#Retomes Noviembre

Un mes más llegamos con nuestro #Retomes. Esta vez le tocaba organizarlo a La mamá de Álvaro y con muy buena intención, ella nos propuso pasar dos horas con nuestra pareja y sin niños, solos los dos para disfrutar de un tiempo juntos e intentar apagar el modo mamá por unas horitas.

El caso es que este mes ha sido bastante difícil para mí el cumplir el reto… entre mi viaje y que Hombre Tranquilo también tuvo que salir un par de días tuvimos que dejar a Redondo esos dos días con los abuelos… y la verdad es que a la vuelta no me apetecía separarme de él otra vez. Así que con el permiso de La mamá de Álvaro, voy a hacer un poquitín de trampa, pero sólo un poco, eh? una parte infinitesimal.

Poco antes de irnos de viaje, exactamente el día 1 de noviembre, dejamos a Redondo un día en casa de mis padres para probar a ver qué tal se adaptaba ya que luego se tendría que quedar dos días. Os lo conté en este post y ahora os lo re-cuento jejejeje.

Resulta que nos fuimos los dos de cena a un restaurante que no conocíamos pero que nos habían recomendado. Aproveché para arreglarme un poco… me maquillé (a ver si no me caduca el maquillaje que con el uso que le doy, cualquier día voy a abrir el neceser y me salen polillas) y me pasé las planchas del pelo, que aunque lo debiera hacer siempre, por falta de tiempo suelo ir con pelos de loca por el mundo… de momento no asusto a la gente, pero si la cosa degenera un poco más no garantizo que no vaya a pasar algún día. Total, que me puse yo monísima de la muerte y Hombre Tranquilo también iba guapo, todo hay que decirlo.

Llegamos al restaurante y resultó que estaba lleno y nosotros de listos no habíamos reservado… bien… pero al final nos apañaron una mesa que estaba al lado de la entrada, pero algo es algo. Nos pedimos una ensalada de la casa y un solomillo de ternera que había que sacarse el sombrero. Estaba delicioso, justo en su punto de cocción y al comerlo se deshacía en la boca. Perfecto. Me quedé con ganas de un arroz con bogavante, que es la especialidad del restaurante, pero así tenemos excusa para volver otro día ¿no?

La verdad es que lo pasamos muy bien, hablamos de lo divino y de lo humano y alargamos la sobremesa bastante. Me encantó estar así un rato en pareja con mi marido, ya hacía mucho que no estábamos así los dos solos…

Y ahora os dejo la foto de la mini-cafetera en la que nos sirvieron el café, que es la misma foto que puse el otro día, pero es la única que tengo del momento.

la foto

Ahora sólo falta ver qué nos propone Gen de Mangiare a mesa puesta para el próximo reto, a ver si no hay que hacer trampas en ese jejejeje.

Anuncios

26 comentarios en “#Retomes Noviembre

  1. Creo q por ahora solo vais tres cumpliendo el reto tal como yo me lo imaginaba… Y q conste q yo no soy una de ellas, jajajajajaja
    Gracias por participar guapa 😉

    • Pues vas a tener que mirar a mi ombligo también, porque perfectamente, lo que se dice perfectamente como que no… me he dejado algún cabo suelto jejeje. Pero la intención es lo que cuenta jejeje
      Besos!!!

    • Bueno, casi lo hemos conseguido, hubo ahí un pequeño detalle… pero casi nadie se ha dado cuenta jejejeje 😀 😀
      Uff, sí, coincido contigo, este ha ha sido el más difícil por ahora, a ver qué nos propone Gen el viernes…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s