Las suegras, esas grandes desconocidas: la suegra de…

¡Hola! ¡Feliz domingo a todo el mundo! Hoy vuelvo por aquí acompañada de otra nuera sufridora como yo pero que quiere permanecer en el anonimato, así que como dirían mis ídolos de Gomaspuma, no te preocupes María García Pérez, que tu identidad está a salvo jejeje. Venga, después del chiste malo, os dejo con la historia de la suegra de esta lectora, que la señora no tiene desperdicio ninguno:

Aunque muchas de vosotras seguramente me conocéis, ya que soy asidua de “Días de 48 horas”, prefiero mantener mi anonimato para sentirme más libre para soltar las perlas que vais a leer a continuación. 
Lo mío con mi suegra es una historia de guerra declarada donde se van librando batallas importantes de vez en cuando, sobre todo cuando hay alguna decisión por medio. He aquí un resumen de lo más destacado de mi suegra en nuestros casi 6 años de espeluznante relación:
1. Nos compramos la casa: cuando le dijimos que nos íbamos a comprar “esta” casa, nos dijo: “No”. Así de claro y rotundo: “No”. Como si pudiera decidir ella! O si fuera a poner ella dinero o algo. No te lo estamos preguntando, simplemente anunciando… 
2. Nos vamos a casar: pues como fuimos previsores y lo planteamos con antelación, la señora tuvos los “eggs” de coger a mi marido a parte y decirle: “aún te queda un año por delante para pensártelo”. A todo esto, yo lo oí y ahí sí que se montó buena… si me ponen una bombilla en ese momento, la enciendo! 
3. Cuando nació la niña: a los dos días de estar en casa, tenía conjuntivitis y la llevamos al médico. Ella se enteró de que habíamos ido al pediatra y que nos había mandado un colirio y fue a hablar con mi marido porque ella “no quería” que le pusiéramos colirio a la niña… perdón? WTF?
4. La visita de unos amigos de mis suegros en su casa: estaba fuera de sí porque iban a conocer a la niña sus amigos… casi ni me la dejaba coger, la llevaba ella de un lado a otro. Yo negra… La mete en el carrito “para dormirla” (cuando la niña no se ha dormido así jamás) y la niña se puso a llorar. Me levanto ya hasta las pelotas y hago ademán de coger a la niña del capazo. Pues se abalanza sobre mi, me aparta el brazo y me dice: “No la cojas!”. Ahí también reaccioné, la miré con los ojos ensangrentados (por lo menos) y le dije: “Es mi hija y la voy a coger cuando me de la gana”. A los amigos de mis suegros se les atragantó la paella, pero ya no me volvió a decir nada por el estilo…
5. Otra de las cosas que me “encanta” es su afán por guardar cosas… como los regalos de la ex mujer de mi marido, su alianza de novio (de su boda con su ex mujer), o las fotos de su primera boda. El día que descubrimos el alijo temático “la boda anterior” también se montó una buena… os podéis imaginar… Para más INRI, ella a la ex no la tragaba e hizo todo lo posible para que no estuvieran juntos… entonces? Para qué guardas todo eso?
6. Tanto guarda/ acapara, que cuando nació la niña, se puso a sacar cosas de sus hijos que se pueden aprovechar… porque no tengo testimonio gráfico, pero fliparíais… Hemos aprovechado muchas cosas prestadas, entre ellas casi toda la ropita que ha usado hasta ahora, pero una bañera de plástico que han usado tres niños, de hace 36 años… como que no me apetece re-usarla si en Ikea cuesta una bastante mejor 7 euros.. Lo mismo pasó con la silla del coche (versión vintage), la trona (con el asiento rajado), juguetes varios propios de película de miedo y hasta chupetes usados de hace 36 años… que sólo con mirarlos se desintegran. Me acuerdo también de un día que sacó el bolso del carrito (el de ella, sí, de hace 36 años y tres hijos despúes) y aún tenía guardado suero fisiológico y me dijo “esto seguro que sirve”…
7. Ideas de negocio: ella trabajar nunca ha trabajado, pero tiene muy claro lo que tienen que hacer los demás. Ya no sólo sus hijos y su marido, a quienes hace primorosas listas de tareas, sino que van varias veces que me dice:” cuando venga tu padre dile que te instale la calefacción, barnice todas la puertas de la casa, construya una barbacoa…” (como veis, todo cosillas así que se hacen en un segundo). Y lo mismo con mi madre: “pues cuando venga tu madre, que te tiren esa pared y así te lo limpia ella” (Ein?) Por supuesto, ella nunca se ha ofrecido a limpiar ni hacer nada de nada.
Lo peor vino la semana pasada, cuando le había comentado un amigo que subiendo vídeos a Youtube (muy específicos y profesionales) había ganado 2.000 Euros. Nada más verme (se ve que lo traía pensado de casa), me dijo que por qué no grababa a la niña cambiándola para colgar un vídeo de “cómo cambiar a los bebés”. Nosotros jamás hemos subido una foto de la niña a internet, los dos estamos en contra y así se lo dije. Y me contestó: “pero si no hace falta que se le vea la cara, sólo el culo”. Me quedé tan flipada que ni le contesté… ¿qué le dices en ese momento? ¿Que enseñe ella su culo en Youtube si quiere sacar dinero? Hubiera estado bien, eh? Pero me daba hasta vergüenza ajena seguir discutiendo semejante disparate…
Y hasta aquí los “top momentos” de mi suegra… qué a gusto me he quedado! ¿Qué os parece el espécimen en cuestión?  ¿Algún consejo para sobrellevarla?
Bueno, con todo esto de las historias de suegras que estoy publicando estas últimas semanas estoy viendo que no estoy sola en este mundo de suegras chungas… ¡¡hay muchísimas como la mía por ahí sueltas!! Solamente recordar de qué va esto de las historias de suegras, en este post está toda la información.
¿Y tú, nos presentas a tu suegra? Si alguien me quiere enviar su historia lo puede hacer al correo diasde48horas@gmail.com
Anuncios

50 comentarios en “Las suegras, esas grandes desconocidas: la suegra de…

  1. ¡Vaya suegra! La verdad es que me dejáis alucinada con algunos comentario…parece que cobren por mantener la boca cerrada y por eso hay que hablar a toda costa.

    Espero que cuando nos toque a nosotros la familia,ambas partes, procuren no meterse mucho…

  2. Jajajaja que fuerte. Me ha impactado mucho lo de no querer ponerle colirio a la nena (eing???), y lo del suero vintage, jajajaja. Respecto a lo de la ex, ya lo dice el dicho: otros vendrán que bueno te harán. Vaya elementa. Besicos

  3. Yo suelo estar en contra del mito de las “suegras” (nosotros lo seremos en el futuro). Pero lo de la casa que ha contado alucino, y ya lo de la boda,…..es casi hasta para cortar relaciones.
    Mi suegra es una maravilla, nuestras mayores discursiones (que son muchas) es que me desquicia por que quiere hacernos todo y darnos mil tuppers.
    Eso si, a mi suegro,……con ese hay que respirar profundo.
    La mala suerte la ha tenido mi pobre suegra con las nueras que le han tocado, jajaja

    • Lo de que le quedaba tiempo para pensarlo fue lo mas… a esas alturas, despues de dos años de convivencia feliz… y aunque no fuera asi, no puede decir eso. Ese dia fue la discusión mas gorda y estuvimos meses sin ir por alli. Pero al final es su madre, la abuela de mi hija…

      • La verdad que debe ser una desgracia tener una suegra así, pero sobretodo tener una madre así

    • Jajaja a ver… aunque es todo veridico, esta concentrado. No es cada semana asi, solo de vez en cuando. Pero si, estoy entrenando mi paciencia que no veas…

    • Lo soporto porque cuento con la complicidad de mi marido y porque tiene momentos mejores, claro. Esto es el top chungueces… jiji

  4. Esta señora está totalmente fuera de la realidad. Muchas veces contamos la feria según nos va en ella, pero en este relato, lo mires por donde lo mires, no hay por dónde coger la “lógica” de esta mujer, es insufrible y punto.

    • Jajaja gracias por empatizar 🙂 A ver, lo que sí reconozco es que al verlo así todo concentrado aún parece peor… pero sí que se ha lucido bastante… Muchas veces me he preguntado por qué hace todo esto… si al final la que sale perdiendo la mayoría de las veces es ella, sobre todo ahora con la niña… pero no le encuentro explicación. Creo que muchas veces es simple ignorancia, ganas de protagonismo o de ver hasta dónde te vas a dejar… yo qué se… las razones de las suegras son inescrutables 🙂

      • Yo creo que son personas acostumbradas a hacer siempre lo que han querido por haberse rodeado de personas más conformistas. Llegas tú, le llevas mínimamente la contraria y se lo toma como una declaración de guerra 😀 en fin, que tarde mucho en llegar la siguiente anécdota.

      • Lo has descrito a la perfección: siempre ha gobernado y gobierna en todo lo que puede y todo su entorno le deja. Y yo al revés, estoy acostumbrada a gobernar mi vida desde los 18 años que vivo sola… así que imagínate el choque! Gracias por los ánimos!

    • Sí, sí, así como os lo cuento: sacó el neceser de la bolsa esa del carrito toda rota y había un chupete (aggg) y un suero de esos individuales sin abrir. Creo que lo guardaba por error (quiero pensar) jajaja Hay veces que es mucho y nos echamos miraditas con mi marido. Menos mal que él es mi cómplice… si no imposible de sobrellevar la situación.

    • Ya, es que tiene algo cómico. Pena que no me atreva a escribir en mi blog sobre ella… que si no, tenía material cada semana! Jejeje

  5. ¡Madre mía! Desde luego que es admirable que la pareja no se haya roto con semejante personaje de por medio. Felicidades a esa súper mami. ¡Qué aguante la pobre! ¡Vaya tela!

  6. Madre mía! Que paciencia tienes que tener. Menos mal que tu marido está a tu lado. Y él no la dice nada? Por qué a mí me herviría la sangre. Yo me quejo de la mía porque va de mosquita muerta y a veces es un poco bicho, pero al lado de la tuya es un angelito, jajaja. Paciencia!!

    • Sí, él de vez en cuando salta… pero no salta tanto como yo. Está de acuerdo en que lo que hace no es normal… pero su estrategia es pasar, en vez de enfrentarse. Más inteligente quizás… pero yo no puedo aguantar algunas veces…

    • Lo dicho, suena un poco heavy así todo seguido… pero en realidad no es tanto, va poco a poco y se lleva mejor. Gracias por los ánimos!!

  7. Me siento tristemente identificada en lo de la vivienda: a mi suegra no le gusta mi casa y en su día no apoyó para nada la decisión de comprarnos la vivienda en un barrio diferente al suyo. No viene nunca, ni mencionarlo. De hecho tardó casi un año en ver dónde vivía su hijo y desde entonces me sobran dedos de una mano para contar sus escasas y cortísimas visitas. La última después que me operaran: estuvo unos 10 minutos y se marchó corriendo “porque tenía cosas que hacer”.
    También ha comentado, ahora que hay un bebé en camino, que tiene mucha ropa casi sin estrenar de mi chico y sus hermanos. Llevará encerrada en un trastero unos 25 años la ropita de marras, así que a saber en qué condiciones está…

    • Jo, madre mia… veo que es una especie que abunda…
      Lo que comentas de las visitas tiene su parte buena: cuanto menos contacto mejor!
      Ánimo!

    • Gracias!
      La verdad es que soltando todo aqui me siento mejor… porque a veces con amigas me da hasta vergüenza ajena comentarlo…
      Gracias a diasde48horas por dejarnos este espacio y poder rajar libremente de forma anonima 😛

  8. Buuuuf vaya señora!!!! En algunas cosas se parece a la mia, por suerte no en todo! Pero es que gente así, que esta mal de la cabeza, vale mas tenerla lejos! !!

    • Si, menos mal que no la veo demasiado… una vez a la semana un rato y ya. Y tampoco es obligacion. Hay dias que ya estoy saturada de la vez anterior y dejo pasar mas dias, una especie de “barbecho”para no saltar a la minima…;-)

  9. Cuando vea a mi suegra de nuevo le voy a dar un abrazo y un beso, que suerte he tenido con la mia!
    Vamos, que al lado de la tuya cualquier suegra es un angelito.
    Iba leyendo tan tranquila hasta el punto 4, cuando lo lei casi se me explota la vena….pero es que yo la agarro del cuello!!! A ella o a cualquiera que me diga que no toque a mi hijoooo. Muy buena eres tu que no le sacaste los ojos ahí mismo.
    No se me ocurre otra cosa que darte muchos animos para seguir tratandola….

    • Es que hasta me apartó la mano… muy fuerte. Y a eso, suma que yo ya estaba que trinaba porque la iba llevando y trayendo de aquí para allá… Cada vez estoy más convencida de que a un bebé recién nacido no se le puede dejar ir de brazo en brazo. Con 5-6 meses ya es diferente, pero tan pequeños no. A ver si se conciencia la gente de que no son juguetes!
      Gracias por los ánimos!! Y enhorabuena por tu suegra!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s