Sin categoría

18 meses con TRex

27 enero, 2017

Es increíble lo lento y rápido que puede pasar el tiempo a la vez, de locos. Por una parte pienso en cuando nació TRex y parece que han pasado siglos y por otra pienso que ya tiene año y medio y no sé cómo hemos llegado a este punto, y quiero que el tiempo se pare a la de ya, que esto va demasiado rápido para mí.

En los últimos meses ha dado pasos de gigante, desde que empezó a andar parece que ha espabilado muchísimo. TRex tardó muchísimo, pero una vez que se soltó, ya no paró. Ahora anda completamente seguro, es rarísimo que se caiga y hasta hace algo así como correr… como puede,

Hace un par de semanas o tres empezó a decir “si”. Al principio decía una mezcla entre “ci”, “xi” y “si”, ahora lo ha perfeccionado un poco pero sigue sin decir la S perfectamente. De todas formas se le entiende de maravilla. La misma semana que empezó a decir que sí, como dos o tres días más tarde también empezó a decir “no”. Tampoco lo dice perfectamente, dice una mezcla entre “no” y “na” pero, igual que con el “si” se le entiende de maravilla. Y a raíz de ahí ha empezado a decir muchísimas palabras… cada día aparece con una nueva. Y si tú le dices algo, el lo repite como un lorito, pero a su manera jeje. También ha aprendido a llamar a su hermano, y el susodicho está orgullosísimo de que por fin TRex diga su nombre (y yo podría comérmelos con patatas a los dos). Recuerdo que con Redondo estaba preocupadísima porque no hablaba, y lo cierto es que con TRex me ha pillado de sorpresa, no esperaba que empezase a decir cosas tan pronto. A ver, que no habla ni mucho menos, pero sí dice muchas palabras y yo le veo que se esfuerza por hablar, por hacerse entender.

Tiene un carácter de agárrate, y es algo abusón, todo hay que decirlo. Cualquier juguete que tenga su hermano en la mano instantáneamente se convierte en su objetivo primordial en la vida y lo quiere conseguir como sea. Lucha con uñas y dientes y Redondo el pobre no se defiende, la verdad es que es super bueno, nunca le ha dado un golpe, ni una torta ni nada… sin embargo TRex a él lo tiene mazado, casi. Además ahora le ha dado por morder y ya no sabemos muy bien como sacarle esa costumbre. Cuando Redondo empezó a pegar, la táctica que seguimos fue que si nos pegaba, nosotros llorábamos, y él se quedaba tan sentido que incluso empezaba a llorar él también. En unos días se le pasó la costumbre. Si embargo ahora con TRex podemos llorar lo que nos de la gana que él pasa olímpicamente de todo, ni se inmuta… tenemos que buscar una nueva técnica.

Come como una lima, es algo fuera de serie, lo juro, mete miedo lo que come este niño. Y se niega a que le demos nosotros, él quiere coger la comida con su mano y llevársela él a la boca… así se pone hecho un cuadro. La verdad es que realmente disfruta comiendo, guarrea mucho y se pone perdido, pero da gusto verlo. De momento no hemos encontrado ninguna comida que no le guste, come de todo, todo le vale, todo lo prueba… y me avergüenza un poco decir que a veces hay que esconderle la comida. Está cuadrado. Tiene una panza tremenda, tanta, tanta, que los pantalones le quedan fatal, porque se los pongo en la cintura pero luego se le bajan hasta quedar debajo de la barriga todos arrugados. Está mazacote, mazacote.

En cuanto a los dientes, hará cosa de un mes lo pasó fatal porque empezaron a salirle 8 al mismo tiempo, los cuatro colmillos y los cuatro premolares. Estaba el pobre que se subía por las paredes, hasta tuvo algo de febrícula un par de días. Pero bueno, uno a uno fueron saliendo y ahora ya los tiene los 8 fuera… ahora que lo pienso, igual por eso le ha dado por morder, para probar su piñata nueva (intento tomármelo con humor).

Bueno, y creo que nada más, así estamos con año y medio. A ver lo que nos deparan los meses venideros 🙂

You Might Also Like

9 Comments

  • Reply Mama Puñetera 27 enero, 2017 at 12:07

    Madre! 18 meses ya? Si que vuela el tiempo, si!
    A disfrutar a tope casa día 🙂

  • Reply anigv 29 enero, 2017 at 23:49

    Felicidades T-Rex!!! 😘😘

  • Reply No sin mis patucos 30 enero, 2017 at 9:57

    Que mono por favor¡¡¡ Lo de querer lo que tiene el hermano, no se si es algo que se pasa con el tiempo, porque a los mios todavía les sigue pasando y se pelean por cualquier birria, el caso es darle emoción a la vida.
    En lo de comer me recuerda a Diego, madre mía es que se come lo que pille.

    • Reply diasde48horas 30 enero, 2017 at 19:22

      Ay, lo de querer el juguete que tiene el otro ya estoy viendo que va para largo, si… en fin, habrá que acostumbrarse.
      Y lo de la comida, es tremendo, da miendo, te lo digo en serio… jeje

  • Reply Una mamá muy feliz 30 enero, 2017 at 10:13

    Felicidades!!! Madre mí 8 nuevos dientes para seguir devorando!! jajajajaj. Ayyy a mí TRex me encanta con esos mofletillos, bueno, de -illos no tienen nada ;P

    • Reply diasde48horas 30 enero, 2017 at 19:21

      jajaja, cierto, cierto, de mofletillos no tienen nada jejejeje

  • Reply ¿Aún le Das Teta? | días de 48 horas 31 enero, 2017 at 5:11

    […] caso es que TRex tiene 18 meses y a pesar de que sigue con la teta, ya no hace muchas tomas al día, como máximo tres. Es muy raro […]

  • Leave a Reply