Niños, Tablets y Smartphones ¿Cuánto Tiempo Pueden Verlos?

Lo queramos o no estamos rodeados de pantallas por todos lados. Tablets, smartphones, portátiles, ordenadores y televisiones conviven con nosotros todo el tiempo y en todas partes, es lo que tiene la era digital. Los adultos sabemos (o al menos en teoría deberíamos saber) gestionar todos estos dispositivos y usarlos con cabeza. Son una herramienta muy potente que nos ayuda, facilita y hace la vida más cómoda en todos, o casi todos, los ámbitos de nuestra vida y yo personalmente no quiero renunciar a ello. Sin embargo con los niños la cosa cambia. A pesar de que dicen que son “nativos digitales” y que controlan todos estos aparatejos mejor que sus padres yo no estoy completamente de acuerdo. Es cierto que se manejan de maravilla, pero los padres debemos estar ahí controlando y poniendo límites porque ellos no son conscientes de los peligros que pueden traer consigo.

Riesgos de que los niños usen tablets y smartphones

El uso excesivo de este tipo de dispositivos puede traer consigo problemas de todo tipo, desde obesidad hasta ansiedad pasando por irritabilidad, trastornos del sueño, problemas de atención…

En casa intentamos darle un uso responsable a la tablet y controlamos el tiempo que los niños pueden verla, tres de los riesgos que conlleva su uso que más me preocupan son:

  1. Adicción. Si, en un tiempo asombrosamente rápido se hacen unos yonkis de los tablets. Tal cual. Tienen mono. Por ese motivo en casa desde siempre tenemos su uso muy restringido y cuando vemos que empiezan a pedirla demasiado hacemos que “desaparezca” o “se estropee” durante una temporada.
  2. Ansiedad. Cuando los niños juegan o ven cosas en el tablet están recibiendo muchas imágenes, colores, sonidos, muchos estímulos en definitiva y todo muy rápido. Se frustran con facilidad si no les sale bien el juego con el que están o si no aparecen los dibujos que ellos quieren y se acaban poniendo ansiosos. Nosotros lo vivimos en carne propia este verano. Mi marido le descargó un juego para el mayor que era un pelín complicado para su edad y se puso tan ansioso con el juego que por la noche incluso soñaba con él y hablaba en sueños. Por supuesto, ese juego “desapareció” inexplicablemente durante la noche.
  3. Problemas de lecto-escritura. A la hora de aprender a leer y escribir es fundamental que los niños tengan los músculos oculares bien entrenados para, cuando empiecen a leer, poder mover los ojos correctamente de izquierda a derecha. Tener la vista fija en una pantalla durante mucho tiempo no ayuda mucho en esto, y cuanto más pequeña sea la pantalla peor, porque menos tienen que mover los ojos para verlo todo. Es como si mirasen a un punto fijo. Por eso las pantallas de móviles son las peores en este sentido.

¿Cuánto tiempo pueden usar los niños el tablet y el móvil?

Los expertos recomiendan que el tiempo que los niños menores de dos años deben usar cualquier tipo de pantalla sea cero. Y esto incluye las televisiones. Siendo realistas, esto es bien difícil de conseguir. En cualquier caso el uso de móvil o tablet en niños tan pequeños sí debería ser algo muy puntual y por un período muy corto de tiempo.

Para niños algo más mayores y hasta los 6 ó 7 años su uso según los experto debería estar restringido a un máximo de media hora al día. A partir de esa edad se podría ir aumentando paulatinamente su uso pero de manera responsable, llegando a una hora al día en niños de 12 años.

En cualquier caso, los expertos recomiendan que en ningún caso su uso puede superar el 10% del día, es decir, sobre unas 2 horas y media y nunca con las comidas, y esto para niños ya mayores y adolescentes.

Consejos para controlar el tiempo que los niños están con el tablet

Como ya conté antes, el móvil, al ser una pantalla muy pequeña es mejor no dejárselo a los niños, sobre todo a los menores de 5 años. El tablet si lo podrían usar, pero responsablemente. Los que tenemos que ser responsables aquí somos los padres, si fuese por los niños estarían todo el día con él en la mano. Pero esto no siempre es fácil de conseguir, ya dijimos que enseguida se vuelven adictos.

  1. En casa hemos probado varios métodos y lo que mejor nos ha funcionado es poner una alarma. Cuando mi mayor quiere jugar con el tablet o ver algunos dibujos en netflix, lo que hacemos es programar el temporizador del tablet con 30 minutos y luego se lo damos a él. En cuanto el tiempo se acaba y suena la alarma sabe que es hora de dejarlo.
  2. No prohibir su uso. ¿Habéis oído hablar de la fascinación por lo prohibido? pues eso. Nada que añadir.
  3. No darles barra libre. He visto a padres de mi entorno que lo que hacen es prohibir el uso de tablets durante la semana y en el fin de semana darles barra libre. Personalmente creo que es contraproducente, es cierto que entre semana no  la usan pero también es cierto que luego en el fin de semana no la sueltan… creo que es lo comido por lo servido.
  4. Hablar con ellos. Los niños no son tontos, y a partir de cierta edad si se lo explicamos bien, pueden entenderlo perfectamente. En nuestro caso le explicamos al mayor que el tablet si lo ve mucho tiempo puede hacerle daño en la vista o ponerlo de mal humor y que por eso podía jugar con el media hora al día pero no más. Él protestó un poco, dijo que veía bien, pero le dijimos que eso era precisamente porque no estaba mucho tiempo con él. Lo entendió y aceptó perfectamente la norma de la media hora.
  5. Aunque acepten bien la norma de la media hora son niños, y en cualquier momento pueden volver a “engancharse” otra vez. En estos casos en casa lo que nosotros solemos hacer es hacer desaparecer el tablet unos días. En nuestro caso si no lo ven no se suelen acordar de él, pero aún si lo hacen, les digo que no sé dónde está, que lo busquen a ver si lo encuentran y durante la búsqueda suelen encontrar otra cosa que llama más su atención.
  6. No culparnos si no lo conseguimos a la primera. Aquí tengo que entonar el mea culpa, en mis primeros años de madre primeriza no se nos ocurrió nunca controlar el tiempo de uso del tablet, alguna vez le dejamos el móvil en un restaurante cuando salimos a comer fuera… son errores que cometemos y tampoco me voy a flagelar por ello. Esto de la maternidad es un continuo prueba-error hasta que aprendes. Lo que hacemos siempre es con la mejor de las intenciones posibles y lo importante es precisamente eso, aprender de nuestros errores.

¿Qué os ha parecido? ¿en casa controláis el tiempo que vuestros hijos usan el tablet?

Anuncios

7 comentarios en “Niños, Tablets y Smartphones ¿Cuánto Tiempo Pueden Verlos?

  1. Yo creo que todo es relativo. Prohibírselo no se lo voy a prohibir porque forma parte de su vida. Igual que me parece una barbaridad no dejarles ver la tele. Pero todo con cabeza, mi rubio puede tener media hora la tablet al día, pero me doy cuenta de que si está entretenido en otra cosa ni se acuerda, o después estamos toda la tarde trotando por ahí en el campo, muestra más interés por otras cosas, jamás se ha pillado un berrinche por no tener la tablet…Creo que por el momento la cosa va bien.
    Y otra cosa, yo no puedo reprochar a mi hijo que quiera una table o pc si me ve a mí continuamente usándolos o cuando me conviene a mí se la endiño para que me deje en paz.

    • Estoy completamente de acuerdo contigo. Seríamos unos cínicos e hipócritas si se la prohibimos cuando nosotros sí la usamos a diario. Simplemente lo que hace falta es tener sentido común.
      A Redondo le pasa lo mismo que a tu rubio, que la puede ver media hora al día pero si está entretenido con otras cosas es raro que se acuerde

  2. A mi es un tema que me preocupa bastante. Como bien dices son nativos digitales, pero no dejan de ser niños, no necesitan tanta información, no necesitan tantos estímulos.
    En mi casa el tiempo establecido son 20 minutos, pero Diego sobre todo está deseando que llegue el momento de cogerla y a mi me pone de los nervios ese ansia. El problema que que otros niños le hablan de juegos que cuando los miro en ocasiones son para 14 años y no entiendo que los otros padres no controlen la edad recomendada a la hora de descargar juegos a sus hijos. Yo en este sentido lo tengo clarísimo.
    Otra cosa que me molesta es ver que se atontan. Cuando vamos el fin de semana al campo, como no hay wifi, pasan el día inventando juegos, saltando corriendo. Me gusta verles desarrollando su imaginación y cuando estamos en Madrid sólo quieren que llegue la hora de coger el ipad y sino dicen que se aburren.

    • El problema es ese, el sentido común, que desgraciadamente no todo el mundo tiene. Ellos son niños y somos los padres los que tenemos que controlar el uso que le dan. Me parece increíble lo que dices sobre los padres que descargan juegos a sus hijos pequeños que están catalogados para 14 años… pero si te soy sincera, no sé de que me sorprendo…

  3. A mí me funciona muy bien lo de usar una alarma!
    Te recomiendo un libro sobre el tema: Cariño, he conectado a los niños, de Guillermo Cánovas. Sus explicaciones sobre el funcionamiento del cerebro me parecieron de lo más interesantes y aborda temas como el cyberbullying,sexting… y en general habla del uso saludable de las TIC.
    Besos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s