Miedos de cara a una segunda maternidad

Hace tiempo publicaba esta entrada donde hablo de mis miedos durante este segundo embarazo pero ahora voy ya un paso por delante y mis miedos se enfocan a mi segunda maternidad. No quiero decir que con respecto al embarazo ya no sienta ningún miedo, todo lo contrario: tengo miedo a que se me adelante el parto, miedo a que Redondo me lesione a TRex, miedo a que no me de tiempo a tener todo listo, miedo a una segunda cesárea… en fin, muchos miedos. Pero ahora que ya estoy en la recta final, en la finalísima más bien, voy más allá y afloran mis miedos de cara a esta segunda maternidad.

En primer lugar, el más grande de mis miedos es que Redondo lo tome mal. Me asusta bastante que no se adapte, que se enfade con su hermano o que no lo pueda ver delante… Sé de otros niños que se han celado muchísimo y me da miedo que a Redondo también le pase. Me cago de miedo sólo con pensar que Redondo se pueda sentir desplazado, o que no le queremos como antes… no sé, se le pueden pasar tantas cosas por la cabeza…

Muy relacionado con el primer punto, también me asusta mucho la gente que habla sin pensar. Es decir, que vengan y que le digan “¿no me das un beso? pues me lo da tu hermanito, que es más bueno que tu”, o “aprovecha ahora Redondo, que luego te va a quitar tus juguetes”, o “si te portas mal tus papás le van a querer más a TRex que a ti”… cosas del estilo. Que la gente es muy bocachancla y los niños son muy vulnerables

Las abuelas me dan mucho miedo. Mucho, mucho. Cuando nació Redondo me llevaron al borde de la locura, y lo digo en serio, no es exageración. Durante 10 meses estuve realmente mal, pero mal, mal. Estaba tan mal que me planteé muy seriamente hacer las maletas y marcharnos de aquí, y eso que ya teníamos la casa empezada. Y ahora me estoy temiendo lo peor… TRex nace en julio y en el mes de agosto los tengo a todos de vacaciones: mis padres, mi suegra, mi hermana… y no es factible largarnos nosotros de vacaciones con un bebé tan pequeño. Creo que estoy empezando a hiperventilar.

Otra cosa que me asusta es que la situación me supere. Redondo está en una edad difícil (aunque bien pensado ¿qué edad no lo es?) y nos pone a prueba constantemente. Prueba los límites, tantea hasta donde puede llegar… y a veces me saca de quicio. Le quiero muchísimo pero muchas veces me saca de los nervios… sobre todo cuando entra en la fase de negación, que le llamo yo. Y si ya combina la fase de negación con la fase destructiva es el acabose y me es muy difícil no perder la paciencia. Si todo esto lo aderezamos con la falta de sueño y el cansancio que trae consigo un bebé recién nacido, pues eso, que tengo miedo de verme superada.

Por último, también me preocupa que llegue el día en el que tenga que elegir. Pongamos un ejemplo. Estoy dándole el pecho a TRex y Redondo me dice que quiere ir a hacer pis ¿que hago?… o estoy cambiando un pañal radiactivo y el otro se cae y se hace pupa… ¿cómo lo hacéis el resto de las madres? ¿cómo reaccionais ante estas situaciones? lo de tener que elegir, o priorizar me da mucho miedo.

Cuando nació Redondo, daba por hecho que iba a saber coger el toro por los cuernos, que iríamos conociéndonos y que aprendería sobre la marcha todo lo que necesitaba para cuidarlo bien… y así fue. Pero ahora es todo más difícil… ya no va a ser sólo el bebé, ahora también está Redondo y curiosamente casi todos mis miedos son con respecto a él.

¿Alguna mamá de dos o más me puede dar algún consejillo? ¿Cómo lo conseguís? ¿También tuvisteis miedos?

Anuncios

49 comentarios en “Miedos de cara a una segunda maternidad

  1. Si te sirve de consuelo, yo también estoy cagada con esos temas. Sobre todo por Alvaro. Alvaro y como se lo pueda tomar me quita el sueño.
    Un beso enorme y ya nos irás contando que tal está yendo todo 😉

  2. Tranquila, tengo un nene de 3 y medio y una bebé de 9 meses. Me ha pasado de estar cambiando el pañal y el otro quiere hacer pis, pues simplemente te apuras y lo llevas al baño, yo pensaba que era imposible con 2 y ahora incluso me parece que estoy más practica que antes. Resuelves todo y más, yo creo que venimos preparadas de fábrica para esto, y lo de la familia, simplemente haz oídos sordos y mira a tus hijos, ellos te darán el temple que necesites para afrontar cualquier situación. Mucha suerte!

    • Ojalá tengas razón y estemos ya preparados de fabrica para este tipo de situaciones jejeje. Pero bueno, me consuela saber que las que ya sois expertas en esto de la binaternidad os habéis apañado bien. Ojalá yo tenga la misma suerte!

  3. Por partes, pones que hay niños que se celan muchísimo, es verdad pero la mayoría no así que ni lo pienses porque Redondo va a querer y a cuidar de TRex muchísimo, se te caerá la baba continuamente, ya me lo dirás

    Lo de la familia, mándalos a tomar por saco! Con buenas palabras pero deja muy claro tu postura desde el minuto uno, no te dejes comer terreno que sino te lían.

    Sobre los miedos… Yo tuve todos esos, es inevitable, pero te aseguro que las cosas van fluyendo y salen.

    Sobre lo de elegir… Qué te voy a decir… A veces hay que hacerlo, yo recuerdo cuándo Gonzalo tenía días que yo le estaba dando el pecho y Leo se puso a vomitar, así sin más, otro día que llegaba la hora de comer de Gonzalo y había que llevar a Leo a urgencias por una crisis de bronquiolitis… Las cosas salen, tampoco te voy a engañar ahí tengo la espinita clavada, elegir se elige y se hace lo mejor posible pero el sentimiento de culpa queda ahí, tendremos que aprender a vivir con ello

    • Te leo y veo que tienes toda la razón… pero tengo miedo igualmente jejeje. Ayer le dije a Redondo si cuando naciera el hermanito le iba a dar besitos, y me contesta “no mamá, le doy abrazos”. Casi me lo como yo a él a besos jejeje
      La verdad es que viendoós a ti y otras mamás de dos o mas veo que es posible y que os apañais genial… ojalá yo tenga la misma suerte que vosotras.
      En cuanto a lo de la culpa… la culpa es mi compañera de viaje desde hace casi tres años así qeu ya no me es del todo desconocida 😦

  4. Yo no te puedo dar ningún consejo pero en tu lugar no me preocuparía, va a ir todo genial!! Poco a poco todos os adaptareis a la nueva situación y estaréis aún más felices que antes! Y en cuanto a la familia, sois bienvenidos a huir a hacernos una visita, así al menos liberáis un poco 😁

    • Ojalá tengas razón y vaya todo estupento… eso espero!!
      Huy, visitaros para huír de la familia va a ser algo difícil… te recuerdo que gran parte de ella vive por ahí!! Unicamente una escapada secreta jejeje

  5. Ainsss, yo estaba en tu misma situación en septiembre y si te sirve de consuelo al final la cosa fluye casi de manera natural ¿Que Redondo va a tener celos del hermanito? Pues posiblemente, pero será algo natural. Piensa que para él es un perfecto desconocido que ha salido de la nada (porque por mucho que le expliques que el bebé está en tu barriga, no captan la cosa del todo), para absorber buena parte de la atención que sus padres, abuelos, etc. antes centraban en él ¡Es para mosquearse como poco! Sin embargo, a medida que se vaya haciendo a la idea la cosa mejorará, tú tranquila. Y en cuanto a lo de priorizar, pues que te voy a contar ¡no queda otra! Cuando nació la peque y me ponía a darle el pecho la Mayor cogió la manía de ir al baño, sólo para obligarme a dejar a su hermana y acudir a limpiarle el culito. Era automático. Si no estaba el padre de las criaturas por los alrededores pues no me quedaba más remedio que dejar a la una y atender a la otra y luego volver a la primera. Es así de simple. Tendrás que asumir que el recién nacido va a tener que llorar porque no vas a poder cogerle al estar bañando, dando la cena o poniendo el pijama al mayor y que el mayor va a tener que esperar un poco porque estás cambiando al pequeño o dándole teta. Es difícil, pero al final se recupera la armonía ¡Lo prometo!

  6. No te puedo ayudar porque aún no buscamos el segundo, y son parte de mis miedos para no encontrar el momento… A veces me apaño mal con una, ¿cómo iba a elegir en esos momentos críticos que dices qué hacer? Pero supongo que priorizando, con prisas, y de todo se sale. Los primeros años serán más duros pero, a medida que crezcan y sean pelín más autónomos, será una gozada y lo agradecerás. Un besazo

  7. No soy mamá de dos pero entiendo todos esos miedos, sobre todo estos días y sobre todo los que tienen que ver con nuestros tesoros. Pero no te preocupes que seguro que todo va a ir bien, todo lo que tenga que ver contigo será más fácil de lo que crees y lo que se refiere a los demás, estoy con mamá puede, deja las cosas claras des el minurto 0, no dejes que den el primer paso y mándalos a Cuenca si es menester, lo proncipal es vuestro bienestar, Háblalo yaaaaaaaa con hombre tranquilo para que te apoye e id dejando las cosas claras.

    Besossssssssssss

    • Ojalá tengas razón y vaya todo bien.
      Me anoto tu último consejo, que me parece de lo más acertado… tenemos que ir hablano Hombre Tranquilo y yo sobre nuestro plan de ataque…
      Besos!!

  8. A veces los niños nos sorprenden, y lo hacen todo más fácil de lo que creemos. Yo soy hermana mayor (5 años mayor) y me enteré perfectamente de que llegaba un mocoso a usurparme el puesto de hija única… Se que me enfurruñé en algún momento, pero también me hacían sentir muy especial cuando tenía que “cuidarlo” mientras mi madre hacía la comida o cuando le daba el bibe 😉 y poco a poco todo pasa, y cuando el peque empiece a interacturar con redondo no habrá quien los separe!!

    un besito!

  9. Mi mayor miedo era que no lo aceptase bien: desde el embarazo (que no fue muy bueno) no podía hacerle todo el caso que él necesitaba, yo estaba muy flojita y no podía jugar con él o compartir tantos ratos como antes, no paraba de pensar que cuando llegase el hermano las culpas de no pasar tanto tiempo juntos iban a ser para el peque. Al nacer, estuvo los dos primeros días en neonatos y a los quince días le volvieron a ingresar durante una semana, esto nos hizo polvo, porque no estábamos ni con uno, ni con otro, gracias que pilló en vacaciones y tuvimos muchas ayudas. Pero después de tantos contratiempos, no tuvimos ningún problema de celos porque, sí, pasamos una mala racha, pero luego todo volvió a su cauce y además con una personita en casa a quién no paraba de querer y por supuesto, sigue queriendo (creo que más que el primer día), aunque ya estamos más en la etapa de las “luchas”.
    Esta es mi experiencia, espero te anime, y no te preocupes, cuando llega el momento, sabemos hacer lo correcto.
    Mucho ánimo!

  10. Yo no puedo aconsejarte ya que solamente tengo un hijo, pero creo que todo se aprende sobre la marcha como te pasó con Redondo…
    Mucho animo guapa, ya verás que todo sale bien.
    un saludo

  11. Pues sin poder ayudar mucho creo que todos esos miedos son los más normales, y los que nos asaltaran a todas en algún momento estando en esa situación. Pero estoy segura de que lo llevareis genial! Redondo va a ser un super hermanito!

  12. Primero de todo, tómatelo con calma. A mí también me asustaban todas estas cosas y más, pero una vez estás en el ajo, todo va saliendo solo. Es que ya ni te planteas ciertas cosas, como lo de priorizar, les atiendes a los dos, uno después de otro, los dos a la vez, todo depende del momento y la situación pero verás como sales adelante. Lo de los agravios comparativos, pues a veces se dan esas situaciones, yo odio las comparaciones entre hermanos (y entre primos, compañeros….) y nunca las hago en casa. Cuando viene mi suegra y le dice a Niño: como tú no me quieres decir nada, pues ya le digo a tu hermana, o: mira tu hermana qué bien come, se va a hacer más mayor que tú, y cosas del estilo. Pues entonces yo intervengo, y le quito importancia al asunto, me dirijo a Niño y le digo: “no te preocupes, que la abuela te quiere igual y te lo dice de broma” o “No es verdad, crecerás igual, dile que tú comes por el hambre que tienes” y cosas así. Estoy segura que a Niño le importa más mi opinión y confía más en mi criterio que en el de su abuela. Así le refuerzo y le apoyo.
    Tú tranquila, que todo saldrá bien!!!!

    • Lo de intervenir en las comentarios comparativos me temo que también lo voy a poner en práctica…
      Por lo demás ala verdad es que vuestra experiencia me tranquiliza bastante, veo que otras madres ha podido con todo (y siguen pidiendo) y eso también me anima 😉

  13. Mira, creo que lo único realmente preocupante es que puedas mantener a la familia a raya y no te den mucho el coñazo.
    Pero no te preocupes que con los dos niños te vas a apañar ya lo veras, parece que va a ser imposible, pero al final no es para tanto y os ireis acoplando los unos a los otros. Tendras momentos de estress claro, pero ya veras como todo va bien. Y cuando tengas que limpiar cacas radioactivas te llevas a redondo de ayudante y asi los tienes controlados a los dos.
    No te preocupes de verdad que todo va a ir bien, mira todas las que andamos por aqui con dos y hemos sobrevivido, jejejejeej.
    Un abrazo enorme

  14. ¿Cómo lo hago cuando tengo que atender a tres??? siguiendo mi instinto!!! Cuando ves que te reclaman tres, no piensas, actúas…sale solo, no te agobies, de verdad!!!! Y no te agobies antes de tiempo con los celos q en esta casa no han existido nunca!!! si llega, ya poco a poco sabrás cómo afrontarlo…pero mientras tanto, no pienses en lo que puede pasar porque todavia no ha pasado y no tiene porqué pasar!!

  15. Fuera miedos que lo vas a hacer genial. ¿No te acuerdas con el primero? Todo son miedos. ¿Sabré hacerlo? ¿Podré ocuparme de él? ¿Lo haré bien?. Y al final te das cuenta de que todo fluye de manera natural. Mil besicos que seguro que con el segundo todo es mucho más fácil.

  16. ¡Cómo nos complicamos la vida las mamás! no te agobies…todo va fluyendo, yo soy mami de dos y he pasado por todos esos miedos.
    No soy muy dada a eso de repartir consejos, pero te puedo contar mi experiencia, el mayor no pareció tener celos de su hermanita, pero era ponerme a darla el pecho y él necesitaba algo urgentemente… la solución…me compré un fular, llevaba a la nena colgada de mí casi todo el día, porque lo de estar en la cuna no iba con ella y a la vez podía atender al mayor. Si tocaba cambiar el pañal y él me necesitaba, le tocaba esperar…no es cuestión de elegir, sino de priorizar, de igual manera si tenía q limpiarle el culete a él…y lloraba su hermana, pues la nena podí aaguantar tres segundos a q terminara.
    Yo lo q traté de hacerle ver es q no siempre podía atenderlo a él en el mismo instante y no era por su hermana… mamá podía estar ocupada cocinando o en el aseo, aunque ahora q la peque ha cumplido los tres aún no tengo garantizada la intimidad en la taza del water 😉
    Respecto a la familia, pon tus reglas desde el minuto 0, yo lo q suelo hacer es dar tareas a todo el mundo para mantenerlos ocupados y q me dejen en paz…yo me ocupaba de mi bebé y del mayor y pasaba olimpicamente de las visitas… al q le moleste algo q se ocupe personalmente. Eso sí, estate al quite de comentarios tontos hacia el nño. Yo también tuve preparados regalitos para cuando le traigan cosas al bebé, si no tienen el detalle de traer algo al mayor, pues así le das tú algo.. eso los niños lo notan mucho, ah! y si le dejas abrir los paquetes para el bebé, se siente protagonista.
    Verás que maravilloso es verlos juntos… yo ahora soy feliz viendo como el mayor le cuenta cuentos a la pequeña o la enseña a bailar la peonza…

    • Tu solución también la tenía yo pensada jajaja, el fular a todas horas!
      Lo de los comentarios va a resultar inevitable, pero espero darme cuenta de todos para poder intervenir.
      En cuanto a los regalos, ya tenía pensado tener algunas cositas para redondo en casa, por si acaso…
      Gracias por contarme tu experiencia!

  17. Pufff… desde luego ahora eres consciente de cosas en las que en el primer embarazo ni pensabas (como que ya has vivido situaciones complicadas con las abuelas, por ejemplo), pero cuentas con algo importantísimo: la experiencia.
    En cuanto a los celos y sentirse desplazado, pues sí, puede que Redondo lo sienta en alguna ocasión, pero tú seguirás a su lado y además le darás algo que con casi toda seguridad amará toda su vida: un hermano. Es una situación nueva para él y siendo tan pequeño descubrirá emociones que le incomoden y le hagan sentirse inseguro en algunos momentos, pero pronto descubrirá que un hermano tiene un valor incalculable!

  18. Por ahora sólo tengo una pero la mayoría de mis amigas ya tienen el segundo. Yo me estreso de verlas pero la verdad es que se lo toman todo con una calma zen que me da envidia. Cómo lo hacen? No te preocupes, también nos estresábamos con el primero y después todo fluye de una manera muy natural.

  19. Cuando nació mi niña hace seis meses, vino mi familia política a casa (4 y la novia de uno de los hermanos) y se quedaron unos días porque son de lejos. Mis padres también vinieron ( son de aun mas lejos), a un hotel que no cabía mas gente. Al irse los primeros, mis padres vinieron a casa. Y un mes después, en navidades, familia política de nuevo en casa 10 días. Y adiós pongo por testigo que esto no volverá a pasar ( de pie con el puño en alto). Con un bebé recién operado de frenillo, viaje exprés a Madrid, ellos en contra de la operación, mastitis su aguda brutal, duplex con escaleras, dolor e infección en la cicatriz de la cesárea…Si llega un hermanito, te aseguro que las cosas serán bien diferentes. Y si alguien se enfada, pues mejor, mas tranquila. Pagaré a alguien que limpie unos días, a alguien que cocine unos dias, y alguien que cuide de la peque unos rAtitos. Si hace falta ahorro desde que nos pongamos en busca del hermanito. He dicho. Con la otra preocupación no puedo ayudarte, pero mi madre cuenta que embarazada de mi, le agobiaba mucho no saber como ir por la calle, con mis hermanos mayores de edades muy parecidas y mi hermano aun en sillita. Recuerda siempre ese agobio, y cuando le pregunte como lo hizo, dice: no me acuerdo! Así que seguro que lo solucione! Besos!

    • Ufff, eso que acabas de describir es una pesadilla para mi… Se me mete la familia en casa, 24 horas al día, sin dejarme tiempo para que nos conozcamos, para disfrutar de esos primeros días como familia de tres… Una pesadilla en toda regla… Eres una santa!!
      Besos!

  20. Hola, yo no sé si esto te servirá, pero te cuento. Yo solo tengo un hijo de 14 meses al que le llevaron “la hermanita”. Resulta que mi mamá ha cuidado a mi hijo mientras yo trabajo desde que tiene 2 meses, mi hermana tiene una nena de 4 meses y se la cuidaba la suegra. Ahora no se que problema hubo pero se la llevaron a mi mamá desde hace más o menos 1 mes y a mi pequeño le cayó una bebé sin ninguna preparación previa. Todo el día allí, ella llorando que quiere su leche y mi hijo llorando que quiere la atención de la abuela. El tan pequeñito no entiende que pasa, solo ve a esa pequeñita llora que llora. Los celos fueron como si se tratara de su hermana, hermana.
    Los primeros días fueron complicados, el peque pasaba llorando y le daba por estar en brazos todo el día cuando él es muy independiente. Y conmigo, ni te digo cuando yo llegaba del trabajo se me colgaba literalmente. No quería que lo soltara ni un minuto. ¿Qué hizo mi mamá? Darle protagonismo. Ahora siempre le dice “ayudame con la nena”, “cuidala mientras voy por el bibe”, “ayudame con el carrito” (si, porque mi bebé parado en la cuna, mueve el carrito de la bebé). Las cosas han ido mejorando, esa locura de llorar todo el día se le está pasando y ya en el día acepta muy bien a la bebé, los fines de semana que no llega, hasta pregunta por ella!! Y el otro día estaba la escena para foto… él dandole de abrazos y palmaditas y ella feliz reía y reía, moviendo manos y pies.

    Hay que testamento me quedó!! jijijij

    • Ay, ahora debe de ser genial verlos juntos… pero al principio debió ser duro.
      Me alegra que tu hijo al final se haya adaptado bien, ojalá Redondo se adapte así de bien… pero sin la fase de celos del principio jeje 😉😉😉

  21. son super normales tus preocupaciones!! te puedo decir que, por poner un ejemplo, en el caso del pecho y acompañar al baño, yo iba “niña en teta” y ayudaba con la otra mano a la mayor a escalar al baño. no era lo ideal,pero en emergencias…además, cuando una amiga estaba en este mismo momento que tu, le dediqué un post “cuando llega el segundo” Si quieres pasar por el blog a leerlo, quizá te guste. A mi amiga le alivió leerlo. Va a ir todo bien, vas a tener momentos algo más…movidillos que antes (porque creo que tus hijos se van a llevar lo mismo que las mias) pero pasa más rápido de lo que parece y luego, todo son ventajas :*

  22. Pingback: Mi Experiencia como Bimadre | días de 48 horas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s