18 meses

Y así, como quien no quiere la cosa nos hemos puesto en 18 meses. Año y medio, que se dice pronto. El tiempo ha pasado volando, ayer tenía un bebé recién nacido en brazos y hoy tengo un mangallón inquieto y sonriente. 

Este último mes ha tenido avances bastante importantes, creo. En primer lugar y en cuanto a motricidad ya casi corre perfectamente. Está graciosísimo, su manera de correr es como ir a saltitos. Cuando corro detras de él para pillarlo o para hacerle cosquillas él se escapa así, como dando saltitos y yo me voy derritiendo de amor detrás 🙂 

En la entrada de los 17 meses comentaba que no miraba  nada por dónde pisaba, pues bien, ahora mirar, mira pero el muy cabronazo va a lo más difícil y peligroso a propósito. Ayer sin ir más lejos se subió encima de su vaca, pero no a horcajadas, no, se puso de pié!! y claro, le falló el equilibrio y casi se deja los piños en la mesa de centro, le faltó nada. 

A los 15 meses empezó a levantarse del suelo él sólo sin ayuda, pero así como llegó se fue. Un día dejó de hacerlo y volvió a necesitar algo en lo que apoyarse para levantarse. Pues bien, ahora parece que lo ha vuelto a conseguir, pone las palmas de las manos en el suelo, levanta el culete y luego se pone de pie. 

En cuanto al área del lenguaje, ha introducido algún palabro más pero la verdad es que está bastante estancado. Ahora dice “abo, abo” cuando quiere abrir algo (o que se lo abras) y “ma, ma” para decir que “más”. El resto sigue igual que siempre. No dice más palabras ni sabe asentir. Esto me tiene especialmente frita. Yo a decirle si y asentir con la cabeza y él a negar… no sé si es que no lo pilla o si me lo hace aposta para jugar. 

Con el tema de la alimentación se nos han complicado un poco las cosas. Seguimos con dos tomas al día: una por la mañana y otra por la noche, la tercera toma la hemos eliminado completamente. En cuanto a la comida sólida sigue comiendo muy bien, pero nos hemos encontrado con un problemilla. Ya casi no me deja que le de yo la comida, la quiere coger él. Esto no sería mayor problema si no fuera porque él sólo coge lo que más le gusta. Como tenga patatas, guisantes, habas, garbanzos o tomate en el plato el resto de comida la ignora. Así que tengo que ir metiéndole yo trocitos de carne o pescado (lo que toque) en la boca mientras él está despistado intentando coger lo que le interesa y como se da cuenta de lo que hago me aparta la mano de un manotazo. Verlo comiendo arroz no tiene precio…

Antes comía siempre con las manos, pero ahora intenta usar los cubiertos alguna vez. A veces me deja que le ayude y le pinche yo la comida con el tenedor o le cargue la cuchara pero otra perfiere hacerlo él solito y el pobre hace lo que puede…

Y por último, pero no menos importante. Resulta que desde hace quince días aproximadamente he descubierto que tenemos un niño enxebre total. No le gusta mucho que le cambiemos el pañal… bueno, más bien lo que no le gusta es estarse quieto mientras se lo cambiamos pero hemos descubierto que si le cantamos la canción de A Carolina se queda embobado escuchando. Y como se te ocurra parar te dice “ma, ma” para que sigas. 

Y estos son los avances hasta el día de hoy, seguro que me dejo algo en el tintero pero lo importante está aquí. Hoy tenemos control de edad con la pediatra, a ver que tal está de peso y estatura y a ver si no le tiene miedo a la báscula como las últimas veces… pronto empieza el chaval jejeje

Anuncios

22 comentarios en “18 meses

  1. Felicidades!!!! está genial…lo de la comida es un show y seguirá siendo aun más, es normal que coma lo que le guste e ignore lo demás.

    Lo del cambio de pañal…yo no se como describirlo, ten paciencia porque lo de A CArolina se le pasará y tendrás que ingeniartela con otra cosas…mi desesperación me hizo pedirle a los reyes un cambiador profesional…pero no me lo trajeron así que sigo luchando…aishhhhhhhh

    Nos cuentas la revisión. Besossssssssss

  2. Año y medio ya!! Es una fecha importante. Tenemos unos hijos temerarios que siempre van a lo más difícil y peligroso y nosotras mientras comprando papeletas para el infartito, jajaja.

    No conocía la canción, mientras veía el video te imaginaba luchando con Redondo y el pañal 🙂

    Un beso y felicidades a Redondo!

  3. Ay este Redondo, qué majo. Me recuerda en muchas cosas a mi gordito, que como no habla ni asiente ni niega se expresa a limpio grito y señalando con el índice. Qué me vas a contar de las comidas, el mío come los guisantes de uno en uno, qué desespero. Pero están en una edad preciosa. ¡Felicidades!

  4. Yo ya tengo muchas papeletas, cualquier día me toca… déjame tocar madera jejejeje

    La canción es typical Galicia, de hecho el vídeo que puse es una versión de la canción popular y el resultado no se acerca mucho al original… de todas formas seguro que te quedas corta imaginando, hemos tenido luchas encarnizadas, que ni la batalla de las Navas de Tolosa.

    Un beso y gracias!

  5. oye, pues son muy parecidos nuestros niños. Redondo niega, pero lo utiliza indistintamente para asentir o negar así que no se puede uno fiar mucho.
    Y los guisantes también se los come de uno en uno jajajaja
    Estos niños… cualquier día nos los comemos 🙂
    Un beso y gracias!

  6. jajaja, tienes razón. Yo hago lo contrario, como primero el resto y dejo lo que me gusta para el final… él se salta el primer paso 😉
    Todas son bonitas, pero esta es especialmente bonita 🙂

  7. Buff, ni te cuento. Esta mañana he salido sudando de casa (y aquí estamos a 9 grados). Le tuve que cambiar el pañal justo antes de salir y lo que me ha costado conseguir que no se me rebozara…

    Un beso!

  8. Me va muy bien leer tus post porque así me hago una idea de lo que me espera con el mío jaja! Hace tanto que mi mayor pasó por esta etapa que no recuerdo los detalles…
    Lo de la canción es genial!!!

  9. Felicidades por esos 18 meses,esto corre que da gusto,y que bien ir viendoles todo lo que aprenden,a mi me fascinan todos los avances de la peque…;que bueno lo de la canción,lo de cambiarles el pañal es una odisea,la mia es como ponerle un pañal a una lagartija,que sudores,también la suelo cantar pero a mi me funciona mas ir dandola juguetes.
    Besitos

  10. Oye, pues encantada de recordártelo, aunque sinceramente espero que tengas más suerte en según qué cosas (léase, cambio de pañal, por ejemplo) jejeje
    La canción ya está dejando de hacer efecto… fue bonito mientras duró…
    Un beso!

  11. Gracias!! Para lo del pañal habrá que ir buscándose las castañas… a Redondo lo que le entusiasma son las maldades… a él le gusta coger la crema y apretar el tubo, meter la mano o el pié de lleno en medio de la plasta, ponerse tieso como un palo en el momento de colocar el pañal nuevo… ese tipo de cosas, ya te haces una idea…
    Un beso!

  12. Pingback: Nuestro primer percance con la comida | días de 48 horas

  13. Pingback: 19 meses | días de 48 horas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s