Sin categoría

14 meses con TRex

3 octubre, 2016

La semana pasada TRex ha cumplido 14 meses, la edad que tenía su hermando cuando empecé con el blog… por un lado parece que fue ayer y por otro parece que han pasado mil años, en fin, el tiempo vuela.

Con 14 meses no sé cuánto pesa pero debe pasar de los 10kg y medir no sé cuánto mide, pero no creo que haya crecido mucho desde la revisión de los 12 meses porque la ropa le sigue sirviendo.

Ha perfeccionado muchísimo lo de andar, ahora si lo llevas cogido de las dos manos incluso se atreve casi a correr, si va de una sola es más prudente y no pisa tanto el acelerador. De momento no se ha soltado a ir él sólo, aún está muy verde creo yo… pronostico que por lo menos un mesecito más aún lo va a tardar. Lo que sí hace perfectamente es gatear, por fin ha aprendido, non foi sen tempo, que decimos en mi tierra. Antes reptaba pero ahora gatea como es debido, apoyándose en las manos y en las rodillas, pero de todas formas, aunque se desplaza así perfectamente, prefiere andar erguido cogido de la mano. Lo de gatear es un último recurso si no tiene a nadie cerca.

Por fin le ha salido el octavo diente… en esto de los dientes va como súper lento, esto es nuevo para nosotros porque a Redondo le salieron todos enseguida. Cuando se ríe los enseña todos, como la Pantoja, jejeje.

En cuanto a trucos y vocabulario sigue igual, pero yo le noto que entiende todo lo que le decimos. Por ejemplo le preguntamos por cualquier cosa y la busca con la mirada o señala, si le digo que venga aquí viene… no sé, cosas así que nos hacen ver que entiende lo que le decimos.

En cuanto a la alimentación, ya contaba hace unos días que dejó completamente los purés, ahora toma todo sólidos y cada vez que nos sentamos a cenar a él hay que ponerle su plato delante, da igual que haya tomado ración de teta hace nada, las comidas son sagradas. Y desde luego muestra predilección por según qué alimentos. Por ejemplo, la carne y el pollo le gustan mucho, el pescado ya no tanto. Y las patatas… ay las patatas, le vuelven loco.

Me llama mucho la atención que ya apunta maneras y se me va a volver un fanático de los dinosaurios y los tractores y demás maquinaria pesada, como su hermano. Su juguete preferido es un dinosaurio rojo, un TRex para ser mas exactos (haciendo honor a su nombre bloggeril), que es bastante feo. Es un dinosaurio de los de su hermano, y no es un peluche fofito y amoroso para un bebé, no, es un dinosaurio atemorizador, con sus grandes dientes, su cresta, su cara de mala leche… y que encima abre la boca de par en par. Pues el tio lo flipa con este dinosaurio, le encanta. Y con los tractores más de lo mismo, cuanto más grandes mejor. La semana pasada tuvimos la finca del vecino llena de tractores enormes y la máquina para cosechar el maíz, pues nada, TRex los vio y no hacía más que decir brrrrmmmmm, brrrrmmmm todo el tiempo y quería salir para afuera, pero no le bastaba con quedarse mirando desde nuestra terraza, no, se lanzaba hacia la finca del vecino. Y Redondo detrás diciéndole que no, que había  que verlos desde allí porque los tractores eran muy grandes y “si nos acercamos nos aplastan” le decía… todo un show.

Y nada más, así está mi pequeño con sus 14 meses recién cumplidos, apuntando maneras.

You Might Also Like

3 Comments

  • Reply Una mamá muy feliz 3 octubre, 2016 at 9:25

    Cómo mola TRex jejejej, me lo imagino con esa cara de simpático que tiene y con su dinosaurio, ainsss esa edad me encanta!!!

    Oye que tendrán las patatas!?

  • Reply No sin mis patucos 3 octubre, 2016 at 14:05

    Pues creciendo a un buen ritmo, jejejejeje
    Los dinosaurios¡¡¡, tenemos que hacer la pandilla del dinosaurio porque hay que ver estos niños lo que les gustan.

  • Reply mamajumboblog 7 octubre, 2016 at 11:53

    Como crecen!!! a esta edad están para comérselos.

  • Leave a Reply