¿Son importantes las rutinas en los niños?

Si os digo la verdad, no tengo una opinión estricta sobre este tema. Tengo claro que sí es conveniente que tengan unos horarios más o menos establecidos, pero no sólo los niños, también los adultos… o por lo menos a mi sí me sienta bien tener mis horarios más o menos fijados. Pero también es cierto, que por saltarse estos horarios o rutinas un día no pasa nada. Es decir, para mí lo normal es comer todos los días entre las 2 y las 2:30 de la tarde, pero si un día como a las 3:30 o a las 4 no me voy a morir. Otra cosa sería que un día comiera a las 12 de la mañana, al día siguiente a las 4 y al otro a las 2 y media… y así todos los días de la semana. Eso no hay cuerpo que lo aguante… y menos el de un niño.

En nuestro caso, tanto Redondo como nosotros tenemos unas rutinas durante la semana más o menos fijas y que son más flexibles los fines de semana.

Lo despertamos sobre las 8 de la mañana y le damos su desayuno, luego lo vestimos, se lava los dientes y nos vamos pitando para el cole. Suele entrar en la guarde sobre las 9 de la mañana y normalmente no duerme siesta allí. A la una le dan de comer y a la una y media lo vamos a buscar nosotros. Normalmente se queda dormido en el coche durante el trayecto hasta casa de mis padres y suele dormir sobre dos horas o dos horas y media de siesta. Cuando se despierta le dan la merienda y luego está jugando por allí toda la tarde. A las 7:45 más o menos llegamos nosotros para recogerlo y nos vamos para nuestra casa. Allí lo bañamos, hacemos la cena, jugamos un rato con él, ve un poco la tele y normalmente sobre las diez y media u once está listo para lavarse los dientes y acostarse. Porque tiene que ser cuando el señorito quiere ¿eh? no os vayáis a pensar. Que si lo llevo antes de tiempo me dice que me duerma yo y mi tía la de Murcia…

En el fin de semana, estos horarios se relajan bastante. Nos solemos levantar más tarde, sobre las nueve o diez si hay mucha suerte. Desayuna más tarde y normalmente se cae rendido de sueño a última hora de la mañana. Es raro que se despierte antes de las 2 y media o tres así que come bastante más tarde de lo que suele durante la semana. Luego por la tarde y noche sigue más o menos la misma rutina de siempre. El domingo, con el rally familiar siempre es más complicado, porque no le dejan dormir siesta en todo el día.

El lunes, sin embargo, fue un día raro. No se quedó dormido en el coche al volver del cole, así que retrasó la hora de la siesta y luego no se despertó hasta las siete de la tarde. Nos fuimos a la cama algo más tarde que de costumbre (claro, no tenía sueño) y luego, no sé si tendrá que ver con esto o no, se despertó a las cinco de la mañana con ganas de fiesta. Se levantó de la cama con más energías que el conejo de duracell, a grito de “mamá, fumo, mamá, pato” (que le diéramos su zumo y que le pusiéramos a pato el de pocoyó). Yo a decirle que era de noche y que había que dormir, pero como quien oye llover, él erre que erre con el fumo y con el pato. Menos mal que tengo un marido que es un tesoro y se fue con él a la sala y a mi me dejaron dormir un par de horas más.

El caso, es que se levanta a las cinco de la mañana hipervitaminado y supermineralizado y claro, luego a las 9 se nos quedó frito en el coche de camino al cole… y según nos dijeron las profes tuvieron que despertarle a las 11, que por él aún seguía.

Total, todo esto para decir que trastocó un poco su rutina un día y luego la bola fue creciendo hasta llegar a despertarse fresco como una lechuga a las cinco de la mañana con ganas de fiesta… con lo que eso conlleva para sus cansados padres, aunque esta vez Hombre Tranquilo se hizo cargo del marrón y yo me libré de rositas 😉 😉

¿Qué me decís? ¿qué importancia les dais a las rutinas?

Anuncios

52 comentarios en “¿Son importantes las rutinas en los niños?

  1. Yo creo que son importantes porque así los niños ya saben qué esperar, qué viene a continuación, y se lo toman todo mejor (sobre todo ir a dormir), pero pienso que que hay que saber ser flexible si hace falta y no obsesionarse.
    Sentido común ante todo, y cada madre decide qué es mejor para sus hijos 🙂

    • Lo explicas perfectamente, sentido común es lo importante… como en todo lo relacionado con la maternidad. Está bien tener una rutina establecida, pero también hay que ser flexible de vez en cuando 🙂

  2. Nosotros hemos sido mucho de rutinas siempre, sobre todo cuando era más pequeño, pero vamos que está claro que si algún día por lo que sea no se pueden llevar a cabo, no pasa nada y menos a partir de ahora que es más mayorcito y hay que entender que igual algún día no le aopetece dormirse tan pronto, o no quiere siesta, o tiene menos hambre…

    Besossssssssssssss

    • Yo soy de la opinión de que está bien tener una rutina diaria, o unas pautas que seguimos todos los días pero tampoco hay que ser muy estrictos. Que si en vez de comer a la una pues come a la una y cuarto o a la una y media pues tampoco pasa nada, digo yo. Sobre todo, como tu dices, ahora qu eya son más mayorcitos…
      Besos!!

  3. Yo opino como tú, las rutinas son importantes para todos y en realidad, aunque no tengamos horarios, siempre tendemos al final a tener rutinas de forma natural, incluidos los niños. Nosotros nunca hemos pensado: “vamos a hacerle una rutina a M.” No, él ha ido marcando sus tiempo solo y es verdad que a veces cambia un día por lo que sea pero normalmente es él el que se vuelve a regular de manera natural.

  4. Para mí son fundamentales!!!!! tanto, q creo que no es casualidad que tanto Rafa como Alfonso duerman todas la noches del tirón desde los 4 meses, jeje… Aún así, hay épocas que chiflan y se despiertan, o no quieren comer… Rafa ahora mismo lleva varios días que no duerme la siesta, no me preguntes porqué… solo espero q retome el asunto porq acaba de cumplir dos años y se levanta alas 8 de la mañana,jeje… No te preocupes, tienen temporadas, luego se les pasa!!!!!

    • Para mí es muy importante que tenga su rutina diara, que no es lo mismo que horarios estrictos. Los fines de semana siempre se descontrola la cosa un poco, pero nada de importancia.
      Si, lo de levantarse a las cinco de la mañana, gracias al cielo, fue puntual, hoy ya ha vuelto a dormir como un angelito hasta las 8 y pico de la mañana. Menos mal! jejeje

  5. Yo les doy mucha importancia pero el fin de semana también me relajo y si un día la cosa cambia, pues como tú dices, no me muero, ahora, eso suele traer problemas así que procuro no salirme mucho. También me parece importante lo que dices, que no sólo para los niños, para nosotros también está bien tener rutinas, de hecho es sano!
    Besitos

    • Si, sí, para mí mi rutina diaria es muy importante… de hecho cuando cambia la hora me trastoca demasiado… tengo sueño cuando no toca, hambre cuando no toca…
      Yo creo que las rutinas son importantes para todos… eso sí, sin obsesionarse y sabiendo ser flexibles.
      Besos!

  6. A mí me gustaría establecer rutinas algo más estrictas, al menos entre semana, pero con mi bichilla es imposible. Sólo tiene un año y lo mismo se duerme a las 7 de la tarde que a las 11 de la noche. Y si no tiene sueño, pues no tiene y por más que la paseemos y que invirtamos 2 horas con relajaciones varias ya sabemos que será un tiempo perdido y que no conseguiremos nada. Y las siestas durante el resto del día lo mismo: a veces duerme una, otras 2, otras muy temprano,otras por la tarde. La única rutina que triunfa siempre a su hora es el baño. A ver si poco a poco vamos logrando alguna más.

    • Al leerte me reafirmo en mi opinión… las rutinas son tan importantes para los adultos como para los niños. A mi, personalmente, me gusta tener mi día a día planeado… lo que no quita que un día hagas algo fuera de lo común o te saltes tus horarios y no va a pasar nada.
      A ver si hay suerte con la bichilla y podeis ir cambiando sus “rutinas” 😉

  7. Nosotros tenemos rutinas pero no horarios fijos, aunque si aproximados. Las actividades tienen un orden natural, pero no miramos el reloj. Y los findes todo lo hacemos mas tarde que entre semana. La patita se adapta sin problemas a los cambios siempre y cuando respetemos su ritmo, pero en general no tenemos problemas por introducir cambios o novedades.

    • Pues lo cuentas mejor que yo jejeje. Nosotros estamos exactamente igual, tenemos unas rutinas pero no unos horarios estrictos. Los fines de semana, cambiamos un poco el ritmo, pero el lunes Redondo se adapta perfectamente otra vez a su rutina de siempre 🙂

  8. Son importantes las rutinas, pero hay familias que parece que llevan una agenda militar en lugar de horarios familiares. No hay que llevarlo todo al extremo. Las rutinas nos hacen más cómoda la vida a todos, pero los horarios estrictos e inflexibles me parece que hacen más mal que bien

  9. Nosotros somos bastante estrictos con las rutinas, la verdad… no le cambiamos los horarios por ser fin de semana o semana y nos adaptamos a las horas de sus comidas, sus siestas y su hora de irse a dormir. Todos los días a las 7 en pie, se despierta sola, no hay que levantarla. Desayuna y a las 9 está en la guarde. Allí a media mañana duerme media horita. De momento nos la traemos a comer a casa a la 1. Y de 2:30 a 4:30 aprox. duerme su siesta. A las 5 merienda, salimos al parque y de paseo y a las 8 en casa para bañarla. Cena a las 9 y a las 9:30 está dormida porque nada más terminar la cena se va ella solita a la cuna y se queda frita. Y así de lunes a domingo, con la diferencia de que el fin de semana nos levantamos a las 7 y en vez de ir a la guarde, jugamos por casa y vamos al parque o de paseo, o a la playa si está bueno… pero horarios los mismos. Y hasta ahora nos va genial porque siempre se duerme a sus horas 🙂 Ah! Y si tenemos planes fuera de casa de comer o cenar, le mantenemos los horarios igual. Ella come a su hora y se echa la siesta en su sillita donde estemos y listo. Un besín!!

    • Pues me alegro de que os vaya así de bien. En nuestro caso, sí que cambiamos los horarios los fines de semana, pero la verdad es que Redondo se vuelve a adaptar genial los lunes a su rutina de siempre 🙂
      Besos!

  10. Yo creo que ayudan, pero dado que la vida de Mr. X y la mía tienden al caos, Peque apenas sabe lo que son… Ventaja: que cuando te las saltas del todo tampoco pasa ná. XD
    Muas!

  11. Para mi esto es un temón. Creo que las rutinas son muy importantes para los peques. “Rutina” en el sentido de una actividad diaria, reiterada, predecible; que de seguridad y que permita que por unos minutos nos sintamos libres de pensar en otra cosa o probar algo nuevo porque ya sabemos lo que viene y como.
    En este momento la cachorra de la familia está enferma y todos nos hemos salido un poquito de nuestro eje. Que mas difícil se me hace todo! No duermo bien, pierdo la capacidad de planificar y ejecutar menúes semanales y planes sociales. Uffff
    Beso

    • Ay, qué bien te entiendo… yo cuando me faltan horas de sueño no soy persona y parece que se me mueren las neuronas masivamente jejeje.
      Para mi rutina, es lo que tu dices, una actividad diaria, predecible… pero no tiene por que ser con un horario estricto prefijado…
      Besos!

  12. yo en casa intentó mantener la rutina. pero sin ser muy estricta si algún día no se puede seguir no pasa nada. hay veces que es el pequeño el que no quiere dormir.. otras veces el hecho de estar fuera de casa también le hace cambia la rutina!

  13. Yo les doy importancia en cuanto a que más o menos tengan una rutina diaria, levantarse, desayunar, vestirse, ir al cole, merienda, juego, baño, cena y dormir. Pero esto es bastante flexible, podemos cambiar el orden en un momento dado, p ej cenar antes del baño, y tampoco tenemos unas horas estrictas, así que me voy adaptando un poco a sus necesidades o a la actividad del día. Pienso que no es necesario ser inflexibles, que ellos también tienen sus necesidades y que hay cosas que se pueden negociar y encontrar un punto satisfactorio para los dos y evitar enfados, discusiones y lloros. A mí de momento me funciona bastante bien! Ah x cierto, a mí también se me despiertan a altas horas y me piden cosas, yo los llevo al comedor, les pongo dibujos, les doy un biberón y al cabo de poco vuelven a estar fritos, mejor eso que despertar a todo el vecindario creo yo.

    • Exacto, una rutina diaria y predecible pero que tampoco sea demasiado estricta ni que haya que controlar el reloj minuto a minuto.
      En nuestro caso, se levantó a las cinco y aguantó como un jabato hasta las 9 de la mañana, que se quedó dormido en el coche… menos mal que fue sólo un día jejeje

  14. Para mi las rutinas siempre han sido super importantes, mas que nada porque ellos también saben lo que toca a cada momento y no lo cuestionan. Es verdad que llevamos un tiempo que los fines de semana cambiamos un poco la rutina, y se pueden quedar a ver una peli de dibujos después de cenar, pero ya tienen una edad que entienden la diferencia entre los dias con cole y los días sin cole.
    Un besote.

    • Eso que dices también es un punto a tener en cuenta. No es lo mismo la rutina para un niño de meses que para otro mayor. En cuanto entienden la diferencia entre los días normales y los fines de semana, supongo que la cosa cambia…
      Besos!

  15. Opino como tú, las rutinas son importantes para todos, para organizar el día el día en general y que nuestro cuerpo lleve un ritmo, no sólo hay que implantar rutinas en los niños, sino que todos más o menos seguimos unas rutinas diarias que nos vienen bien. Pero hay que matizar, me parecen bien las rutinas, no los horarios de internado de miedo o de campus militar!! Es perfecto comer, jugar, siestear, dormir…mas o menos simple sobre las mismas horas, pero no pasa nada si un día el horario cambia por el motivo que sea. O los fines de semana, que nos relajamos más y creo que es necesario además, para desconectar precisamente de las rutinas del día a día. Eso de tener que bañarles a las 8:03 para que a las 8:34 esté cenando y así a las 9:17 exactamente meterle en la cuna…me parece un poco exagerado, y viendo la experiencia de dos amigas que lo han hecho así, en plan Sargento de Hierro del reloj, no me parece que los beneficios que han obtenido con respecto a nuestro modo Hippie (según ellas) hayan sido muy significativos.

    • Comparto tu opinión correctamente. Yo también conozco un caso en el que los padres tenían el horario del hijo planeado minuto a minuto y la verdad es que no veo que hayan obtenido unos resultados muy diferentes a los de otros padres más flexibles…

    • Pues Redondo al final, como durmió tanto por la mañana, luego por la tarde ya no quiso dormir siesta y luego se fue antes para cama por la noche… y no ha pasado nada. Hoy ya ha vuelto a llevar su día como de costumbre 🙂

  16. Para mi son fundamentales, aunque con coherencia.
    A nosotros el cambio horario nos trastocó las rutinas, y el niño paso de despertarse una vez a las 6 de la mñn a despertarse a las 3 y a las 7, con el consiguiente cansancio.

  17. Creo que sí, que son importantes. Para mí es pronto para opinar porque mi peque es un bebé, y aunque al principio pensé que sería fácil establecer una rutina ya he visto que es imposible, sobre todo por el tema de la lactancia a demanda. Sin embargo, espero que cuando sea más grande podamos marcar unos horarios para que todo fluya mejor, y para que él se sienta más seguro con todo en orden. No obstante, pienso como tú, que no pasa nada por cambiar los horarios algún día. De hecho la vida es así, nunca se sabe cómo se va a presentar, así que no puede estar todo tan establecido. Además, mira el lunes lo que te pasó, sólo por el hecho de que Redondo no se quedó dormido en el coche ya se cambiaron todos los horarios… Así que no siempre todo se puede programar 🙂
    Por cierto, qué suerte tienes de tener a Hombre Tranquilo en tu vida! 🙂
    Besitos!!!

    • Las rutinas son importantes, pero tampoco hay que obsesionarse. Sobre todo con los bebés, que el ritmo muchas veces lo marcan ellos 🙂
      Soy muy consciente de las suerte que tengo con mi Hombre Tranquilo… pero él también tiene suerte conmigo, eh? que conste jejeje
      Besos!

  18. Nosotros no somos estrictos, de hecho como dices los findes cambia todo y no pasa nada. Pero desde hace meses la beba es un reloj. Raro es el.día que sigue despierta a las 9’30 aunque haya dormido siesta hasta las 19h. Así que intentamos respetarselo porque sino se pone muy rara y está incomoda.de hecho mira que hora es y lleva casi 30 min dormida ya!!! Ella es la que marca el.ritmo!!

    • Si, es lo que acabo de comentar, que las rutinas están bien, pero que muchas veces las marca el propio niño. En nuestro caso, cuando nació Redondo empezamos con la lactancia a demanda pero él sólo se fue regulando y a las pocas semanas pedía de comer cada tres horas exactas de reloj… a mi me tenía flipando jejeje

  19. Nosotros las tenemos pero porque al final el horario de trabajo va marcando… y es inevitable que nos acostumbremos a esas horas. Luego el finde también las mantenemos, pero porque tampoco salimos mucho. un besito

  20. Nosotros le damos una importancia muy relativa. Nos dieron mucho la paliza con ello al principio (y eso que no es que tuviésemos unas rutinas locas de viva la vida) porque Mara se dormía muy tarde. Así que desde hace ya bastante a las 7-7:30 estamos bañándola y sobre las 8:30 cenando para a las 9:30-10:00 empezar a intentar que concilie el sueño. ¿Y ha servido de algo? ¡No! Se sigue durmiendo tan tarde como antes. Mara no entiende de rutinas 🙂

  21. Pues si, las rutinas son muy importantes, pero a veces los niños deciden pasarselas por el forro de sus entretelas… Nosotros ahora estamos en ese plan, no hacemos nada diferente, pero Valkiria a pasado de dormirse a las 9.30 a dormirse como pronto a las 11, de un día para otro y sin saber porque. Y claro, luego va todo tarde, se despierta tarde, las siestas las hace raras, un descontrol! Yo espero que tal como se fue todo al carajo, vuelva todo a la normalidad, porque nosotros seguimos haciendo las mismas rutinas de siempre… En fin, paciencia!
    Besos! 🙂

  22. Vaya! Cómo gustan las fiestas infantiles a las 5 a.m!!
    PUes yo creo que las rutinas son necesarias y que de hecho tranquilizan a una niña con mucha actividad porque sabe lo que viene en cada momento. Aunque sí es verdad que el finde se las rompo y hacemos otras cosas…. Hago toda la rutina posible aunque no todos los días son iguales porque yo no trabajo todos los días en el mismo horario pero bueno, yo veo aque ella está más cómoda si sabe qué viene después.
    A ver si me pongo al día leyéndote!!! que he estado perdiad!
    besos

  23. En esto de los horarios tengo mis dudas, y es que es un tema problemático en nuestra familia… Yo soy de levantarme más o menos temprano y hacer las comidas más o menos a la misma hora. Pafrazo, sin embargo, siempre se queda viendo la tele cuando yo me voy a la cama y no viene a dormir antes de las 4 o las 5… Entre semana ese es su problema y no el mío, pero en fin de semana no hay quien lo despierte antes de la una, lo que se traduce en que nunca almorzamos antes de las 4 o las 5 (yo desayuno hasta tres veces para aguantar el hambre). Desde el embarazo le doy muchas vueltas a si debería empezar a marcar unos horarios aproximados para la chiquituja y para mí…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s