Mis Miedos Como Madre

Cuando nos convertimos en madres, además del amor incondicional, de la felicidad absoluta sólo con acariciar una manita diminuta y de que todo lo que nos rodea desaparezca y tengamos una sensación de total paz cuando miramos cómo duerme nuestro bebé, además de eso, automáticamente aparecen el sentimiento de culpa y el miedo. Esto es así, una realidad, no le demos más vueltas porque es un hecho irrefutable. Al parir nace nuestro niño, nuestro corazón deja de latir en nuestro pecho y lo hace en el suyo pero a cambio, en vez de un pan debajo del brazo, trae consigo el miedo y la culpa. De las madres y el sentimiento de culpa ya hablé hace un tiempo, pero del miedo todavía no he hablado nunca.

Antes de tener hijos, tu piensas en el amor de una madre hacia sus hijos y te haces una idea de lo grande que es ese amor. Pero realmente no tienes ni idea de nada. A mi me dijeron mil veces que no te imaginas lo que es tener hijos hasta que los tienes, y yo creía que eran exageraciones, yo sabía perfectamente cómo iba a ser tener hijos. Y una mierda. Todos estaban en lo cierto y yo no tenía ni idea. Es imposible hacerte una idea de cómo es ese amor hasta que lo sientes… y ese amor está irremediablemente unido al miedo.

Los miedos de las madres son algo increíble, yo me llego a preocupar por cosas que jamás me había planteado hasta ahora. Además de los miedos obvios a que les pase algo, a no ser capaz de protegerlos, uno de mis miedos más grandes, quizás sea el más grande, es el de no ser capaz de hacerlo bien. Tengo un miedo enorme, estoy realmente acojonada, de no saber hacerlo bien, de no saber criarlos para que en el futuro sean buenas personas, que sepan respetar a todo el mundo y que tengan la mente abierta, que no se cierren en banda.

A veces estoy en una cafetería, en una tienda, en el súper o en la cola del banco, da igual, y veo a un ejemplar de Garrulo Ibérico en toda regla, y os digo que sudo frío. El miedo me sube por la espina dorsal y se me pone un nudo en la garganta, sólo de pensar en la posibilidad de que mis hijos puedan acabar así. Yo hago todo lo posible para que no pero ¿y si sí? ¿y si resulta que dentro de unos años lo único que leen es la letra pequeña del bote de champú mientras están sentados en el baño? De verdad que sudo frío sólo de pensarlo.

En casa nunca hemos hecho distinción entre cosas de niños y cosas de niñas. Los niños juegan con lo que quieren, da igual que sea una cocinita que un tractor. Es algo natural, nunca le hemos dado mucha importancia a eso, tanto es así que es algo casi inconsciente. Pero la primera vez que Redondo llegó del cole y me dijo que no quería jugar a no recuerdo qué porque eso era de niñas, volví a sudar frío y el miedo volvió a subir por mi espina dorsal. El machismo nos rodea, está en todas partes y está muy metido en nuestra sociedad, mucho más de lo que nos pueda parecer. Yo pongo todos los medios para que mis hijos no sean machistas pero ¿y si no lo consigo? no es sólo cosa mía, la sociedad en la que vivimos, el mundo que nos rodea influye también en ellos. Un día una tía de mi marido le regaló a Redondo y a su primo una pelota  y a la primita, que es de la edad de Redondo, una planta. La pobre niña ni miró la planta y se fue a jugar con los niños a la pelota. Esos detalles van calando en ellos ¿y si en un futuro mis hijos pueden llegar a pensar que a las niñas no les gusta jugar con la pelota? ¿y si cuando sean adultos sienten que tienen que ganar más dinero que sus parejas? ¿y si al entrar en una oficina y ver a un hombre y a una mujer dan por sentado que el hombre es el jefe? Todas estas cosas me acojonan mucho.

Yo doy lo mejor de mí y pongo todo de mi parte para conseguir hacerlo bien, lo intento con todas mis fuerzas y de verdad espero conseguirlo… pero el miedo está ahí, y creo que va a estarlo siempre. Y al igual que pasa con la culpa, supongo que hay que aprender a vivir con él.

¿Cuales son vuestros miedos como madre (o padre)? ¿compartís alguno de los míos?

Anuncios

13 comentarios en “Mis Miedos Como Madre

  1. Eso que cuentas también me pasa a mi, yo estoy intentando que no existan diferencias. Lo único que tenemos es la educación e intentar hacerlo lo mejor posible, el resto, como se comporten después depende de ellos

  2. Te puedes creer que a mí hasta ahora eso no me ha preocupado. No sé por qué pero doy por sentado que van a ser buenas personas. Sabes cuál es mi principal miedo? Vas a decir que estoy loca. Pero como ahora me tiro tanto tiempo en el coche… Mi miedo es que me pase algo y mis niños crezcan sin madre.
    Loca total, lo sé, pero eso es lo que me quita el sueño 😉

  3. Lo del garrulo me ha matado 😉

    Por aquí muchas veces bromeamos sobre la música que les gustará, que da mucho miedo (de broma claro).

    Yo la verdad es que no me planteo mucho esas cosas, creo que todas intentamos hacer lo mejor para que nuestros peques sean personas respetuosas y empaticas. Más miedo me da lo que ven fuera de casa que no podemos controlar!

  4. A mí me preocupa que sea una buena persona. Así, en general. Y por supuesto hablo mucho con él para intentar que comprenda de forma absoluta que hombres y mujeres somos iguales. Aunque pienso que lo mejor para eso es vivir el ejemplo en casa. Padres que se quieren y se respetan y comparten tareas y responsabilidades en el hogar. Ojalá lo consigamos.
    Besotes.

  5. Sí, sí, yo los comparto toditos. Ahora que está en la palestra el tema del acoso escolar, me da mucho miedo que mi hija sufra acoso, por supuesto, pero también que se convierta en una acosadora. Porque eso no es lo que le enseñamos en casa pero…, ¿y si lo aprende en el cole? Solo tiene 3 años y ya hay niños de su clase que apuntan maneras, porque son más grandotes y se creen más fuertes. Me aterra…

  6. Yo soy miedosa profesional, me asustan un montón de cosas, con que gente se juntara, si se dejara llevar por lo que piensa la mayoría y que su pensamiento no cuente, me da mucho miedo pensar en que me pase algo y no este para ayudarla y tenerla ahí, en fin la sociedad me da miedo no lo puedo negar, aunque tenemos que tener confianza y educar como mejor podamos o sepamos,dando el mejor ejemplo, yo lo veo así, el futuro es incierto.

  7. Pues es una cosa que yo también me planteo muchísimo, sobre todo porque tengo un hijo y una hija. Y aunque existen diferencias evidentes entre ellos, nosotros les educamos en igualdad.
    Aunque tu no lo creas los niños ven lo que pasa en tu casa. Por ejemplo mis hijos saben que sus padres son iguales y hacen las mismas cosas, es por eso que si por ejemplo vamos a casa de mis suegros, siempre le preguntan a mi suegro porque el nunca cocina ni hace nada. Quiero decir que aunque ahora ellos crean que algo es de chicos o chicas, al final el mensaje que les llega mas profundo es lo que ven en casa, lo que viven día a dia. Nunca he dudado que mis hijos trataran con muchísimo amor a sus parejas cuando sean mayores por que lo que ve en casa es amor y respeto. Y con el mismo respeto trataran al resto de las personas.
    Ya verás como cuando vayan creciendo estos miedos irán desapareciendo.
    A mi me pasa como a Sonia, mi mayor miedo como madre es que me pase algo un día y mis hijos se queden sin su madre.

    • Ay, ojalá tengas razón y lo que se les quede sea lo que vean en casa… porque últimamente estoy viendo algunos comportamientos en gente joven que dan miedo…
      Y lo de tener miedo a que me pase algo y ellos e queden sin madre también me pasa, sobre todo cuando salgo de viaje por el trabajo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s