Síndrome de Aspiración de Meconio

El lunes nos despertamos con la buenísima noticia de que una pareja muy cercana a nosotros acababan de aumentar la familia, su segundo niño nació en la madrugada del lunes. En un principio estaban bien tanto la madre como el niño. 

Después de los whatsapps de rigor para darle la bienvenida al mundo al pequeño D, ya estábamos nosotros haciendo planes para ver qué día íbamos a conocerlo, cuando recibimos un mensaje del papá de la “criatura” diciéndonos que el niño se tenía que quedar ingresado porque había “tragado parto”. Yo, ignorante de mí, había oído esa expresión alguna vez, y sabía más o menos en qué consistía pero no acababa de ver cuál podía ser la gravedad del asunto. La idea que tenía yo en la cabeza era que esto se producía cuando el niño traga líquido amniótico en el que ya hay meconio. Supongo que mi confusión viene de la expresión “tragar parto”. Así que googleé lo de tragar parto a ver qué me encontraba. 

Resulta que el término correcto para este problema es Síndrome de Aspiración de Meconio (SAM) y se produce cuando, efectivamente hay meconio en el líquido amniótico pero, al contrario de la idea que tenía yo, el problema es que el niño lo aspire, lo respire, no que se lo trague. Al respirarlo, el meconio se introduce en sus pulmones y esto, aunque no es demasiado común, sí puede tener consecuencias muy graves. 

En el caso concreto de D, se lo detectaron por que el niño después de comer vomitaba, y el vómito era de color marrón. Afortunadamente no tuvo ni tiene problemas respiratorios y después de un par de días ingresado ya está en casa con sus papás y su hermanito. 

Todo esto me ha hecho recordar lo mal que se pasa cuando se tiene a tu bebé recién nacido ingresado. Mi experiencia fue durísima. A pesar de que Redondo ya tenía tres semanas el susto fue grande, muy grande. Ya dije en su día que esos cinco días y el día que casi se me mata de una caída fueron, con muchísima diferencia, los peores de toda mi vida. Pero aún así, no me puedo ni imaginar lo que debe ser acabar de parir y que a ti te den el alta pero que tu niño se tenga que quedar ingresado. Debe ser devastador. 

Durante esos días que Redondo estuvo ingresado en neonatos, coincidimos con más familias y bueno, siempre se empieza a hablar, compartir penas. Pues bien, coincidimos con unos papás que habían tenido a su pequeñín la semana anterior. En un principio todo estaba bien y les dieron el alta tanto a la mamá como al bebé. Se marcharon del hospital y cuando estaban entrando en el portal de casa les llaman y les dicen que tienen que llevar al niño de vuelta, que habían salido mal unos análisis y que se tenía que quedar ingresado. Me dan escalofríos sólo de ponerme en la piel de esa madre. Al final resultó no ser nada y le dieron el alta el mismo día que a Redondo, el papá estaba bastante bien, pero la madre parecía un alma en pena. Normal, en esos momentos ya tenemos las hormonas revolucionadas (la muy hijas de p…) y que estés llegando a casa y te llamen que hay un problema y que tienes que ingresar al niño otra vez… os juro que se me ponen los pelos como escarpias sólo de pensarlo. 

Afortunadamente, todos estos casos han tenido un final feliz. Pero el susto no te lo saca nadie. 

Anuncios

20 comentarios en “Síndrome de Aspiración de Meconio

  1. Ayer hizo 15 días que una amiga tuvo a su hija, y le pasó lo mismo. El lunes estuve con ella y la niña esta perfectamente, es muy buenina duerme, come y se vuelve a dormir pero ella esta todavía pensando en los 4 días que ha estado su bebé en la incubadora y sin poder atenderla.
    Debe ser durísimo.

  2. Qué mal, pobres! Yo nunca lo había escuchado tampoco. Me alegro de que esté bien, pero menudo susto! Tiene que ser lo peor, por casos que me han contado cerca. Y además, lo que decís: algo que no se olvida nunca.
    Besos!

  3. Es que creo que el SAM es relativamente frecuente en recién nacidos, sobre todo si son niños postmaduros. Cuando nació Redondo, como vino con retraso, era un miedo que tenía yo… y eso que no sabía exactamente qué era eso de “tragar parto”.
    Me alegro que haya salido todo bien con tu amiga y su niña.

  4. Si, la verdad es que es muy fuerte para los padres. En este caso (son unos familiares míos) fue todo bien, que es lo importante, y ya están todos juntos en casa. Ahora tenemos que ir a conocerlo 😀
    Un beso!

  5. Yo lo conocía pero de oídas y no tenía nada claro qué era en realidad. Menudo susto que se llevaron los pobres… pero bueno, al final todo salió bien y hay que quedarse con eso, el mal trago dejarlo como una anécdota.
    Besos!

  6. Que interesante el post! Yo he buscado muchisimo de este tema porque el buchito nació con meconio y tuvo que pasar la primera noche en observación por un ruidito respiratorio. Afortunadamente no fue nada, pero el terror de esa noche no me lo quita nadie (escribiré un post mas extenso del tema…)

    Un besazo guapa!

  7. Estoy deseando leer tu post sobre el tema. Yo la verdad es que era ignorante total acerca de este tema. Tenía una vaga idea de lo que era pero ni me acercaba a lo que realmente es.
    Me alegra que todo fuera bien con tu bichito, se pasa fatal en esos momentos de angustia…
    Un beso!

  8. Nunca había oído lo de tragar parto!!! Sí me explicaron en las clases de preparación lo de tragar meconio y que el líquido amniótico estuviera verde, pero la expresión tragar parto es la primera vez. La verdad es que tiene que ser tremendo tenerlos ingresados, por poco tiempo que sea, viéndolos tan indefensos, pobrecitos 😦

  9. Yo esa expresión tampoco la había oído,si lo del meconio;menos mal que paso pronto,tiene que ser terrible que se tengan que quedar ingresados;nosotros estuvimos a punto porque la peque hacía un ruido raro al respirar y hasta ultima hora la estuvieron mirando,al final se le quito pero yo ya estaba de los nervios así que me imagino como te puedes sentir.
    Un beso

  10. Qué raro, estaba convencida de que había contestado ayer a estos comentarios… Este blogger hace cosas muy raras…

    Decía que a mí me pasó algo parecido. En las clases de preparación también nos explicaron lo del meconio en el líquido, pero por otro lado había oído antes a otras mamás lo de tragar parto. La verdad es que la expresión es bastante desafortunada…
    Un beso!

  11. Si, fue bastante rapidido, la verdad. El pequeño D ya lleva unos días en casa y están todos felices y contentos, los días ingresado sólo son un mal recuerdo.
    Menos mal que vuestra peque no se tuvo que quedar ingresada, ya sé que es un tópico, pero no se sabe lo que se sufre por los hijos hasta que se tiene uno!!
    Un beso!

  12. A nuestra peque le pasó lo del meconio y por eso, justo cuando iba a nacer, ya había un pediatra en la sala de parto. Por suerte, la peque nació y arrancó a llorar, así que el pediatra se fue sin tener que hacer nada. Lo preocupante, según nos dieron a entender, es que la peque no llore cuando nace. Entonces sí que hay que aspirarle. Aún así, estuvimos un par de días mirando cada detalle para ver que estaba todo ok. ¡Drama papás en potencia!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s