15 meses

La semana pasada Redondo cumplió 15 meses. La verdad es que en este último mes no ha experimentado grandes cambios con respecto al anterior pero sí pequeños detalles. 

Definitivamente ha cogido muchísima desenvoltura andando. Todavía va sin mirar por donde pisa y es fácil que tropiece con sus juguetes o con las alfombras pero va muchísimo más seguro. De hecho ya es capaz de andar cargando algo en cada mano, su época de Dr. Zoidberg ya se ha acabado. 

En esta misma línea, empieza a querer correr. Si vas detrás de él persiguiéndolo se lanza a la aventura corriendo a su manera para escapar y partiéndose de risa. 

Desde hace unas semanas es capaz de levantarse sin ayuda. Ya se levantaba sólo antes, pero necesitaba agarrarse a algo, una silla, la pared, la mesa… ahora sin embargo ya se levanta él solito. Pone las palmas en el suelo, el culo en pompa y para arriba! También realiza la misma operación pero a la inversa para sentarse solito en el suelo. Se tira hacia delante hasta tocar con las manos en el suelo y luego se contorsiona un poco hasta que apoya también el culete. 

Cuando está muy contento le da por zapatear. Se queda parado en el sitio y empieza a darle a los pies con un énfasis que parece Antonio Canales. La verdad es que es para partirse. 

En este mes también ha descubierto el videt. Le encanta abrir el agua y remojarse las manos (y lo que pille por banda). En los últimos días también ha descubierto el tapón y se divierte poniéndolo y sacándolo él sólo. 

Empieza a reconocer partes de su cuerpo, a asociarlas con su nombre. Por ejemplo sabe donde están sus orejas y su nariz… De echo le encanta jugar conmigo a eso. El me toca la punta de la nariz (no muy delicadamente, todo sea dicho) y se parte de risa cuando yo le toco la suya. La boca y los ojos aún no los tiene controlados. 

En cuanto al lenguaje, parece que se ha estancado. Hace ya tiempo que dice mamá, papá, aba (lo usa para llamar a mi hermana, que es Alba, y para pedir agua), paa (pan), avú (avó, su abuelo), apa (cuando quiere que le cojamos), papapa (patata) y mamama (plátano y manzana). Y nada más. También sabe negar con la cabeza y lo ulitiza en el contexto correcto, pero de palabra no lo dice. 

Algo que todavía no hace y que le facilitaría mucho las cosas es aprender a decir que sí, pero cada vez que intento enseñarle a asentir con la cabeza el se empeña en negar. Seguiremos intentándolo. 

En el aspecto social, la verdad es que con nosotros y la familia cercana bien, es un niño super alegre y juguetón, sin embargo con los desconocidos o personas que ve menos es bastante vergonzoso. Un caso rarísimo, es su padrino, que aunque lo ve todas las semanas le tiene muchísima vergüenza, creo que es porque es muy alto y le debe de imponer bastante semejante planta. 

Este mes también empezó a ir a la guardería a tiempo completo y la verdad es que me sorprendió lo bien que se ha adaptado. Le encanta ir y se queda todo contento con sus profesoras pero la verdad es que no se relaciona mucho con los otros niños. La mayoría son algo mayores que él y ellos sí que le hacen caso y lo llaman. Hay una niña que yo digo que es su novia, porque está siempre con él pero Redondo la verdad es que no les hace mucho caso a ninguno. No sé si todos los niños de esta edad tienen este tipo de comportamiento o si es exclusivo del mío ¿alguien me puede decir? 

En esta misma línea, el otro día fuimos a ver a su primo pequeño (justo un año menor que Redondo) y tampoco le hizo ningún caso. Lo miró un poco cuando llegamos y ya. Luego, a mi se me ocurrió cogerlo en brazos y ya le pareció un poco mal… empezó a gritarme mamá, mamá, mamá y a tirarle de la manga al primo para apartarlo de mi. Se celó un poquillo.

Y poco más, la verdad. El tiempo pasa volando e intentamos disfrutar de cada etapa lo máximo posible. Sin embargo lo que me tiene algo preocupada es su indiferencia hacia los compañeros. No sé si es normal que ande tanto a su bola y no interaccione con los otros niños ¿a alguien le ha pasado lo mismo? Agradecería saber vuestras experiencias.



Anuncios

2 comentarios en “15 meses

  1. Se me ha ido la respuesta…Te decía que Peque hizo lo mismo. Dale tiempo, creo que hasta el año y medio bien bien, no comienzan a “socializarse”. 🙂
    Besos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s