Cómo Organizar un Viaje Low Cost con Niños

Me encanta viajar, es algo que me llena muchísimo y que intento hacer lo más a menudo posible (estoy hablando de viajar por ocio, obviamente). Cuando era joven (más que ahora, quiero decir) viajé bastante en plan mochilero siempre en modo “viaje MUY low cost”: dormíamos en los trenes, estaciones, aeropuertos o en albergues, comíamos y cenábamos bocadillos de sardinas (o atún, o lo más barato que encontrásemos en el súper), en las entradas a museos o monumentos aplicábamos todos los descuentos habidos y por haber: que si carnet joven, de estudiante, menores de 25… lo que mejor nos saliese de precio. Como podéis ver, cuando digo que era un viaje low cost es que realmente lo era. Recuerdo que una vez en Milán perdimos el último tren de la noche y nos tuvimos que quedar a dormir en la estación, tirados en el suelo al lado del puesto de los carabinieri porque los otros “huéspedes” de la estación daban bastante miedito… ay, qué recuerdos y qué tiempos aquellos… eran unos viajes maravillosos y nos gastábamos eso, 4 duros.

Pero una va madurando y, sobretodo con la llegada de los hijos, ya no es factible dormir tirados en el suelo de la estación por mucho que estés al lado de los carabinieri ;). Y seamos realistas, viajar con niños es un gasto importante, sobre todo si vamos en avión, porque a pesar de que son niños, en cuanto cumplen los dos años pasan a pagar el billete como un adulto (en la mayor parte de los casos). Así que, si como yo, teneis un presupuesto limitado pero no quereis renunciar a viajar, os dejo aquí unos truquillos para organizar un viaje low cost con niños (o sin ellos, que se aplica a ambos casos jeje).

Cómo Organizar un Viaje Low Cost con Niños

Cuando viajamos (en genral, con niños o sin ellos) nuestro presupuesto va a estar dividido en cuatro grandes partidas:

  1. El viaje en sí mismo, los desplazamientos ida y vuelta hacia el destino. En este caso hay que echar cuentas y ver qué nos vale la pena, si movernos en coche, tren o avión. Con el coche no hay mucho que hacer para ahorrar gastos porque los kilómetros son los que son y el combustible hay que pagarlo y cuesta lo que cuesta así que poco se puede hacer. En cuanto al tren, tengo que reconocer que últimamente casi no he viajado en tren, pero creo que las tarifas suelen ser bastante estables. Donde la cosa se puede subir por los aires es si viajamos en avión. Hace tiempo escribí un post con consejos para viajar en avión con niños, y una de las cosas que decía es que conviene facturar la maleta. Teniendo en cuenta que en las compañías de bajo coste la maleta siempre hay que pagarla aparte… si sumamos todo igual nos vale la pena viajar en una compañía de las “tradicionales”. En cualquier caso lo mejor es comprar el billete con antelación. Os pongo un ejemplo el año pasado miré los billetes de avión para el destino que queríamos el mes antes, como eran muy caros decidimos no ir. Este año volví a mirar los billetes para el mismo destino pero esta vez con 7 meses de antelación y me salieron a mitad de precio. Y eso que este año TRex ya paga billete de adulto y el año pasado sólo pagaba 20 euros de tasas.
  2. La segunda gran partida presupuestaria se nos va en el alojamiento. Para ahorrar aquí sin meternos a dormir teniendo cucarachas como compañeras de habitación lo mejor es olvidarse de los hoteles. La alternativa low cost sería alojarse en un albergue o en un apartamento de un particular. Albergues hay de muchas clases, desde los que habitaciones enormes con 20 o inlcuso 50 camas con baños compartidos, hasta los albergues de habitaciones de 4 ó 6 camas con baño en la habitación. Yo me he alojado en albergues del primer tipo, y me he encontrado con familias con niños, pero bueno, tengo que reconocer que para mí a día de hoy esta opción no me llamaría nada. Sin hay albergues que tienen habitaciones familiares y con baño, que desde luego sería una opción mucho más viable y a un precio muy reducido. Tengo que decir que nosotros nos solemos decantar por la otra opción, alquilar un apartamento. En booking se puede encontrar alguno, pero desde luego el mejor sitio para encontrar apartamentos es Airbnb. Otra vez el mismo ejemplo: en nuestras vacaciones de este año reservamos un apartamento en airbnb muy cuco y bastante amplio por menos de la mitad de precio de los que aparecian en booking. Los bed and breakfast también son una buena alternativa a los hoteles, si se viaja con un niño puede resultar, pero ya con dos o más no es una opción muy viable.
  3. La tercera gran partida del presupuesto está destinada a los gastos en destino, sobre todo la alimentación. Si nos vamos a ir a comer y cenar de restaurante bajar de 100 euros al día para comidas va a estar difícil. Y aquí es donde le vamos a sacar partido al apartamento. Si nuestro destino está fuera de España, lo primero es informarse de qué supermercados son los más económicos del destino al que vamos, por poner un ejemplo, aquí no es lo mismo hacer la compra en el supermercado del corte inglés que en el lidl. Una vez en destino, será necesario hacer la compra en uno de estos supermercados y hacer las comidas en el apartamento. En nuestro caso, no somos mucho de turismo de ciudad y cuando viajamos a veces hacemos rutas por los alrededores. En estos casos nos solemos preparar un picnic a base de bocadillos, ensalada de pasta, tortilla… ese tipo de cosas. De esta manera el ahorro en alimentación es más que importante.
  4. Por último, si el destino que hemos elegido no nos permite movernos en transporte público y necesitamos alquilar un coche, esto se llevará otra gran parte de nuestro presupuesto. En estos casos yo suelo mirar compañías de alquiler de coches locales, busco críticas en internet y si me parece aceptable alquilo aquí, si no aparece nada pues no queda más remedio que irse a las grandes: enterprise, herz, europcar… (aunque dentro de estas siempre las hay más baratas como sixt, budget, dollar…). Para ahorrar todavía más, lo mejor es hacerlo con el seguro. A ver, me explico, las compañías de alquiler incluyen siempre en el precio un seguro a terceros, pero si quieres seguro a todo riesgo (yo desde luego sí que lo quiero siempre, me quedo mucho más tranquila) te clavan. Y si además quieres reducir la franquicia lo máximo posible (yo he visto franquicias de 5000 euros, que me parece una auténtica pasada) pues te clavan aún más. En estos casos hacerte un seguro a parte es la mejor solución. Un amigo mío que viaja bastante me descubrió una compañía de seguros a nivel mundial donde te puedes asegurar por períodos más o menos cortos de tiempo o por todo un año por en torno a 30 euros. Teniendo en cuanta que por el seguro a todo riesgo para una semana la compañía de alquiler cobra mínimo 200 euros, pues el ahorro es considerable.

Estos son los truquillos que tengo yo para que nuestras vacaciones sean lo más económicas posible y no tener que renunciar a seguir viajando. Así son nuestras vacaciones low cost con los niños.

¿Viajáis con niños? ¿tenéis algún truco para ahorrar gastos en los viajes?

Anuncios

2 comentarios en “Cómo Organizar un Viaje Low Cost con Niños

  1. Pues yo sobre todo intento ahorrar en las comidas, porque comer 4 personas unos cuantos días y contando que mis hijos comen como soldados, puede salir bastante caro. Así que lo del bocadillo lo hacemos mucho. Además si estamos en apartamento pues podemos cocinar como en casa.
    Como tu dices, cuando iba sin niños, y era más joven, no me importaba viajar de manera menos cómoda. Pero ahora, la verdad es que prefiero viajar lo más comodamente posible, siempre dentro de las posibilidades claro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s