Uncategorized

17 meses

18 marzo, 2014

Esta semana Redondo cumple 17 meses. 17 mesazos ya, casi un año y medio. Y digo yo ¿cuándo ha pasado tanto tiempo? Si parece que ayer aún estaba embarazada… Mi bebé ya no es un bebé, ya es un hombrecito pequeño. Ains… qué rara es esta sensación de felicidad/tristeza por el paso del tiempo ¿no? Estoy contenta de que mi niño crezca sanote y feliz pero por otro lado me da pena que el tiempo pase tan rápido y deje de ser mi bebé, mi Redondito, mi Patitas de Pollo

 En este último mes ha hecho avances bastante sutiles. En cuanto a la motricidad, cada vez anda y corre mejor, pero sigue sin mirar donde pisa así que hay que andar ojo avizor porque cuando está jugando y tiene todo tirado por el suelo es fácil que se tropiece con sus juguetes.También, precisamente por esto, le cuesta subir y bajar bordillos, porque no mira. Sin embargo las escaleras las tiene dominadas, para subir claro, porque para bajar después del trauma que se me quedó con su accidente no le dejo que se acerque ni de coña.

Por otra parte, cada vez pasa mejor las páginas de los libros. Antes pasaba un monton de páginas juntas, pero ahora casi siempre es capaz de pasarlas una a una. 

En el área del lenguaje, parece que salimos del bache que atravesábamos. Antes sólo decía mamá, papá, aba (agua y mi hermana Alba), abu (su abuelo), mamama (plátano, manzana, cualquier fruta en general) y am (cuando quiere que le demos de comer). Ahora por fin parece que se está soltando, no dice nada nuevo, pero sí se ha soltado a hablar en su idioma particular, cosa que antes no hacía. Ahora te suelta unas parrafadas tremendas. 

Decía en esta entrada que cuando se cabreaba le daba por gritar, pues bien, ahora cuando se cabrea le da por pegar. Y suelta unas hostias que no veas, a mi un día me mandó las gafas donde Cristo perdió la zapatilla. Pienso que lo ha debido de aprender en la guardería, pero no lo sé seguro. Siguiendo los consejos que me dejasteis en esta entrada, intentamos ponernos serios y decirle que no se puede pegar, pero hay veces que cuesta mucho aguantarse la risa. Como cuando le arrima un viaje a su vaca que la tumba (y la vaca es de tamaño y peso considerable) o el otro día que empezó a atizarle al radiador y luego quería arrancarlo de la pared. Estaba francamente gracioso tirando del radiador con todas sus fuerzas. 

La vaca en cuestión

En cuanto a la alimentación, seguimos igual. Con dos tomas de teta al día (a veces tres) y comida ya entera. El problema es que ahora quiere comer él sólo la mayoría de las veces, y con según que comidas se pone perdido. A parte de que es un goloso y empieza a meter comida en la boca hasta que ya no le entra más y luego casi no es capaz de morder sin que se le escapen cachitos de la boca. Es un guarrete. 

Las noches… sigue con la tónica de las últimas semanas de despertarse una vez entre las 3 y las 5 de la mañana. Cuando se despierta lo metemos en nuestra cama y a seguir durmiendo tan panchos. 

Y poco más la verdad, que está hecho un torito y que es la alegría de nuestra casa. Y aunque esté hecho un chavalote, para nosotros siempre será nuestro Patitas de Pollo 🙂

You Might Also Like

20 Comments

  • Reply sradiaz 18 marzo, 2014 at 8:07

    ¡Si es que dejan de ser bebés tan pronto!

  • Reply diasde48horas 18 marzo, 2014 at 8:39

    Y que lo digas! No sé cuando han pasado estos 17 meses…

  • Reply Marmes 18 marzo, 2014 at 9:10

    Yo creo que desde que vemos el positivo en el test el tiempo se acelera, si no no es normal como crecen estos pequeños, jeje

    Gordito también te suelta unas parrafadas tremendas, eso si, en su idioma. Le pone un énfasis!

    Que gracioso Redondo con la boca repleta de comida, para verlo!!!
    Besos

  • Reply Patricia Vera 18 marzo, 2014 at 10:53

    Ay, cómo se parecen. El tuyo tiene más vocabulario dominado, son tan graciosos. Yo esperaré al verano para dejarle comer solo con cubiertos, a ver qué pasa.

  • Reply gafapapas 18 marzo, 2014 at 12:00

    ¡Felicidades al peque por esos 17 meses! Es muy curiosa la evolución de un niño, lo que aprenden en unos pocos meses! Son puras esponjas 🙂 Debe ser muy divertido ser testigo directo de todo eso. A nosotros nos queda menos para serlo, pero sí que lo hemos sido con mi sobrino y con los hijos de los amigos y me cuesta pensar que haya algo mejor en la vida 🙂

  • Reply Virginia García 18 marzo, 2014 at 12:29

    Felicidades! Qué mayores… Ya no son bebés bebés… Da penits. Hay que grabar cada momento porque pasa demasiado rápido.un abrazo y disfruta de tu peque

  • Reply Cristina Buggy Mama 18 marzo, 2014 at 12:29

    Como crecen, verdad? Mi bichito tiene 18 meses, y Redondo me recuerda mucho a ella…
    Sólo una cosa, déjalo guarrear con la comida y grábale un vídeo, dentro de muy poco comerá perfectamente y tu sentirás nostalgia…

    Besos guapa para los dos!

  • Reply mamifutura 18 marzo, 2014 at 13:19

    ¡¡Qué gracioso!! Me encantan estos posts y los que son similare sde embarazo

  • Reply diasde48horas 18 marzo, 2014 at 14:23

    Desde que vemos el positivo el tiempo va tres veces más rápido de lo normal jejejeje
    No te creas que te gustaría verlo con la comida saliéndosele de la boca, es bastante guarrete / asquerosillo.
    Un beso!

  • Reply Rural Baby Project 18 marzo, 2014 at 14:28

    Debe estar super gracioso! 🙂 Qué tremendo intentando arrancar el radiador… espero que fuera en la casa vieja jejeje
    Besos!!

  • Reply diasde48horas 18 marzo, 2014 at 14:53

    Pues a mí me parece que tiene un vocabulario bastante escaso… sus primas con su edad hablaban bastante mejor.
    En cuanto a lo de comer, él come sólo pero de cubiertos no quiere saber nada, come con las manos. Normalmente le empiezo a dar de comer yo, apartando el plato de su alcance y luego cuando ya va medio harto le dejo que siga el un poco.
    Cada vez se parecerán más, supongo. Con el paso del tiempo la diferencia de meses será cada vez menos evidente.
    Un beso!

  • Reply diasde48horas 18 marzo, 2014 at 14:58

    Gracias! Si, es increíble todo lo que aprenden.
    A nosotros nos sorprende cada día con una cosa diferente. Lo último, calzarle sus zapatos a la vaca. Nos partimos con él 🙂

  • Reply diasde48horas 18 marzo, 2014 at 15:00

    Sí que da penita… bueno, por lo menos a mí me la da. Pero una sonrisa suya me quita todos los males jejeje. Aisss, que llenos el teclado de babas 😉
    Un beso!

  • Reply diasde48horas 18 marzo, 2014 at 15:03

    Crecen rapidísimo. Si, ya tengo algún vídeo grabado de él comiendo, pero tengo que grabarle otro comiendo tortilla. Le encanta y mete tantos trozos juntos que luego no es capaz de cerrar la boca… pero como intentes sacarselos o impedirle que meta más, se pilla unos rebotes de campeonato jejeje
    Un beso guapa!

  • Reply diasde48horas 18 marzo, 2014 at 15:04

    Ahora mismo está en un momento que te partes con él. Es una risa contínua. Quiero que se pare el tiempo ya!!!

  • Reply diasde48horas 18 marzo, 2014 at 15:05

    Si, fue en la casa vieja, menos mal. Con la fuerza que tiene igual algún día lo arranca y todo jejeje
    Un beso!

  • Reply mamapuede 18 marzo, 2014 at 15:37

    El radiador también?? ay madre!!!

    Lo de que es un poco guarrete…. no!!! es un niño!!! dejale que ya tendrá tiempo de aprender modales jajaja

  • Reply diasde48horas 18 marzo, 2014 at 16:33

    El radiador y todo lo que pilla delante!! Está hecho un matón!

    Hombre, vamos a ver, guarrete es, pero está monísimo siendo guarrete y todo jejeje

  • Reply Sonia Martin 19 marzo, 2014 at 16:31

    Es que como se va el tiempo,a mi también me da una penita pero es así! Me encanta cuando van diciendo sus palabritas,la mia ha empezado pronto y esta de un cotorro…
    No me extraña que tengas que contener la risa,a mi me pasa igual cuando tengo que decirle algo seria,son tan graciosos jeje;y me parece que la mayoría son unos guarretes comiendo 😉
    Besos

  • Reply diasde48horas 19 marzo, 2014 at 16:44

    No sé el resto, pero el mío desde luego lo es. Está hecho un porcallán, como decimos por aquí jejeje. Pero aún así está tan rico…
    Un beso!

  • Leave a Reply