Uncategorized

16 meses

26 febrero, 2014

La semana pasada Redondo cumplió 16 meses. En este último mes, al igual que el anterior, no ha experimentado grandes cambios pero sí detallitos. 

Ha aprendido a correr y se ha vuelto un experto en la materia. Ahora en vez de andar, corre y lo hace de una manera graciosísima, como si fuera dando saltitos. 

En el post de los 15 meses comentaba que ya era capaz de levantarse sin ayuda. Pues bien, era. Ha dado un paso atrás y vuelve a necesitar apoyarse o agarrarse a algo para levantarse. Tuvo una época en la que ponía las manos en el suelo, levantaba el culo y luego se levantaba todo él pero ahora nada. Vuelve a necesitar ayuda, y si no encuentra nada pues va gateando. 

Hemos hecho avances con las partes del cuerpo. Ahora ya sabe perfectamente donde tiene los ojos, la boca, el mentón, la frente, las orejas, las piernas, las manos… todo. 

En cuanto al lenguaje, seguimos estancados y él se frustra muchísimo con eso. Cuando nos quiere decir algo y no le entendemos le dan los siete males. Después de oír a Mamá Pata hablar de ellos, creo que voy a probar los baby signos a ver si conseguimos ponerlo en práctica y nos ayudan. 

Como ya comenté en este post, en este último mes hemos abandonado completamente los purés. Él quiere comida de mayores y cada vez me cuesta más trabajo dársela porque no le gusta que le ayudemos, quiere comer él solito. Hay cosas que sí se apaña él solo pero con ciertos alimentos resultaría imposible. 

Los caprichitos empiezan a aparecer. Si quiere algo y no se lo damos se cabrea y pega unos grititos agudos que parece el cantante de los Bee Gees. Esto lo hace sobre todo cuando le quitamos algo potencialmente peligroso de las manos o cuando lo queremos vestir y él quiere jugar con cualquier cosa o tirarse del cambiador. Si, la vena suicida todavía no se le ha pasado, la semana pasada lo cogí al vuelo de una pierna que se me tiraba del cambiador mientras lo estaba calzando. Fue un visto y no visto, menudo susto que me llevé. 

Y finalmente, lo que peor llevo. De momento seguimos con la lactancia, dos o tres tomas al día, pero veo el fin muy cerca y me da mucha pena. A Redondo le encanta comer y si ve comida en la mesa se lanza como si no hubiera comido en 15 días. Le encanta la comida, y come casi de todo. La teta le sigue gustando mucho, pero no la solicita, sólo se acuerda de ella si se la ofrezco. La toma de la mañana y la de la noche espero conservarlas, por supuesto seguiré ofreciéndoselas pero la tercera que hacíamos creo que tiene los días contados. ¿Alguien que siga con la lactancia con sólo dos tomas al día? Espero que no me baje mucho la producción…

En definitiva, que mi niño se hace mayor…

You Might Also Like

8 Comments

  • Reply Marmes 26 febrero, 2014 at 10:38

    Yo tengo un pequeño de 15 meses, que también ha reducido bastante las tomas, aún así sigue tomando antes de sus siestas para dormirse ( y hace dos al día) y por la noche varias veces. Supongo que forma parte de su crecimiento. Acabo de descubrir tu blog, me estoy poniendo al día, me gusta!! Un saludo

  • Reply diasde48horas 26 febrero, 2014 at 14:27

    Bienvenida Marmes!! Y gracias por comentar!

  • Reply Sonia Martin 26 febrero, 2014 at 16:58

    Que majo Redondo,yo ya casi estoy deseando verla dar sus primeros pasitos,que ilusión tiene que hacer;y que suerte que por la noche coma y se quede dormido,yo sueño con el día que llegue eso.
    Un beso

  • Reply Mo 26 febrero, 2014 at 17:15

    Aaaay, qué rápido crecen, leñe!
    Sobre la LM, no soy una experta…Quizás si no le ofreces se vaya acabando, pero yo creo que sí puede mantenerse con dos tomas diarias.
    Un besote!

  • Reply diasde48horas 26 febrero, 2014 at 18:17

    Si, hace mucha ilusión cuando por fin se sueltan y van solitos.
    Yo no tengo derecho a quejarme de nada porque hemos tenido muchísima suerte con él; últimamente está durminendo peor y se despierta de madrugada pero es meterlo en nuestra cama y se queda frito otra vez inmediatamente. Si me quejo sería de vicio, la verdad.
    Un beso!

  • Reply diasde48horas 26 febrero, 2014 at 18:20

    Qué te voy a contar a tí sobre la velocidad a la que crecen ¿no? jejeje
    Encuanto a la lactancia, espero poder conservar las dos tomas un tiempo más… ya se verá, que como diría tu abuela del dicho al hecho hay un trecho ;-D
    Besos!

  • Reply Patricia Vera 27 febrero, 2014 at 8:57

    ¡Ostras! Qué identificada me siento. Decías que al leer mi entrada de los 14 meses veías cosas similares ¡y tanto! Como de lo demás ya hemos hablado, quiero hacer hincapié en lo de la lactancia. Yo también he notado una disminución de las tomas. Por las noches sigue haciendo tres (normalmente), pero durante el día solo la del desayuno, la de la siesta y la de la noche. A mí me parece muy poco porque hace un par de meses estaba siempre engachado a la teta y ahora siento también que el final está cerca porque él a veces ni se acuerda y yo me olvido de ofrecérsela. En realidad, creo que tampoco se destetará enseguida porque necesita la teta en momentos de inquietud o de sueño, pero me da una pena infinita.
    Y otra cosa, me parece imposible que de aquí a mes y medio mi niño reconozca ya las partes de su cuerpo… veremos si 'alcanza' a Redondo.

  • Reply diasde48horas 27 febrero, 2014 at 12:29

    Con seis tomas al día no creo que se destete tan pronto. Redondo ha ido reduciendo paulatinamente las tomas, desde creo que los 7 u 8 meses y las tomas de la noche las eliminó completamete con dos meses. Debió de ser el único bebé que dormía del tirón desde las 12 de la noche hasta las 8 de la mañana, jejej. Ahora mismo en nuestro caso sólo son dos tomas al día (y algún día 3)… yo espero poder mantenerlas.
    En cuanto a las partes del cuerpo, la verdad es que fue una evolución rapidísima. Con 15 meses sólo identificaba la nariz y los ojos pero ahora ya todo. Creo que ha ayudado una canción que le cantamos con las partes de la cara. Así que como ves, no estais tan lejos jejeje
    Un beso!

  • Leave a Reply