Las suegras, esas grandes desconocidas

Normalmente, en este mi blog, suelo escribir de mi Redondito, de cosas que me pasan, de algún viaje, alguna receta… pero casualmente, las tres veces que he escrito sobre mi suegra lo he petado. Así que he llegado a la conclusión de que las suegras son un tema que interesa a mucha gente. Creo que somos muchas las que tenemos que sufrir a la nuestra con más o menos resignación… y normalmente es algo que se sufre en silencio, como las hemorroides. Pero tranquilas nueras del mundo, he trazado un plan. Un plan al que he llamado:

Las suegras, esas grandes desconocidas

Expongo el caso detalladamente. En este año y pico que llevo de blog (Dios!! el tiempo pasa volando) he escrito exactamente tres posts hablando del tema: en el primero presenté mi suegra al mundo, en el segundo conté el puntito cruel que tiene la buena mujer y en el tercero hablé sobre sus innovadoras teorías en el campo de la genética. Todos ellos han sido ampliamente visitados e incluso alguno también ampliamente comentado. Pues bien, precisamente en vista de todos estos comentarios me he dado cuenta de que muchas lleváis en silencio vuestra cruz y usásteis esta mi humilde casa (o sea, los comentarios) para desahogaros.

Muchas de las que habéis comentado en esos posts tenéis blogs pero no os atreveis a hablar sobre el tema en ellos… yo os comprendo ¿eh? que aunque vivo en el anonimato, tengo miedo de que por casualidad me lea algún conocido y acabe atando cabos con la información que doy. Pero bueno, eso es otro asunto distinto del que nos traemos ahora entre manos. Otras no tenéis blogs, pero comentasteis igualmente. Agradezco en el alma todos esos comentarios, en serio, y por eso he decidido poner mi blog a disposición de quien lo necesite. Me explico: si alguno de mis lectores estáis hasta el gorro de vuestra suegra y necesitáis un desahogo os presto mi blog para que nos contéis vuestra historia. Os aseguro que sienta de maravilla rajar sobre el tema libremente y sobre todo si encima luego, con los comentarios, ves que no eres la única y que no estás loca.

Así que, lo dicho, si alguien le quiere contar la historia de su suegra al mundo, me la podéis mandar por mail a diasde48horas@gmail.com y yo la publicaré aquí encantada. Esto puede ser a cara descubierta o anónimamente. Si tenéis blog y queréis que os enlace yo os enlazo y si queréis permanecer en la sombra pues yo publico y me callo los nombres… eso va al gusto del consumidor.

Venga ¡¡vamos a dejar de sufrir en silencio!! ¡¡Vamos a hacer que las suegras dejen de ser esas grandes desconocidas!! ¡¡Vamos presentarlas al mundo tal y como son!!

¿Alguien se anima?

Anuncios

46 comentarios en “Las suegras, esas grandes desconocidas

  1. Jajajajajaj, madre mía que gran idea has tenido. Yo soy de las que no se atreven a hablar por si acaso… Ahora que si me prestas tu blog… Ya te presentaré a la buena mujer, ya. Solo necesito inspiración y que me haga alguna… Que rajar por rajar tampoco… O si? Bueno, ya veré. Quizás os la presente sin más.
    Muakkk

  2. Es una idea estupenda, lo vas a petar otra vez. El tema suegra se busca mucho en google; yo escribí un único post sobre la mía y es el segundo post más visitado de mi blog. Y eso que fui muy light porque mi marido me lee.
    Cuando publiques historias suegriles avisa que vuelvo! 😉

  3. buena iniciativa, yo no m uno xk mi suegra es un encanto y yo estoy muy contenta con ella, pero tengo ganas de leer a gente un besito

  4. Aaaaaaaaarrrrrrrrrrrrrrrrrrrgggggggggggg (imagíneseme frotándome las manos) este es mi bloggggggggg!!!!Yo jamás puedo rajar de mi suegra en mi blog porque UPMF me sigue fielmente mientras…toma café por las mañanas, así que estaré encantada de presentarte a mi suegra en toda su inmesidad…qué no es poca!!!!

    Gracias gracias gracias…

  5. Qué ideaza¡ fíjate que yo escribí una entrada en mi blog sobre el tema suegras, pero desde entonces vivo con la paranoia de que quizás me hayan leído, sobre todo cuando mi cuñada me pidió por whatsaap una foto de la eco de las 12 semanas y coincide con la que puse en el blog. Imagino que son paranoias, pero por si acaso, la próxima descarga de odio suegril no me extraña que vaya directa a tu buzón de entrada😉

    • Si, a mi a veces también me da un ataque de pánico de esos pensando que me alguien me va a reconocer… pero bueno, luego pienso que me importa tres pitos jajaja.
      Mi buzón de entrada siempre estará abierto para ti!!

  6. jaja! Muy buena idea. Yo no tengo problema es descargar de mi suegra, con mi marido, con quien ande por ahí y con ella misma. Que cuando me tiene verde se lo digo.
    Ahora, eh? Despues de 21 meses de ser madre de “SU” nieto, porque los primeros 12 meses lo sufri en silencio hasta que un dia explote y la puse de vuelta y media, la pobre no sabia donde meterse.
    Pero realmente, no deberia quejarme tanto, porque viendo otras suegras que andan sueltas por ahí, la mia es un encanto 🙂

  7. que buena idea! ! lastima que no se escribir, que sino te presentaba a la mia!! que fue buena hasta que nacio el niño, ahi se convirtió en una @#*!”;#@!
    😀

  8. Jajajajajajaja vaya peazo de idea!! La verdad es que yo poco tengo que contar de mi suegra, leyendo los comentarios del otro día, como te dije, me di cuenta que es una santa!! Pero me parece una idea muy solidaria prestar tu blog para el desahogo jajajajaja, me ha encantao! Deseando ya leer los posts! Besos.

  9. Jajaja… Qué buena idea 🙂 Yo la verdad es que apenas me puedo quejar de suegra. Tenemos nuestras diferencias pero es un amor. Creo que casi me quejo más de mi madre 😀
    Pero lo tengo en cuenta por si acaso…

  10. ¡Ay! A mí me gustaría contar todo lo que pienso sobre lamía pero me da miedo que un día se sepa. Eso sí, seguro que me engancho a esta sección y voy haciendo comparaciones en los comentarios (para desquitarme un poquito).

  11. Pingback: Las suegras, esas grandes desconocidas: La suegra de diario de una mami | días de 48 horas

  12. Pingback: Las suegras, esas grandes desconocidas: La suegra de Mamá en el siglo XXI | días de 48 horas

  13. Pingback: Las suegras, esas grandes desconocidas: la suegra de… | días de 48 horas

  14. Pingback: Las suegras, esas grandes desconocias: Mi suegra al ataque | días de 48 horas

  15. Pingback: Las suegras, esas grandes desconocidas: de estereotipos va la cosa | días de 48 horas

  16. Pingback: Mi Experiencia como Bimadre | días de 48 horas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s