Cuando vuelve la mano dura

Hace unos meses comentaba en esta entrada que Redondo había empezado a pegar. El problema se solucionó de forma más o menos fácil y eficaz en cuestión de días y desde entonces hemos estado tranquilitos. Estaba yo tan contenta con mi Redondo que era más bueno que un santo pero de repente… hala! toma, la primera en la frente. Resulta que la mano dura ha vuelto, ha resurgido de sus cenizas cual ave fénix y está dándolo todo ahora mismo.

Este fin de semana ha sido el cumple de mi ahijada y hemos llevado a Redondo, se han juntado todos los primitos. Redondo se lo pasó genial, jugando en el tobogán y la casita de su prima pero eso sí cada vez que un niño se acercaba, pumba, hostia al canto. Me harté de decirle que no se puede pegar, que le hace daño a los otros niños, que les de un besito para pedirles perdón… él el besito se lo daba, y un abrazo también pero en cuanto se volvían a cruzar en su camino otra galleta que les soltaba. Y lo mismo pasa con su padre y conmigo. En cuanto le llevamos un poco la contraria o simplemente porque si, levanta la mano y la baja de forma nada delicada a grito de OH! Al principio de decía que no se podía pegar, pero visto el resultado hemos vuelto a adoptar el método de la última vez y esperamos obtener el mismo resultado en un plazo corto de tiempo. Esperamos.

Al principio, me preocupé un poco porque diera un paso atrás con este tema, yo estaba convencidísima de que esto ya lo habíamos superado pero luego, en vista de los hechos até cabos y me di cuenta de lo que realmente está pasando. Creo (me parece la opción más probable) que Redondo ha aprendido a defenderse. El problema es que se defiende demansiado!! Suelta galletas cuando nadie le está haciendo nada… ¿Y por qué sé yo que Redondo se está defendiendo? pues porque me dijo Hombre Tranquilo que el viernes cuando lo recogió de la guarde tenía marcas de dientes en un codo, y el martes cuando fui yo a recogerlo volvía a tener marcas de dientes pero ahora en una muñeca. Supongo que él ahora lo que está haciendo es que en cuanto se le acerca demasiado otro niño, antes de que le muerda, pues le suelta un viaje que se le olvidan las ganas de morder. Digo yo que será eso.

Y la pregunta es ¿por qué ha aparecido ahora este problema? Pues muy fácil. Han empezado en la guardería con el horario de verano. Esto es, cierran por las tardes y ahora van todos los niños por las mañanas. No pasaría nada, si todas las cuidadoras fuesen también por las mañanas, pero resulta que algunas están de vacaciones, y claro, más niños y menos adultos… problemas. Me supongo que, al tener más niños por cuidadora no los pueden vigilar todo lo que debieran y el resultado es este, que Redondo llega dos días con mordeduras y ha aprendido a defenderse. Pero se defiende demasiado, se ve que el gato escaldado al agua fría teme. Yo comenté el problema con las profesoras y me dijeron que, claro, ellas los tienen controlados, pero que algún percance entre los niños siempre se les escapa… que cuando se pone alguno violento le llaman la atención pero que siempre se les escapa alguno que otro…

La resolución que hemos tomado es esperar esta semana a ver que pasa, si Redondo vuelve a llegar con otra mordedura pues le adelantaremos las vacaciones, en vez de esperar a agosto pues lo sacaríamos ya ahora y empezaría otra vez en septiembre, con el nuevo curso y cuando todas las profesoras estén de vuelta.

A ver que tal va la cosa… os mantendré informados.

Anuncios

42 comentarios en “Cuando vuelve la mano dura

  1. Si alguien me devuelve a mi hijo con un mordisco no respondo… Pero claro si tienen demasiados niños las cuidadoras es normal (aunque no aceptable). Ojalá con las vacaciones la cosa mejore, ya irás contando.

    • Después de nuestra conversación se ve que han estado más atentas porque Redondo no ha vuelto a venir con mordeduras.
      En tres semanas cogemos las vacaciones y ya no volverá a la guarde hasta septiembre, espero que sean tranquilitas… si no es así lo sacaremos antes

  2. Yo creo que en la guardería lo suyo sería que si hay gente de vacaciones metieran personal sustituto, para que no haya problemas a la hora de cuidar de los niños. Espero que se solucione pronto el problema y deje de salir con dientes marcando sus bracitos. En cuanto a lo de pegar, últimamente en Miniser también tiene la mano un poco larga, y empezamos a usar tu método de llorar cuando nos pega (xq el resto le daba igual) a veces hace efecto y otras no, depende de quien llore. Seguiremos intentandolo a ver si nos funciona como a ti.

    • A nosotros ese método nos funcionó de maravilla, así se daba cuenta de que nos hacía daño y fue dejando de hacerlo.
      En cuanto al tema de la guarde, hoy ha salido en perfecto estado, sin mordeduras. Supongo que después de nuestra conversación estarían más atentas

  3. Mi hija mayor cuando iba a la guardería un día me vino con un mordisco en la mejilla y la profe mi dijo que ya estaba todo controlado pero yo me fui a hablar con la madre del niño que la mordió, y nunca más tubo ningún otro problema!

    • Es que cuando son así pequeñitos no controlan su fuerza y se hacen dañó unos a otros. A lo del primer mordisco no le di demasiada importancia, pero cuando vi el segundo si que me empecé a preocupar. A ver como evoluciona la cosa, pero si llega a haber un tercero lo sacaremos de la guarde antes de tiempo

  4. Cuando he empezado a leer que se le volvía a soltar la mano me he acordado que el otro día decías que creías que le habían pegado en la guarde, así que enseguida he supuesto que era por eso.

    El ha empezado a defenderse, y se ha pasado, que era lo que me decíais en los comentarios cuando os conté que a Leo le habían mordido… Y yo pensaba que eso no podía pasar…

  5. Yo lo q no veo muy normal es q tu hijo llegue con mordeduras con frecuencia, una vez vale pero habitualmente es como para q hables seriamente con la guarderia… xq además eso luego repercute en q tu hijo actúe igual con otros niños q nada tienen q ver… Tamb tienen etapas, en la guarderia alfonso jamás pegó a nadie y sin embargo, el primer mes de cole, estuvo algo agresivo xq le costó adaptarse. Pero es importante q hables con el centro.

    • A la primera mordedura no le di importancia pero cuando vino con la segunda si me preocupé y fui a hablar con las cuidadoras. Parece que desde ese momento han debido de estar más atentas porque ni ayer ni hoy vino marcado… Y parece que desde ayer tampoco tiene la mano tan suelta. Cada vez estoy más convencida de que esta relacionadisima una cosa con la otra

  6. Importante que hables con la guardería, porque eso de volver con mordeduras no se debería convertir en un hábito. Y si tienes la posibilidad de sacarlo durante el verano, mejor que mejor. Seguro que con eso y el truco de la otra vez volvéis a tener a vuestro Redondo pacífico 😛

    • Si, ya hemos hablado con ellas y desde entonces parece que vamos mejor. De todas formas, como llegue con una tercera mordedura si lo sacaremos antes… no vaya a ser que me lo dejen como un colador!
      Me encanta lo de Redondo pacífico 😉

  7. Jovar! Vaya plan… Espero que funcione lo de la otra vez. Lo de la guardería…. Fatal. También creo que deberías hablar con ellos al ver si sacas algo positivo.
    Mucha suerte

  8. La excusa de menos personal en la guarde no es aceptable y el que entre niños ya se sabe tampoco…este es el problema de todas las guarderías, sea cual sea la época del año y es un problema más serio de lo que parece.

    Seguro que a Redondo se le pasa pronto de nuevo.

    Besossssssss

    • Desde qué hable con ellas parece que se han puesto las pilas. Como ya dije en otro comentario, al primer mordisco no le di demasiada importancia pero a la segunda ya si que me preocupe.
      De momento no ha habido más percances, esperemos que siga así la cosa 🙂
      Besos!!

  9. Oye pero qué morro tienen en tu guardería. Pues si tienen demasiados niños para poco personal ¡que vuelvan las profes que no están! Yo no creo que el periodo de vacaciones justifique que se desatienda a los niños así, y claro es lógico que Redondo haya aprendido a defenderse ¡qué remedio le queda!

    • Si, en agosto se van muchos niños de vacaciones y no necesitan más cuidadoras pero ahora en julio están casi los mismos de siempre con menos profes… Está algo descompasada la cosa.
      De todas formas desde que hablé con ellas se han puesto las pilas y están más atentas

  10. A mi me está paaando igual con Álvaro y no va a la guardería. Ha pasado de ser el niño mas pacífico del mundo a defenderse a base de golpes, y lo peor de todo es q no quiero q le peguen pero tp q sea el maton del pueblo.
    Tb nos da a nosotros y lo d ponernos a llorar ha dejado d funcionar. He leido mucho sobre ello y x lo visto es una etapa q ocurre sobre los 2 años, cuando estan probando su fuerza y los límites
    Lo q no se es como podemos ayudarles, si descubres la forma compartelo, por fi, q me va a venir muy bien

    • Pues no se qué decirte, a nosotros parece que nos funciona lo de llorar. No se sí es impresión mía pero creo que ayer ya estuvo algo más tranquilito. En los próximos días veremos la evolución y contaré como ha ido la cosa…

  11. Ya he visto por los comentarios que la cosa ha mejorado… espero que siga así!! Va, que no queda nada para las vacaciones, ommmmmm! (yo me repito lo mismito, jejeje…).
    Muas!

  12. Pues veo genial la opción. La verdad es que no se debe pegar y veo buena la táctica que empleais, pero también veo bien que él se defienda. Es tan complicado…. ya nos cuentas!

    • Un mordisco no, dos!! Desde que hablé con las cuidadoras no han volvido a morderle y también creo que está pegando menos… supongo que lo de pegar estaría relacionado con esto…
      Besos!

  13. ay…¡qué mal! seguro que es eso lo que le está pasando… Seguro que el pobre ya se defiende hasta cuando no se tiene que defender. A ver si le dejan en paz en la guardería y se relaja, pobriño.
    No sé qué haría yo…supongo que cantarle las cuarenta a las de la guardería si volviera a pasar más veces. Me da igual que estén pocas, si a tu niño le está pasando a menudo es que algo falla. Aisss…Ya nos contarás 🙂 besosss!

    • Pues eso he hecho, no les he cantado las cuarenta pero sí he hablado con ellas y desde entonces las cosas han estado mucho más tranquilas. Ni Redondo ha vuelto a venir marcado de dientes ni ha pegado tanto.
      De momento parece que hemos mejorado 🙂
      Besos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s