El tiempo y la cordura

Bueno, definitivamente he perdido la cordura. Por si alguien lo dudaba, yo se lo confirmo. Me he vuelto tarumba, pero tarumba, tarumba. 

Cada vez estoy peor; cualquier día me veis queriendo meter al niño en la lavadora, la ropa en la nevera y la comida en la bañera. Ya he perdido la cuenta de las veces que he salido a la calle en zapatillas de casa, salgo del portal tan ancha y me pongo a andar por la acera sin darme cuenta de nada. Un día llegué a cruzar el paso de cebra y todo. También me pasa mucho que me pongo a buscar algo como una loca y después resulta que lo tengo en la mano. 

Se me olvidó completamente que ayer era el día del padre. Menos mal que apañé una tarjeta DIY en el último momento y le pedí un detallito online que supongo que llegará mañana. 
Proclamo a los cuatro vientos que necesito días de 48 horas, que no tengo tiempo para nada, que no me dan las horas y no llego a todo. Tengo un trabajo a jornada completa y partida (mierda, mierda, mierda), tengo una obra que no me deja un minuto libre desde hace casi dos años, tengo un niño pequeño que necesita toda mi atención, tengo un blog, tengo que dormir 8 horas (ja! y una mierda ocho horas!) y tengo una casa que llevar y mantener limpia y ordenada (otra vez ja!). Otras vanalidades como comprarme ropa para mí hace tiempo que ya no las practico, como mucho pedir algo online en cinco minutillos que me quedan libres y si cuando lo recibo no me sirve me jodo y lo dejo por aí, que no hay tiempo ni para ir a devolverlo. 

En definitiva, que no tengo tiempo, no tengo tiempo… tengo que organizarle una baby shower a la mujer de un amigo y me apetece cero y no tengo tiempo. Menos mal que la tengo que organizar yo pero ella me da todo hecho, me dice dónde, cuándo, qué invitados, cuánto hay que poner por cabeza… y diréis ¿si te da todas esas instrucciones por qué cojones no la organiza ella? Pues eso mismo me digo yo… pero no lo sé. Aún con estas llevo casi un mes para mandar un mail convocatorio a todas las invitadas y no lo doy hecho… no sé si a la homenajeada le parecerá mal. 

Bueno, el caso es que no tengo tiempo ¿queda claro verdad?. Pues va y se me ocurre apuntarme a un curso online de fotografía, y ni tengo tiempo para sacar las fotos ni para ver las de mis compañeros. Lo que yo diga, tarumba perdida. 

Pero a Dios pongo por testigo que seré capaz de buscar tiempo para todo y sacarle provecho a mi curso. Lo intentaré con todas mis fuerzas, pero si por casualidad alguien me ve balbuceando cosas sin sentido o saliendo a la calle todos los días en zapatillas de casa, por favor, no me lo tengáis en cuenta. 

Anuncios

14 comentarios en “El tiempo y la cordura

  1. Uff qué de cosas. Yo me acordé del día del padre, tenía el regalo pero quedaba prepararlo y no pude hasta la noche antes. Encina tenia que dejar secarlo 2 días… Pero bueno, yo se lo di y luego vuelta a secar jejeje. Es que no hay horas… Maldescansams, teemos q dejar a casa medio bien (ni de lejos llega), trabajar, pasar todo el tiempo que se puede con los peques… En fin que un reloj q controlara el tiempo vendría bien ehhh

  2. Si es que es muy, muy cierto que necesitamos días de 48 horas.

    Sobre la cordura, te entiendo, yo alcancé mis cotas máximas de despiste en el embarazo, y aunque ya me estoy recuperando aún no estoy a pleno rendimiento y creo que es algo que ya nos acompañara mucho tiempo, es que tener tantas cosas en la cabeza no es bueno, jejeje.

    Besos!!

  3. Te entiendo guapa! Aunque creo que tengo un poco más de suerte que tú, al menos en el trabajo…
    Yo también tengo la cabeza fatal, pero espero que sea algo transitorio…

    Te propongo que saquemos una hora este finde para ¡no hacer nada! Esa será nuestra revancha…

    Besos!

  4. Nooo, no es que no pueda estar quieta un minuto, es que no me dejan!! Lo del curso fue un momento de enajenación mental… pero ahora tengo que conseguir sacarle partido!! Si es que yo solita me cavo mi propia tumba

  5. eso digo yo, dónde??? Las demás estamos como tú o peor… robándole horas al sueño y cocinando con el niño agarrado a la pierna.
    Las que no sé como lo hacen son las madres perfectas que he escrito sobre ellas alguna vez. Si es que son seres contra natura hombre!

  6. No nos da el tiempo para nada de nada,y encima queremos hacer mil cosas,pero bueno yo ya me lo tomo con filosofia y a lo que llegue,a la casa que le den,primero mi peque y yo misma jeje; si te sirve de consuelo yo tampoco doy una,el otro día fui a una tienda y me deje el dni y las compras allí,ayer el bolso en el portal,menos mal que me lo trajo una vecina y así ando…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s