve. Con lo que yo era y ahora muero de amor por dos pitufines que me desesperan pero a los que quiero con todo mi alma. Dos pequeñajos sin los que no puedo imaginarme la vida.
    Un besote fuerte.

    • Reply diasde48horas 26 febrero, 2016 at 11:02

      Claro que ni nos lo imaginamos, es una completa sorpresa cuando pasa!
      Yo estoy igual que tú, que ahora no me imagino la vida sin ellos… Besos!!

  • Reply Madre Agua 24 febrero, 2016 at 18:51

    Totalmente de acuerdo en todo. Yo también digo eso de “dónde tenía yo tanto amor?’ y también me muero de miedo de pensar en que me pase algo y mis niños se queden sin mi.
    Me ha encantado leerte. Muakkk

    • Reply diasde48horas 26 febrero, 2016 at 11:04

      Si es que somos todo amor ❤️❤️
      Gracias guapa!! Un beso!

  • Reply Chitin 24 febrero, 2016 at 19:27

    Totalmente de acuerdo, añadiría dos:
    .- Bolso: antes yo tenía y USABA un bolso para cada ocasión, grande, pequeño, marrón, negro, de fiesta…ahora aunque siga teniendo diferentes bolsos, uso uno ENORME en el q me cabe todo lo q necesito, no ya para mí, sino para mis hijos, hay fases, de muy bebés: chupete, toallitas, … luego ya botellita de agua, IMPRESCINDIBLE, algo para entretenerlos, lapiz, papel, chupachus, … cuando vamos a salir de casa y quieren llevar algún juguete, salvo q vayamos en plan arena con la mochila de los juguetes, la condición es q quepa en el bolso de mamá, para no tener q ir cargando niños y juguetes.
    .- Planes: antes durante la semana ibas pensando y haciendo planes, con las amigas, con el novio/marido, etc. o directamente improvisabas el viernes y/o sábado noche, ahora no hay tiempo de hacer planes, todo está en la agenda del cole de los niños, cole, actividades y su mega-agenda de cumpleaños y demás saraos, en el cole, en las extraescolares…
    ¿Qué opinas?
    Me encanta tu blog 🙂
    Saludos.

    • Reply diasde48horas 26 febrero, 2016 at 11:06

      Bueno, lo del bolso es mítico. Del mío puede salir cualquier cosa, desde un chupete a una mototigre que le tocó al mayor en un hueco kinder jejejeje.
      Y en cuanto a los planes, nada, yo ya me he resignado a no planear demasiado…
      Gracias por el comentario! Saludos!!

  • Reply La resaca del bebé 24 febrero, 2016 at 20:19

    Que razon!! Sobre todo lo de la lista de prioridades

    • Reply diasde48horas 26 febrero, 2016 at 11:06

      Si es que la lista cambia completamente, al 100%

  • Reply sradiaz 24 febrero, 2016 at 22:28

    De acuerdo!

  • Reply marifififi 24 febrero, 2016 at 23:42

    Totalmente de acuerdo! Solo añadiría una cosa, que aunque superficial, nunca vuelve a ser lo mismo: el cuerpo! Jajaja. Besicos

    • Reply diasde48horas 26 febrero, 2016 at 11:07

      Uff, el cuerpo, de eso ya mejor ni hablar que me deprimo Jejejejeje. Besos!

  • Reply Planeando ser padres 25 febrero, 2016 at 15:56

    Yo también estaba en el número 1 de mis intereses y cuidados, pero claro, cuando nació mi bichilla es cierto que cambié automáticamente a buscar su bienestar, las actividades que a ella le diviertan y a hacerlo absolutamente todo pensando en ella. Y mira que me he considerado algo egoísta siempre, y que mi lema era este de que la caridad bien entendida empieza por uno mismo ¡hasta que pares!

    • Reply diasde48horas 26 febrero, 2016 at 11:09

      Si es que al parir nos cambia todo, mentalidad incluida jejeje. Quien me ha visto y quién me ve…

  • Reply mamajumboblog 27 febrero, 2016 at 19:11

    Totalmente de acuerdo, y bendito cambio. Es una maravilla.

    • Reply diasde48horas 1 marzo, 2016 at 13:37

      Y tanto que lo es, yo no cambio mi vida de ahora por nada!!

  • Reply madremaya 29 febrero, 2016 at 11:41

    Subrayo cada palabra. Para mí la maternidad es un camino de extremos: o es difícil hasta el punto de dudar de todo y sentirme culpable, o no concibo un aspecto en mi vida que pueda traerme mayor felicidad. Jamás pensé que fuera tan emocionante. Extraño, pero cierto.

    • Reply diasde48horas 1 marzo, 2016 at 22:48

      Pues yo comparto también tu opinión, jamás en la vida creí que esto fuera a ser así… Es sin duda la mejor experiencia de mi vida

  • Reply Cómo nos cambia convertirnos en madres | días de 48 horas 19 septiembre, 2016 at 5:09

    […] realmente convertirme en madre fue toda una caja de sorpresas para mí. En este post hablaba de cosas que no volverán a ser lo mismo después de tener hijos, y es cierto que nunca me imaginé que esas cosas tan simples podían cambiar. Tampoco me podía […]

  • Leave a Reply