Carrito de bebé: cómo elegirlo

Cuando estaba embarazada de Redondo nos pasamos una buena temporada tratando de elegir qué carrito comprar… y al final elegimos mal, cómo no. Por aquel entonces, la característica de más peso para nosotros fue el tamaño del carro plegado. Teníamos un 306 y el maletero no era demasiado grande así que lo que buscábamos era un carro que ocupara poco espacio dentro del maletero. Al final nos decidimos por el Trío Chicco Living y cuando ya lo teníamos comprado resulta que vino el destino a darnos una patada en los huevos cataplines y el coche se nos murió. Nos compramos otro ya con el maletero bien grande pero el carro ya estaba comprado también. Tengo que decir, que el carro en si no es malo, al contrario, pero simplemente no es el mejor carro para nosotros. Teníamos que haberle dedicado más tiempo a analizar cuál era el mejor carro para nuestro estilo de vida, el que mejor se adaptaba a nosotros. Por eso quiero contar hoy, en mi opinión, como elegir el carrito de bebé que mejor se ajuste a nuestra familia, por si acaso mi experiencia le puede servir de ayuda a otras madres.

  1. En primer lugar, tenemos que tener en cuenta nuestro estilo de vida. Es decir, si somos una familia cosmopolita, de ciudad y que se mueve mayoritariamente en ambientes urbanos necesitaremos un tipo de carro. Sin embargo si somos de pasar tiempo en el campo, nos gusta la naturaleza, el senderismo, paseos campestres el mejor carro para nosotros será de otro tipo… con ruedas más grandes, suspensión… Este fue nuestro primer error, nosotros somos más de campo y nos compramos un carro más de ciudad.
  2. Otro punto muy importante a tener en cuenta es el peso del carro. El nuestro ocupa poco espacio en el maletero pero pesa un quintal. Hay que tener en cuenta las barreras arquitectónicas, no es fácil moverte con un carrito y no encontrarte con ninguna barrera. Siempre va a haber unas escaleras, un bordillo alto… que te van a obligar a levantar el carro así a lo bruto, o sea que el peso para mí es un punto bastante importante. Los carritos con el chásis de aluminio pesan menos y tengo entendido que dan buen resultado, que son robustos igualmente.
  3. También hay que tener en cuenta las medidas del carro. Sobre todo si vivimos en un edificio con ascensor, comprobar que el carro entre sin problemas y lo mismo con las puertas de casa. También es importante que entre bien en el maletero del coche. En este punto nosotros si que no hemos tenido problemas… vaya, debió de ser el único.
  4. Otro factor a tener en cuenta es la facilidad de apertura y plegado. A lo largo de la vida útil del carro lo vamos a abrir y cerrar muchísimas veces, es importante que el proceso sea fácil y también que las ruedas se saquen con facilidad. Imaginaros un día de lluvia intensa y nosotros tardando media hora para plegar el carro y meterlo en el maletero. También hay que tener en cuenta que no es sólo el tiempo de plegar el carro, tienes que meter al niño en el coche, sujetarlo bien y luego meter el carro en el maletero, aquí en Galimordor acaba uno como si le echaran agua a manguerazos, así que cuanto menos tiempo nos lleve el proceso, mejor.
  5. Para mí también era importante que la silla de paseo sea reversible, es decir, que se pueda poner con el niño mirando hacia la calle o hacia la persona que lo lleva. Al principio, cuando empezamos a usar la silla después de la maxicosi me daba rollo no ver a Redondo, así que durante una buena temporada… igual hasta que tenía año y pico, la silla estaba colocada mirando hacia nosotros. Luego ya la cambiamos y la pusimos para que el niño fuera en el sentido de la marcha.
  6. El manillar. Es este punto nos equivocamos de lleno. Nuestra silla tiene el manillar partido, es decir, tiene un puño para cada mano y así es incomodísima de mover, porque se necesitan las dos manos. Si el manillar es corrido, puedes manejar la silla perfectamente con una mano sola y eso, creedme futuras madres, es muy cómodo porque que si se le cae el chupete al peque y hay que colocárselo, que si quiere una galleta, que si toma agua, que si se saca el gorro… si necesitas las dos manos para mover el carro, tendrás que estar parando cada minuto y tardarás una hora más de la cuenta en llegar al destino.
  7. También hay fijarse en el la facilidad para reclinar la silla, también es importante que se pueda hacer con una mano sola. En nuestro carrito es fácil, pero en la silla ligera que nos regalaron después es un coñazo, se necesitan las dos manos y es súper incómodo.
  8. Para nosotros era muy importante la cesta porta objetos. Nosotros la queríamos grande y en esto no fallamos, grande es, pero el acceso a ella es diminuto. Ahí dentro entrarían 40 botellines de agua… pero habría que meterlos uno a uno porque el acceso es pequeñísimo. Incluso meter una chaqueta del niño es algo complicado. O sea que tenemos una cesta grade pero con un acceso minúsculo así que es súper incómoda.
  9. Finalmente, otros detalles que también pueden ser importantes son el tamaño de la capota, si esta tiene protección solar o no, que el tejido sea transpirable, que tenga un reposapiés y que sea regulable…

Repito que estos son los puntos que para mí son importantes a la hora de elegir el carrito de bebé, en mi opinión, que no tiene por qué ser compartida con otras madres. De todas formas yo creo que lo mejor es informarse muchísimo, cuanto más mejor y luego ir a una tienda especializada y probar carros: comprobar su peso, ver si es fácil manejarlo… preguntarde al dependiente por las características del carro pero no dejarse aconsejar por él para tomar la decisión final. Porque nosotros somos los que sabemos qué tipo de vida llevamos, para qué queremos el carro y qué uso le vamos a dar. Nosotros sin ir más lejos, nos compramos un carro bueno, de puta madre, pero no es ni por asomo el carro más adecuado para nosotros porque por nuestro estilo de vida, no le hemos sacado todo el partido que debiéramos y la verdad es que se ha quedado casi nuevo… de hecho, creo que lo vamos a poner a la venta y comprarnos otro que se ajuste más a nuestras necesidades. Te vas a dejar una pasta en esto y mejor estar completamente convencido de que estamos comprando lo que necesitamos y lo que más se adapta a nuestro estilo de vida. Yo creo que si se elege bien el carrito al principio, luego incluso no es necesario comprar ninguna silla ligera.

Este tema daría para charlar largo y tendido, pero se me está extendiendo bastante el post así que otro día os cuento porqué nos equivocamos eligiendo nuestro carrito y cuál sería el más adecuado para nosotros.

¿Coincidís conmigo? ¿Cómo eligisteis vuestro carrito de bebé?

Anuncios

44 comentarios en “Carrito de bebé: cómo elegirlo

  1. El carro que nosotros compramos, bueno nos regalaron, fue totalmente acertado en el sentido de que era comodísimo para el bebé, peeeeeeeeero pesaba muchísimo y si lo metíamos en el maletero cuando íbamos de viaje teníamos que meter la ropa en la guantera…

    Creo que pecamos de novatos y que ahora le dedicaríamos más tiempo a valorar que sería lo adecuado.

    • Jajajajaja, pues qué apañados sois si sois capaces de meter la maleta en la guantera, eso es tetris y lo demás son cuentos chinos jejejeje
      Lo mismo nos pasó a nosotros, que pecamos de novatos. En fin, lo hecho, hecho está

  2. Yo elegí el Bebecar y me lo regaló la suegra ;). Lo elegí porque me gustaba el diseño y porque era muy amplio e intuía que el niño iba a ser más largo que un día sin pan (acerté de lleno). Me gusta el carro en sí. Lo peor es que pesa muchísimo. Pero lo he usado un montón. La silla la he estado usando hasta hace poco.
    Si volviera para atrás y tuviera la experiencia que ahora tengo compraría otro que pesara menos.

    • Lo del peso es un defecto bastante común por lo que estoy viendo. Si al final vendo el mío y nos compramos otro tengo claro que lo buscaríamos con chásis de aluminio… el peso es muy importante

  3. Tuvimos en cuenta que vivimos en un pueblo lleno de campo y que necesitábamos ruedas grandes y buena suspensión. Vivimos en una casa sin ascensor, así que el peso también influía como factor principal… ¿Hemos elegido bien? Hasta que no experimentemos, no te sabría decir. Pero de momento creo que hemos tenido en cuenta algunos detalles.
    También es verdad que tenemos más intención de portear que de llevar el carrito… Y hasta que no experimentemos, no sabré si hemos acertado.

  4. Nosotros miramos que entrade en el MINI, eso era lo fundamental, pero no compramos el que a mi me hubiese gustado.

    Mi carro no esta mal, se adapta a la ciudad y al campo (nosotros somos mixtos jaja), se lleva bien, plegarlo se pliega fácil pero por ejemplo para que entrase en mi maletero había que desmontar una rueda…

    En fin, que cómo dices hay que dedicarle tiempo, pensar cómo lo vamos a utilizar y a partir de ahí decidir.

    • Pues por lo que veo vosotros acertasteis bastante al tomar la decisión. Aunque le tengas que sacar una rueda, si es fácil y rápido tampoco hay mayor problema.
      Si, senecesita mucho tiempo y probar mucho

  5. yo he mirado muchos, y la verdad que el que mejor se adapta es que he cojido. Me he decidido por el casualplay kudu4, y la verdad, pesa poco, se pliega muy bien… que ganas de que la pequeña C lo estrene un besito

  6. Completamente de acuerdo en todos los puntos que señalas. Y, sobre todo, en que hay que informarse muchísimo y probarlos antes de elegir. Yo ahora me habría comprado otro, así que entiendo que queráis venderlo para conseguir otro.
    Compramos el Jané Ryder, que está muy bien, pero tiene cesta pequeña y pesa mucho. Y al final, terminamos con una silla ligera.
    Lo del manillar corrido, por cierto, me parece indispensable, incluso en la segunda silla.

    • Es que para mí es básico ir a la tienda con los deberes hechos y probar carritos.
      Lo del manillar corrido facilita mucho las cosas, desde luego es un punto muy importante a tener en cuenta.

  7. De acuerdo contigo en todos y cada uno de los puntos que dices. Puede que un carro sea lo más pero a nosotros no nos venga bien. Hay que hacer un master para comprarse un carrito!! Yo en las tiendas de por aquí no encontraba mucho asesoramiento (todos te intentaban meter el bugaboo por los ojos) así q investigue mucho y no se como en un foro di con una chica majisima que trabajaba en una gran tienda de puericultura de Madrid. Me hizo todas las preguntas que planteas y más, y al final me aconsejo dos coches, pero uno de ellos tendría que comprarle a ciegas xq en mi provincia ninguna tienda le distribuía así que cogimos el otro que si pudimos manejarle y trastear con el antes de pagarle. Parece una tontería pero hay que pensar mucho cual comprar xq al fin y al cabo no valen cuatro duros!!

    • Jajaja, tienes toda la razón en lo del master, es tal cual!! Pues tuviste mucha suerte de encontrar a alguien que te ayudara así… en las tiendas de por aquí pasa un poco lo que dices, que te quieren vender el producto pero no tienen ni idea del tema. En fin…

  8. Yo lo tuve fácil: heredamos! jejeje
    Pero tienes toda la razón hay que mirar todas esas cosas y no es que haya carros malos sino que el que para mí puede ser el mejor para tí no es útil.
    Gracias!!!

  9. Hoy has dado con mi tema preferido, de hecho he escrito un montón sobre carros y sillas, y tengo pendiente escribir más, jejej!

    Yo diferencio mucho las necesidades del bebé y las de los padres, y creo que es importante tener las dos en cuenta. Te dejo el link a mi post de carritos por si descubres algo nuevo que no hayas tenido en cuenta 😉

    http://www.quevienemamapata.com/2013/05/a-vueltas-con-los-carritos-de-bebes.html

    Yo di 1001 vueltas al tema, y he tenido la suerte de dar con una tienda en la que el asesoramiento es genial, aunque me haya tenido que desplazar. Y demás he tenido la suerte de probar unos cuantos carros para comparar, porque dar dos vueltas por la tienda con un carro vacío no tiene nada que ver con el día a día.

    Y me atrevo a sugerirte uno que creo os puede ir genial, aunque a primera vista a mi me horrorizaba lo he visto en acción y he alucinado. Es el Emmaljunga Viking. Su estética no me llama nada, pero la amortiguación es IMPRESIONANTE.

    Vaya chapa! Suerte!

    • Vaya, pues después de leer tu post hasta me da vergüenza el mío!! Qué bien explicado tienes todo!
      Por cierto, una preguntita: ¿Pasasteis del capazo directamente a la silla? ¿a qué edad? supongo que con 5 ó 6 meses… ¿y la niña por esa época aún iba contenta acostada?
      Ahora la chapa te la doy yo a tí jejejeje 😉

      • De vergüenza nada, que yo soy muy friki de estas cosas, jiji!
        ¿Que más opciones hay que pasar del capazo a la silla? jeje. Si te refieres al usar en algún momento el grupo 0, cuco o maxicosi, nosotros no lo hemos usado nunca, porque no lo veo como una opción para el paseo a no ser que sean momento muy puntuales y cortos. De hecho nuestro SRI no da opción a usarlo de paseo, porque esa es otra de mis debilidades, teníamos claro que tendría que ser un SRI que aguantase a contramarcha el máximo tiempo posible, pero eso da para otro post!
        La pasamos a la silla con 4 meses y medio, pero porque nuestra silla tiene 5 puntos de reclinado, con lo que llevándola en la segunda opción mas reclinada ella ya notaba que iba un poco más levantada pero sin llegar a sentar, porque todavía era muy pronto.
        Si tienes cualquier duda con estas cosas pregunta todo lo que quieras, que por si no te has dado cuenta es un tema que me encanta!
        Muaks

      • Pues me has ayudado mucho, en serio! A mi el que me gusta es el que teneis vosotros, el Uppababy, y además ahora en una tienda de Santiago tienen una oferta buenísima, un 20% de descuento. El problema es que hemos puesto el nuestro a la venta hace dos días y todavía no hemos tenido ninguna solicitud… 😦

  10. Pues nosotros con un 206 pocas opciones teníamos con el micro maletero. Además teníamos claro que la inversión gorda sería en la silla del coche ya que 4-5 veces al año nos hacemos Sevilla-Pontevedra y pronto sería más cómodo invertir en una silla ligera. Fue una gran idea. El peque es tan grandote que a los 11 meses lo pasamos a una silla ligera de las buenas y no veas qué diferencia (pesa 12,5 kg con 1 año)

  11. Nosotros tenemos un 308, tampoco es que sea muy grande, y lo del carro es a algo a pensar por ese aspecto. Desde que nos planteamos tener un bebé, teníamos claro cual seria, entre otras por el peso y el plegado, ya que yo soy medio pitufa (metro sesenta que mido “namás”), y claro no quiero que un carro abulte más que yo. Ganó el Bugaboo bee, otra cosa es cuando llegue el momento de poder comprarlo, que lo mismo a este paso, hasta lo descatalogan jajajaja (hay que tomarse las cosas con humor). Un beso

    • Yo también soy del club del metro sesenta jejejeje, y mi marido mide 1,85 así que la cosa está un poco descompensada… jeje.
      Igual para nosotros es interesante un carro con el manillar regulable…
      Besos!!

  12. Yo me dejé guiar por el precio barato de nuestro carrito. Pero resultó ser un acierto y lo que más he valorado es lo del manillar corrido, las ruedas grandes y la cesta portaobjetos bien dotada. Del resto de detalles puedo prescindir.

  13. Coincido, pero mira yo compré el que siempre me había gustado, además que al no utilizar el coche casi no teníamos problemas no con plegados y espacios.

  14. Jo, debe ser que yo soy una friki de los carritos de bebé, bueno eso y que tuve que echar una manita a una conocida, pero yo aún sin estar ni preñi ya sé que carrito quiero…No sé si es conocido en España (Knorr Voletto)

  15. Es una locura cuando ves todo lo que hay… Yo me regí por que fuese pequeño. Y acabé con el Quinny Zapp. Yo estoy muy contenta, aunque tiene sus peros, por supuesto. Han sacado una versión mejorada (silla reclinable y que puede ir mirando hacia delante o hacia atrás) que me molaría más, pero no me quejo. Cumplió con su función a la perfección (y eso que a la que me lo vendió -yo había buscado el model por internet- no le convencía nada).
    Muas!

    • A ver, supongo que es difícil encontrar un carro que sea perfecto, al que no le saques ningún pero. Lo importante es ser capaz de encontrar el mejor para tí… y por lo que veo tú lo conseguiste. Felicidades!! Para mí eso es equivalente a que te toque la lotería jejejeje
      Besos!!

  16. Este tema tiene mucha chicha! Coincido en todos los puntos, pero no los conocía antes de comprarlo y nos guiamos por solo dos factores, el plegado porque nuestro maletero es normal tirando a pequeño. Y el tamaño abierto, porque el ascensor no es muy grande. No estoy descontenta con el, pero a pesar de movernos por ciudad, a veces pienso que unas ruedas un poco mas grandes nos hubieran ido bien. Las pequeñas se atascan en cualquier grieta de la acera! Lo del manillar corrido si lo tenemos y es un acierto sin duda!
    Muy buen post!
    Besos guapa!

    • Nosotros hicimos igual, nos guiamos por el tamaño plegado, también teniendo en cuenta el tamaño del maletero y la verdad es que nuestro carrito ocupa poco plegado… pero por lo demás la verdad es que nos equivocamos casi en todo en lo que nos podíamos equivocar. Me alegro de que a vosotros os haya ido algo mejor 🙂
      Gracias guapa, otro beso para tí!!

  17. Cada uno tiene que buscar el que mejor se adapte a lo que se busca,yo lo quería ligero,aquí hay cuestas a porrón y que valiese para todos los terrenos entre otras cosas y acertamos de pleno con el Uppababy, más contenta no puedo estar con el , eso sí casi hice un master en carritos por internet ainss; aunque también esta bien ir a la tienda y probarlos pero con los modelos que tu ya tengas pensados de casa.
    Besos

    • El Uppababy es el que nos queremos comprar nosotros ahora. Lo hemos ido a probar a una tienda y en comparación con el nuestro es muchísimo más ligero y lo de las cuestas que comentas, nosotros estamos igual jeje. La cesta es enorme, el sistema de frenado comodísimo, el manillar corrido y regulable, lo fácil que se reclina… vamos, que es un dechado de virtudes jejejeje. Lo malo es que hemos puesto el nuestro a la venta pero de momento no ha suscitado interés… en fin, a ver cómo acaba la cosa.
      Besos!!

  18. Hola!
    Has tenido en cuenta los mismos puntos que tuve yo en su momento. En nuestro caso el tamaño del maletero no nos afecta demasiado ya que el coche es grande y no tenemos ascensor, así que lo único que me importaba era que entrase por la puerta de casa jejeje
    Después de mirar muchos carros elegí el que me pareció que cumplia mejor mis requisitos, muy ligero y manejable (todo el mundo se sorprende de lo poco q pesa), se reclina facilmente, Emma puede ir en su sillita mirándome (no le gusta el carro pero si no me ve es imposible sentarla), manillar único, se plega tipo libro.. Ahhh y el capazo es enoooorme, sirve de cuna si vas de viaje! Es el modelo book plus de Peg Perego, poca gente lo conoce pero los que lo tenemos estamos encantados. Yo quería el tapizado en tejano pero era casi 150€ más caro que el resto de telas, y elegí un verde oscuro, que se limpia realmente bien y disimula mucho las manchas.
    Besitos!!!

  19. Pingback: Semana 16 de embarazo | días de 48 horas

  20. Pingback: El mejor carrito de bebé para nosotros | días de 48 horas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s