¿Como le vamos a llamar al bebé?

Pues sí, ya lo adelantaba cuando hablaba del síndrome del nido en este post, pero hemos llegado a la semana 33 de embarazo y todavía no tenemos nombre para el churumbel. Creí que habíamos avanzado desde entonces, incluso hicimos una lista de posibles y la reducimos a cuatro nombres, la cosa pintaba bien, estábamos a un paso de ponernos de acuerdo ¡por fin!. Pero nada, mi gozo en un pozo, de nuevo hemos llegado a un punto muerto. A mi me gusta más un nombre de los de la lista y a Hombre Tranquilo otro, y ninguno damos nuestro brazo a torcer, creo que podríamos seguir así años. Yo saco el tema muchas veces, ya no sé cuántas veces le he dicho lo de “¿cómo le vamos a llamar al bebé?” pero no hay manera. Así que me quedan dos opciones: o cedo y acepto el que le gusta más a él o empezamos de cero otra vez. No es que su preferido a mi no me guste, es bonito, estaba en la lista de posibles, pero no me encanta. El que me encanta es el que me encanta pero Hombre Tranquilo es tan terco como yo y no cede. Pero yo también soy cabezona, y si quiero puedo serlo mucho, así que a mi tampoco me da la gana de ceder y si a él no le gusta el mío pues que encuentre él otro que me guste a mí, y si no me quedo con el mío y punto en boca. Ahora ya no saco el tema del nombre, si quiere que lo saque él y que encuentre uno que me guste mucho, que me encante… y si no pues nos quedamos con el que me gusta a mi, por mucho que terquee él, que la que lo lleva dentro soy yo y la que lo va a parir también soy yo… sólo por eso mi voto ya debía contar doble.

La gente, encantada de ayudar, nos sugiere muchos e incluso hay quien nos dice que le preguntemos a Redondo a ver qué opina él. Esta opción está descartada… el pobre cada vez que le preguntamos sale con una cosa distinta. La primera vez que le pregunté nuestra conversación fue tal que así:

– Redondo ¿como le vamos a llamar al bebé?

– Mmmm, le llamamos… ¡Tiranosaurio Rex!

Y se queda tan ancho el tío, normal, si para él el nombre más molón del mundo debe ser ese, TRex. Otras veces que le hemos preguntado nos ha dicho que le vamos a llamar Dinotren, Redondo, o simplemente bebé. De hecho, ahora se ha quedado con la cantinela y siempre que le preguntamos cómo se va a llamar el hemanito nos dice que bebé y se queda como diciendo, desde luego soy tontos, ¿cómo le vamos a llamar? ¡pues bebé!

El otro día hubo una anécdota bastante graciosa. Resulta que la madrina de Redondo, que también es mi BFF, también está embarazada (pero ellos ya han elegido el nombre, son más espabilados que nosotros) y le dije yo a Redondo: “Cariño ¿sabes como se llama el bebé que tiene madrina en la barriga?” y va él y me contesta tan tranquilo “hermanito” Jajajaja, al pobre lo estamos liando de mala manera y se debe creer que hermanito y bebé son sinónimos. 

El caso es que para la vida 1.0 no tenemos nombre todavía, pero aquí en el blog, para la vida 2.0 y en homenaje a Redondo, a partir de ahora el hermanito se llamará TRex. Además el nombre le queda como un guante porque es bastante destructivo el tío… me mete cada leche…

Bienvenido a este mi humilde blog, TRex, espero que te guste 🙂

Anuncios

52 comentarios en “¿Como le vamos a llamar al bebé?

  1. Bueno bueno!! Pues me encanta el nombre 2.0, Redondo estaría feliz!! No te agobies por el nombre que ya casi lo tenéis. No es la solución ideal pero igual podéis escribir los dos que tenéis y que la mano inocente de Redondo escoja uno. Y que sea lo que la suerte depare! Eso sí, es arriesgado porque hay bastantes opciones de que no salga el que te gusta a ti 😕. Un besazo!

    P.D.: 33 semanas, ya casi los tenemos aquí, qué rápido se me ha pasado!

  2. Me encanta el nombre 2.0 jeje. Lo del nombre del segundo no se como puede ser tan complicado, nosotros lo decidimos hace unos meses pero al Padre de la Criatura sigue sin convencerle del todo y cada vez que oye otro que le llama la atención me dice, mira, aun estamos a tiempo de cambiar… Pero yo estoy convencida y como dices tú la que pare soy yo. Lo peor es que ahora en casa le llamamos Ragnar jajaja, menudo lio se va a hacer el pobre.
    Besote.

    • jajajaj, pues a nosotros nos ha pasado algo parecido, en casa le llamamos bebé y ahora Redondo se debe de creer que ese es su nombre, bebé. Cuando elijamos no sé yo cómo le vamos a cambiar el chip jejeje

  3. Pues yo q tú, cuando no esté tu marido, empezaba a hacer campaña con Redondo ya en favor del nombre q t gusta!!!! Yo lo conseguí con Gabriel, jaja… de todas formas, quien puso el nombre a Redondo?? Pues el segindo es bien fácil, elige el otro, jajaja

    • jajajaja buen método… el caso es que Redondo no está colaborativo jejeje.
      Para el primero nos pusimos de acuerdo, no eligió ninguno en concreto… así que para este estoy viendo que lo vamos a acabar echando a suertes jejeje

  4. Jajajajaj, y yo entro en tu blog pensando que ya teníais nombre y resulta que seguís igual que nosotros… TRex me encanta, pero le tendrás que buscar un nombre para la vida real, no? vamos digo yo…
    Un beso enorme y que la búsqueda sea fructífera y corta 😉

  5. Me encanta el nombre de TRex!! Una muy buena elección de Redondo!! Yo también te iba a decir que le preguntaseis a Redondo, pero luego he leído el resultado jejejejeje. A mi me puso el nombre mi hermana de camino al hospital a verme por primera vez , menos mal que dijo Ángela y no Ataulfa!! Y si le dais a elegir entre los dos que os gustan a vosotros (aunque supongo que ya lo habréis hecho también)?? Muchos besos!

  6. Que bonito seudonimo tiene! TRex, me encanta!
    En mi familia hay una historia, mi abuelo fue con mi madre al registro civil y ella tenia 4 años. Le pregunta el del registro como le quiere poner y mi abuelo dice Jose y mi madre ahi empieza a montarla, que no, que josé no, que le tiene que poner “Pollito Carlos” por una tira que mi madre leia…El lumbreras del registro le dice a mi abuelo: y porque no le pone Jose Carlos? Y ya se imaginan, con 65 años mi tío es Carlos, creo que nadie sabe que se llama Jose. Por eso, en mi familia no se le consulta nombres a los niños.
    Nosotros tampoco nos ponemos de acuerdo con el nombre, pero como yo soy la que voy a parir, yo decido y como tu dices, si quiere, que el me convenza de uno mejor, pero si no es lo que yo quiero y punto 🙂

  7. ¿Y no vale que lo pongáis compuesto, primero el tuyo y luego el de Hombre Tranquilo? No sé cómo se llamará, pero en el blog tendrías que llamarlo T-REX

  8. Pues si que estáis atascados,pero seguro que encontráis uno que os guste a los dos,con todos los nombres que hay jeje; nosotros nos pusimos enseguida de acuerdo, aunque al principio yo me empeñe con uno que me encantaba pero a el no,se lo decía por la noche al oido, mientras dormía a ver si le entraba y todo jeje,pero no colo.
    Eso si el nombre 2.0 mola mucho!!
    Besos

  9. Jajaja buen nombre 2.0. Ya verás como pronto tendréis el “real”; y sino le dices claramente que tu voto vale por dos.. Que como bien dices eres quien lo lleva dentro jeje. Un saludo

  10. Menudo dilema, yo ya metí presión para el nombre antes de quedarnos y nos costó años encontrar un nombre masculino afín… Para el segundo no sé qué haremos, bueno, yo, pegarme un tiro…

  11. Pero bueno que os pasa??? Jajajaj la mamadealvaro estaba igual el otro día. Veo que llegan una tanda de niños sin nombre.
    Eso si como tu dices, como le vas a parir tu tu voto debería ser doble 😉
    Un abrazo

  12. No te agobies por el nombre, cualquier día de estos dais con él. Yo estoy de 25 semanas y nos pasaba algo parecido, de la lista que teníamos, que se reducía a dos nombres, no nos convencían al 100%. Y un día por casualida el nombre nos encontro a nosotros, y es que era un nombre que ya conociamos y que siempre me llamó la atención, pero que por algún motivo tenía olvidado.
    Ibamos en el coche escuchando la radio y cuando escuche el nombre del presentador del programa no pude reprimirme y exclamé de tal manera que me encantaba ese nombre y que era el nombre perfecto para nuestro pollito que no hubo discusión posible.
    Un día aparecerá el nombre perfecto de Trex.

  13. Jajaja yo estaba tan convencida de que iba a tener una niña que acepté el acuerdo de mi novio de que si era niña, mi nombre favorito y si era niño el de su padre: Manuel. Pues en la 4D, de 16+6, nos dijeron que era niño. Y a mí Manuel me hacía cero ilusión, pero peor fue cuando TODO el mundo se empezó a referir a él como Manu, Manolo, MANOLÍN, etc… Era salir a pasear y que alguien me lo dijera y yo volvía todos los días a casa cuasi llorando de la rabia. Total, que cuatro semanas se “llamó” así mi hijo, porque un día determiné que yo no quería ser la madre de ningún Manolo y que mi hijo se iba a llamar X sí o sí. Mi novio al principio se negaba, pero es que de los otros tres nombres que le di no le gustaba ninguno. Total, que un día sin que nadie le dijera nada decidió que el niño se llamaría como yo determiné y así se quedó.

    Cuando tenga otro, me gustaría ponerle Oriol, pero él se niega rotundamente (lo cual se ha visto que no significa nada), aunque también me gustan Guido y Bosco, y de los que están de moda ahora Gael y Luca, por lo que vete a saber en el caso de que el siguiente heredero sea varón jajaja como quiero tenerlo en cinco años, opinará ya hasta mi hijo. ¡Lo que puede ser esto!

    Lo que yo opino es que ya que pasamos nosotras los 9 meses y el parto, tenemos todo el derecho a ponerle el nombre al niño.

    Besos

  14. jajaja! Encantada de conocer a TRex, me gusta mucho la elección! Con el nombre de verdad mucha suerte, y no cedas 😉 jeje!

    Menos mal que nosotros lo teníamos claro, y ahora cuando hablamos de un segundo tenemos mil opciones, y por suerte hay varias que nos gustan a los dos! Todo llegará!

    • jajajaja, no quiero ceder, pero se me acaba el tiempo!! Igual lo echamos a suertes y que la mano inocente de Redondo decida…
      No sabéis la suerte que tenéis de llegar a acuerdo fácilmente, para mí es casi una pesadilla!

  15. A mí me encanta el nombre virtual, tiene mucha fuerza, tanta como está demostrando tu peque en la barriga 😉
    El otro día comentaba en lamamadealvaro que nosotros andamos todavía a vueltas con el nombre. Lo curioso es que es el padre el indeciso, porque a mí un par de opciones que tenemos me parecen estupendas. Me da pena que no cuele una opción mía pero vamos, que yo cedo encantada porque al ser el primero me gustaría que los dos estuviéramos convencidos al 100%.

  16. Y yo preocupada porque lo decidimos cerca de la 30. Estaba muy hasta las narices de los comentarios de la gente y de las prisas de alguna por hacerle regalos personalizados (la experiencia me dio la razón de que tendrían que haber esperado). Estábamos en standby igual que vosotros, el favorito de uno no gustaba al otro. Creo que la balanza empezó a ceder hacia mí cuando dije que se le iba a bautizar en contra de mi voluntad, sólo porque él quería, así que el nombre lo elegía yo. Aún así se hizo de rogar bastante. Pero gané 😁

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s