Las ventajas de estar embarazada

En los albores de mi blog (hace sólo unos meses, aunque a mí me parezca muchísimo… qué relativo es lo del tiempo, ya lo decía Einstein) cuando todavía estaba en blogger, escribí esta entrada hablando de lo que echaba de menos de mi vida pre-hijo. Aquí hablaba en general, de la vida en general (y del tiempo en particular), ahora voy a hablar de cosas más mundanas y de cómo, en según que puntos, el embarazo hizo mi vida mucho más fácil.

Ahora que hace más de un año (casi dos!! aquí el tiempo sí que va rápido… este Einstein…) que he dejado de estar embarazada y que mis hormonas han vuelto a su ser (más o menos) añoro muchas cosas de ese período. Cuando estaba en la recta final del embarazo me daba la sensación de que después del parto se me iba a hacer rarísimo no estar embarazada ni tener mi barrigola (bueno, barrigola la sigo teniendo, pero menos). Y sí que se me hizo raro, pero también lo echo de menos en cierta manera. Supongo que también influye que, a rasgos generales, tuve un embarazo más o menos bueno… y no tuve náuseas que para mí fue muy importante!

Para mi, lo mejor de estar embarazada fue:

  1. Obviamente, que al final llegó mi niño Redondo… o mejor dicho mi Patitas de Pollo. Un niño que cambió completamente mi vida y sin el que ahora no quiero ni imaginarme. Lo mejor que me ha pasado, sin lugar a dudas. ¿Dónde tenía yo tanto amor metido antes de que él apareciera? ¿qué hacía con mi tiempo? Cambio de tercio que se me abren las compuertas.
  2. Algo mucho más banal que el punto anterior: tener el pelo perfecto. Yo era feliz como una perdiz con mi pelo perfecto. Siempre he sido de pelo finito y no mucha cantidad, la verdad pero durante el embarazo es que no se me caía ni un pelo y estaba fuerte y brillante (no es un tópico, en serio). Por otra parte, me aguantaba limpio muchísimo tiempo. Pero mucho, mucho. Si en mi estado no-preñil me tengo que lavar la cabeza día sí, dia no antes me la lavaba la mitad de veces por lo menos. Era increíble.
  3. Casi no tener que depilarse. Si el pelo de la cabeza estaba fuerte, frondoso y precioso el de las piernas estaba completamente lo contrario. Muy fino, muy poco y casi no crecía. Con decir que me debí de depilar 2 veces en todo el verano… y no, no andaba como Chewaka, no me depilaba porque no me crecían los pelos. Y en los brazos igual, se me quedaron completamente pelados.
  4. No tener que preocuparse por las lorzas. Esto fue la leche, cuatro o cinco meses de mi vida en los que tuve barriguilla preñil y la lorza desapareció. Poder sentarse sin parecer el muñeco de Michelín estuvo genial (estuvo, sí, en pasado ¬¬)
  5. No tener la regla durante (en mi caso) 1 año. A mi me volvió la regla relativamente pronto, supongo que fue porque Redondo con dos meses dejó de despertarse de noche y se tiraba 8 horas sin mamar.

La verdad es que lo de las lorzas y la regla ya me he acostumbrado otra vez pero lo del pelo era una auténtica bicoca y realmente lo echo mucho de menos. Y ahora que tengo el pelo corto más todavía, porque antes cuando no me apetecía lavarme el pelo y todo lo que implica (porque si me lo lavo y no quiero parecer una loca que ha metido los dedos en un enchufe tengo que alisarlo, o sea, secador y planchas) me lo ataba en una coleta y disimulaba un día más… ahora imposible…

¿Alguien coincide conmigo en estos 5 puntos? ¿añadiríais alguno?

Anuncios

50 comentarios en “Las ventajas de estar embarazada

  1. Yo lo del pelo no lo noto tanto. Sí que es verdad que me dura más limpio, pero tengo buen pelo (no me tengo ni que peinar) así que más o menos sigue igual. Y por desgracia el corporal también sigue igual… ese sí que podría haberse ido de vacaciones… Lo de las lorzas es genial… hasta voy en bikini sin complejos a la piscina y la gente me dice que estoy genial jejejej. Y antes que si pareo, que si mete la barriga para adentro, etc.
    Y yo añadiría lo amable que es todo el mundo conmigo! Ayer sin ir más lejos compré dos pulpos y una merluza en un supermercado y la pescadera salió a dejarme la bolsa en mi carro “porque pesaba mucho” (qué maja, verdad?). A veces me da hasta un poco de rabia si es gente mayor, porque yo estoy perfectamente y no me gusta que se esfuercen por mi…

    • Huy, si, la gente es super amable aunque siempre te encuentras con algún gilipichi.
      Qué suerte con tu pelo, yo pasé de lavármelo cada 5 días o así a lavármelo día si día no, así, de repente…

    • Lo intento, pero no lo consigo jejeje. Hay días que no llego ni de coña, casi ni llego a leer vuestros blogs, pero cuando lo consigo es porque le quito horas al sueño… yo soy así, sufridora por naturaleza jajaja

  2. Yo coincido contigo en el punto 4 no preocuparse de la barriga, y en lo del pelo aunque lo note más en el embarazo de Leo que en el de Gonzalo.
    Sobre lo de la depilación, como con Gonzalo ya había empezado con la foto depilación nada que ver!

    • Ese es uno de los mejores jejeje. Aunque la comodidad de no tener que depilarse también es importante jejeje
      Igual para el invierno me apunto yo también a lo de la fotodepilacion, ya estoy harta de mis melenas de chiwaka

  3. Yo no noté casi nada lo del pelo durante el embarazo (también es verdad que tengo una melena agradecida), lo que sí noté un montón fue la caída posterior…
    Yo añoro notar pataditas, jejejejeje, ¡me encantaba!
    Muas!

    • Huy, pues para mí lo del pelo fue lo mejor, en serio. Pagaría por volver a tenerlo así.
      Luego me pasó como a tí, me caía a puñados… aún me cae ahora pero ya mucho menos.
      Un beso!!

  4. Yo añadiría la luminosidad de la piel, sin impurezas y sin manchas, tenía la cara como una niña
    Y lo de los michelines era lo mejor jajaja
    Yo sigo con regla, tomo Cerazet, y todo el embarazo más los nueves meses de vida de Peque. Y seguramente siga así, hasta que deje de tomarla.

    ^^

  5. Y lo de que todo el mundo te cuide? te cedan los sitios? No te dejen coger peso? uffff, que me entran ganas de embarazarme otra vez, jajaajaj.
    La verdad es que si tienes un embarazo más o menos bueno, estar embarazada es maravilloso.

    Pd. Ahhh, y lo de poder llorar por cualquier cursilería (lo siento, yo es que soy muy llorona) y echarle la culpa a las hormonas? jajajaj

    • A ver, no todo es positivo, yo al final tenía los pies como balones de baloncesto, estaba muy pesada, acidez de estómago… pero vamos, el resto de síntomas eran maravillosos jejeje
      Yo lo de llorar no lo noté mucho, lo noté más después de nacer Redondo 🙂

  6. Ufff!!! El tema del pelo casi me salta las lágrimas, jaja, y es que yo tenía buen pelo antes del embarazo, tuve un pelo maravilloso durante el embarazo y un desastre de alopecia muy triste en el postparto 😦 Aunque debo decir que la alopecia ha cesado y parece que el pelo vuelve a ser el que era (antes del embarazo, claro). Y lo de depilarse, coincido en que en el embarazo fui feliz, jaja…

    • Sí, a mi también se me cayó muchísimo, pero me resultó curioso que se me empezó a caer como a los 4 ó 5 meses de nacer Redondo, antes no.
      Lo de no tener que depilarse era lo más 😀

  7. Yo sufro de un poco pelo y muy fino también, y en el embarazo tenía una melena divina, lo que me gustaba!! Y también me duraba limpio mucho tiempo. Oh, que tiempos aquellos, lo de la regla, el michelín, totalmente identificada, pensando en esas cosas dan ganas de embarazarse de nuevo 😉

    Yo añadiría también el darte algún capricho goloso sin remordimientos, total, estás embarazada y no sea que te salga el niño con un antojo de helado en la frente…. jeje
    Un beso!

    • Yo tengo el pelo fino y poca cantidad, y como tú, en el embarazo tenía un melenón que estuvienron a punto de llamarme para hacer le anuncio de pelo pantene jejeje
      Pues sí, dan ganas de tener otro jejeje
      Yo tuve una época que me volvía loca por las cañas de chocolate, pero las industriales, las Qué caña ¿sabes? me jalaba una o dos al día… así luego tenía el colesterol alto jejeje
      Besos!!

  8. Coincido contigo plenamente . Nunca he tenido el pelo tan bonito , tan fuerte y no se me caía ni uno . En cambio pasados los dos embarazos , cada día pierdo un montonazo de pelos . Podía estar cansada a los finales , pero en general me sentía fuerte . ¡Es increíble lo sabia que es la naturaleza!
    A los embarazos los recuerdos como la mejor época de mi vida , sin dudas .

  9. Pues con la píldora la verdad es que me aguantaba una semana entera limpio y desde que lo he dejado, no puedo estar sin lavármelo dos días. Me he quedado flipando, así que por esa parte te entiendo perfectamente…

    Pero desde hace una semana… vuelve a no estar tan sucio de nuevo…

    • ¿Una semana????? Tú debías de ser la mujer más feliz del mundo… yo es que odio toda la parafernalia asociada a mi higiene capilar… secador, planchas… uff qué pereza por Dios, y con el tiempo que tengo ahora (o que no tengo, mejor dicho) más todavía
      Qué será lo que ha provocado el cambio? 😉 😉

  10. Ains, eso de no depilarse qué alegría para el body, pero oye que es parir y salen todos de golpe los jodíos pelos.
    Para mi, lo mejor de los embarazos, además de sentir al bebé dentro que es una maravilla y todo lo que conlleva, lo mejor fue comer a placer, sin restricciones, sin dietas, con el saque que yo tengo para mi fue gloria bendita y no ahora controlando las calorías jajaja.

    • Cuanta razón, fue parir y ser chiwaka otra vez… los muy hijos de su madre…
      Uff, lo de comer no puedo negar que también fue una alegría para mí. De hecho yo comía por siete, pero en serio eh? estaba asustada de que se me quedara esa hambre para siempre, pero afortunadamente, en cuanto nació Redondo el hambre se cambió por sed. Se me cortó el apetito de golpe y sin embargo tenía una sed atroz, por la lactancia supogo.

  11. Qué bueno que el embarazo haya venido con esas ventajas (además, por supuesto, de la ventaja mayor, que es la de poder traer a tu hijo al mundo). A mí no me pasó lo mismo con el pelo… es más, parecía una leona estresada! jaja Besos

  12. En todo…coincido en todo…qué pelazo!!! que melena perfecta sin apenas alisármelo…y ahora, bueno además de que casi no me queda, porque madre mía como se cae después, tengo un birria de pelo…buahhhhhh he decidido dejárme largo para cogérmelo, porque en verano el secado imposible!!!

    Y lo de la barriga y las lorzas…bueno lo mejor, ahora las llevo muy dignamente también, pero nada que ver…

    Besossssssss

    • Somos compañeras de alegrías y penas preñiles y post preñiles jejeje. Pero yo las lorzas, de dignamente nada, me avergüenzo completamente de ellas pero las muy japutas no me abandonan ¬¬
      Un beso!!

      PD: Ya me dirás si te llega la notificación de esta respuesta 🙂

  13. Coincido contigo totalmente en los 5!! Qué gozada ese pelazo como la Bunchen, y no la coleta lacia que me hago ahora porque ya no es lo mismo. Y lo de presumir de barriga y no tener que esconderla como me veo este verano… Ohhh, mira que me entran ganas y todo de volver a ese estado!

  14. Coincido en todo!
    Lo del pelo es una pasada, vaya susto que me lleve cuando se me empezo a caer que parecia que iba a quedar calva!
    Y lo de la barriga… Yo me quedaria embaraza de 7 meses para siempre! Ahora en cez de michelibes tengo una tripa que se me abulta a la minima, y todavia estoy esperando que alguien meta la pata preguntando si estoy preñi! Pero si puenso en hacer algo oara quitarla luego digo, si esoero tener otro y se va a volver a ceder para que tomarme ese trabajo! Jiji

  15. Casi de acuerdo en todo salvo en lo de la depilación que no note diferencia…

    Otra ventaja de estar embarazada (niños tapaos los oídos) es que el sexo ha sido mejor que en toda mi vida, ¿no os pasó a vosotras?

    Un beso guapísima!

    • Ay, que te perdiste casi una de las mejores partes!! No tener que depilarse más que de pascuas en viernes era una gozada…
      ¿Cómo pudo pasárseme lo del sexo??? Eso tenía que estar en la lista, sí o sí 🙂
      Un beso guapa!!

  16. coincido en todo creo jeje Lo del pelo era una pasada! Nunca he tenido el pelo tan bien como embarazada. La regla aun no me ha vuelto…esperemos que no tenga prisa por volver y se pierda un rato por el camino jeje Las lorzas…aiss!! lo mejor!!! embarazada me puse todas las camisetas que no me pondría ahora jaja Además con el embarazo tan bueno que pasé..todo eran ventajas 🙂 🙂 un besazo!!

  17. Pingback: El cuarto en discordia | días de 48 horas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s