Ideas de Regalo para Comprar en el Black Friday

Se acerca el Black Friday, y este año he decidido ponerme las pilas y aprovechar los descuentillos para comprar ya los regalitos de Navidad. Miramos por la economía familiar y nos quitamos de agobios de última hora, todo son ventajas. Además, para mayor comodidad muchas tiendas online permiten cambiar o devolver las compras del Black Friday hasta después de Reyes, más no se puede pedir.

El caso es que para que no nos pille el toro, conviene ir haciendo una lista de cositas y no esperar a última hora y decidir sobre la marcha. Hay que llevar los deberes hechos. Y eso precisamente estoy haciendo yo, me estoy currando mi lista. Os dejo aquí mis ideas por si os interesan.

Ideas de regalo para comprar en el Black Friday

Ideas de regalo para chicas

¿Qué comprar en el Black Friday para las reinas de la casa (o sea nosotras mismas)?

  1. Cremitas, perfumes, maquillaje… Últimamente, y aunque no os lo creáis, he empezado a cuidarme y me echo cremas ¡¡mañana y noche!! Quien me ha visto y quien me ve; es cierto que todo es acostumbrarse, yo he conseguido crearme mi rutina y hacerlo por fin después de años intentándolo y fracasando.
  2. Desde que soy madre me cuesta Dios y ayuda hacer un huequito para mis cosas. Algo tan simple como ir a la peluquería se convierte en poco menos que tarea de titanes ¿os suena? Por ese motivo un vale para una sesión de peluquería, una mani/pedi, una limpieza facial… lo que se os ocurra, es una buena idea. Muchas peluquerías y centros de estética hacen descuentos por el Black Friday.
  3. Si os gusta la fotografía un juego de objetivos para el teléfono. En mi caso hace tiempo que le estoy dando vueltas a comprarme unos, mejor ocasión que el Black Friday no puede haber. A mi personalmente me gustan mucho estes objetivos por el tipo de fijación que tienen, pero este otro pack es muy completo (aunque la fijación con la pinza no me acaba de convencer).
  4. Ropa. En mi caso necesito un plumas para el invierno y estoy dudando entre este verde de Springfield o este negro de Zara.
  5. Si os va la lectura, yo aprovecharía para comprarme un e-book. Yo me compré el Kindle aprovechando los descuentos del Amazon Prime day y me ahorré 40 eurazos. Es de suponer que lo vuelvan a rebajar para el Black Friday, si os interesa estad atentas/os.

Ideas de regalo para los chicos

Verdaderamente casi todas las ideas que propuse para chicas valen también para los chicos y viceversa, las que voy a proponer para los chicos sirven perfectamente para las chicas (o al menos a mi me sirven casi todas). Mirad que suerte, diez a precio de cinco 😉 (bueno, si os soy sincera a mi marido lo de la mani-pedi no creo que le hiciese mucha ilusión; el maquillaje si lo cambiamos por after shave… puede ser que si)

  1. Un altavoz con dock para el teléfono. Es una idea que lleva rondándome hace tiempo y creo que a mi marido le gustaría. Lo de los altavoces bluetooth no me acaba de convencer, porque se funde la batería del móvil en menos de nada. Con uno de estos, podemos escuchar nuestras playlist favoritas de Spotify y encima cargar el móvil al mismo tiempo.
  2. Si el chico en cuestion es fan de la manzanita, los AirPods son el regalo perfecto. Yo sueño con ellos, si os soy sincera; aunque el bluetooth me funda la batería, a ellos se lo perdono.
  3. Ropa. Mi señor esposo está necesitando jerséis, los de Springfield le suelen quedar bien.
  4. Herramientas, son un topicazo, lo sé, pero a mi marido le encantan. Hace años le regalé una atornilladora eléctrica por su cumpleaños y le faltó meterse en cama con ella, no digo más.
  5. Un drone con cámara es un regalazo, sobre todo para los amantes de la fotografía. Aquí hay variedad para casi todos los presupuestos: gama alta, media y baja. Estos últimos pueden no traer cámara pero sí un soporte para fijar una.

Ideas de regalo para niños

Aquí me va a costar decidirme porque muchísimas cosas me parecen interesantes para ellos y creo que les gustarían. Ahí van unas cuantas:

  1. Juegos de mesa. A mi me encantan y mi mayor también le encantan. El pequeño todavía es muy pequeño, pero supongo que le encantará también. Le tengo el ojo echado al Dobble desde el verano así va a caer sí o sí. El Rush Hour lo compramos en el verano para irnos de vacaciones y fue todo un acierto, me enganchó hasta a mi jeje.
  2. Juegos de construcción. En esta casa son un éxito aseguradísimo. Empezando con los Megablocks, siguiendo con los Lego Duplo (que ahora mismo le encantan al pequeño) y acabando en los Lego normales. Mi mayor está ahora mismo empezando a experimentar con ellos (los normales) y le encantan, además cuando acaba de montarlos se le hincha el pecho y está completamente orgulloso de sí mismo (y nosotros de él).
  3. Puzzles de mapas. Este años por sus cumpleaños les regalamos sendos puzzles de mapas, un puzzle magnético del mundo y otro un vinilo magnético en el que pegar animales por todo el mundo también. Tanto uno como el otro fueron un completo éxito, a mi pequeño sobre todo le gusta el de los animales. Así que ahora mismo estoy pensando en comprarles un globo terráqueo , al mayor sobre todo creo que le encantaría.
  4. Los libros no pueden faltar en mi lista. Son un must en todos los regalos que yo hago a niños y les suelen gustar. A los míos en concreto les encantan.
  5. Ya sé que no es lo que más les gusta a ellos, pero ropa y calzado también es un buen regalo. Además, si nos vamos a cosas que sabemos que les gustan seguro que les hace ilusión. Por ejemplo, si a mis niños le regalo unas camisetas de dinosaurios o de Star Wars seguro que lo flipan 😉

¿Qué os han parecido mis ideas para el Black Friday? Yo aún tengo que hacerme mi lista definitiva ¿habéis hecho la vuestra?

Anuncios

Niños, Tablets y Smartphones ¿Cuánto Tiempo Pueden Verlos?

Lo queramos o no estamos rodeados de pantallas por todos lados. Tablets, smartphones, portátiles, ordenadores y televisiones conviven con nosotros todo el tiempo y en todas partes, es lo que tiene la era digital. Los adultos sabemos (o al menos en teoría deberíamos saber) gestionar todos estos dispositivos y usarlos con cabeza. Son una herramienta muy potente que nos ayuda, facilita y hace la vida más cómoda en todos, o casi todos, los ámbitos de nuestra vida y yo personalmente no quiero renunciar a ello. Sin embargo con los niños la cosa cambia. A pesar de que dicen que son “nativos digitales” y que controlan todos estos aparatejos mejor que sus padres yo no estoy completamente de acuerdo. Es cierto que se manejan de maravilla, pero los padres debemos estar ahí controlando y poniendo límites porque ellos no son conscientes de los peligros que pueden traer consigo.

Riesgos de que los niños usen tablets y smartphones

El uso excesivo de este tipo de dispositivos puede traer consigo problemas de todo tipo, desde obesidad hasta ansiedad pasando por irritabilidad, trastornos del sueño, problemas de atención…

En casa intentamos darle un uso responsable a la tablet y controlamos el tiempo que los niños pueden verla, tres de los riesgos que conlleva su uso que más me preocupan son:

  1. Adicción. Si, en un tiempo asombrosamente rápido se hacen unos yonkis de los tablets. Tal cual. Tienen mono. Por ese motivo en casa desde siempre tenemos su uso muy restringido y cuando vemos que empiezan a pedirla demasiado hacemos que “desaparezca” o “se estropee” durante una temporada.
  2. Ansiedad. Cuando los niños juegan o ven cosas en el tablet están recibiendo muchas imágenes, colores, sonidos, muchos estímulos en definitiva y todo muy rápido. Se frustran con facilidad si no les sale bien el juego con el que están o si no aparecen los dibujos que ellos quieren y se acaban poniendo ansiosos. Nosotros lo vivimos en carne propia este verano. Mi marido le descargó un juego para el mayor que era un pelín complicado para su edad y se puso tan ansioso con el juego que por la noche incluso soñaba con él y hablaba en sueños. Por supuesto, ese juego “desapareció” inexplicablemente durante la noche.
  3. Problemas de lecto-escritura. A la hora de aprender a leer y escribir es fundamental que los niños tengan los músculos oculares bien entrenados para, cuando empiecen a leer, poder mover los ojos correctamente de izquierda a derecha. Tener la vista fija en una pantalla durante mucho tiempo no ayuda mucho en esto, y cuanto más pequeña sea la pantalla peor, porque menos tienen que mover los ojos para verlo todo. Es como si mirasen a un punto fijo. Por eso las pantallas de móviles son las peores en este sentido.

¿Cuánto tiempo pueden usar los niños el tablet y el móvil?

Los expertos recomiendan que el tiempo que los niños menores de dos años deben usar cualquier tipo de pantalla sea cero. Y esto incluye las televisiones. Siendo realistas, esto es bien difícil de conseguir. En cualquier caso el uso de móvil o tablet en niños tan pequeños sí debería ser algo muy puntual y por un período muy corto de tiempo.

Para niños algo más mayores y hasta los 6 ó 7 años su uso según los experto debería estar restringido a un máximo de media hora al día. A partir de esa edad se podría ir aumentando paulatinamente su uso pero de manera responsable, llegando a una hora al día en niños de 12 años.

En cualquier caso, los expertos recomiendan que en ningún caso su uso puede superar el 10% del día, es decir, sobre unas 2 horas y media y nunca con las comidas, y esto para niños ya mayores y adolescentes.

Consejos para controlar el tiempo que los niños están con el tablet

Como ya conté antes, el móvil, al ser una pantalla muy pequeña es mejor no dejárselo a los niños, sobre todo a los menores de 5 años. El tablet si lo podrían usar, pero responsablemente. Los que tenemos que ser responsables aquí somos los padres, si fuese por los niños estarían todo el día con él en la mano. Pero esto no siempre es fácil de conseguir, ya dijimos que enseguida se vuelven adictos.

  1. En casa hemos probado varios métodos y lo que mejor nos ha funcionado es poner una alarma. Cuando mi mayor quiere jugar con el tablet o ver algunos dibujos en netflix, lo que hacemos es programar el temporizador del tablet con 30 minutos y luego se lo damos a él. En cuanto el tiempo se acaba y suena la alarma sabe que es hora de dejarlo.
  2. No prohibir su uso. ¿Habéis oído hablar de la fascinación por lo prohibido? pues eso. Nada que añadir.
  3. No darles barra libre. He visto a padres de mi entorno que lo que hacen es prohibir el uso de tablets durante la semana y en el fin de semana darles barra libre. Personalmente creo que es contraproducente, es cierto que entre semana no  la usan pero también es cierto que luego en el fin de semana no la sueltan… creo que es lo comido por lo servido.
  4. Hablar con ellos. Los niños no son tontos, y a partir de cierta edad si se lo explicamos bien, pueden entenderlo perfectamente. En nuestro caso le explicamos al mayor que el tablet si lo ve mucho tiempo puede hacerle daño en la vista o ponerlo de mal humor y que por eso podía jugar con el media hora al día pero no más. Él protestó un poco, dijo que veía bien, pero le dijimos que eso era precisamente porque no estaba mucho tiempo con él. Lo entendió y aceptó perfectamente la norma de la media hora.
  5. Aunque acepten bien la norma de la media hora son niños, y en cualquier momento pueden volver a “engancharse” otra vez. En estos casos en casa lo que nosotros solemos hacer es hacer desaparecer el tablet unos días. En nuestro caso si no lo ven no se suelen acordar de él, pero aún si lo hacen, les digo que no sé dónde está, que lo busquen a ver si lo encuentran y durante la búsqueda suelen encontrar otra cosa que llama más su atención.
  6. No culparnos si no lo conseguimos a la primera. Aquí tengo que entonar el mea culpa, en mis primeros años de madre primeriza no se nos ocurrió nunca controlar el tiempo de uso del tablet, alguna vez le dejamos el móvil en un restaurante cuando salimos a comer fuera… son errores que cometemos y tampoco me voy a flagelar por ello. Esto de la maternidad es un continuo prueba-error hasta que aprendes. Lo que hacemos siempre es con la mejor de las intenciones posibles y lo importante es precisamente eso, aprender de nuestros errores.

¿Qué os ha parecido? ¿en casa controláis el tiempo que vuestros hijos usan el tablet?

8 Manualidades Otoñales para Hacer con Niños

Lo queramos o no el otoño ya está aquí, con su frío y ojalá que con sus lluvias también, así que hay que prepararse para todas las tardes encerrados en casa que nos esperan (optimismo, crucemos dedos). Aquí en Galimordor, normalmente cuando empieza a llover (ojalá que sea muy pronto) ya no suele parar hasta mayo, igual tenemos algún día de respiro en medio, pero pocos. Así que cuando las tardes de parque son limitadas, no vamos a estar yendo todos los días al parque de bolas, hay que buscarse las castañas para entretener a los niños… porque todos sabemos que niños encerrados en casa sin nada que hacer, como que no, mala combinación. Yo he estado buscando en pinterest ideas de manualidades (aquí podéis ver el tablero donde he ido pineando todo lo que he visto, si no me sigues ahí no sé a qué estás esperando) y me he hecho una lista de las que me gustan para hacer con los niños.

Manualidades otoñales para hacer con niños

  1. Estas de erizos con hojas secas de árboles me gustan especialmente, alguna haremos seguro.

  2. Con piñas hay muchísimas, esta de caracol usando también castañas me ha encantado

  3. Este árbol otoñal es una idea perfecta para hacer con los papeles que vienen en los paquetes de Amazon.

  4. Volviendo a los erizos y a las piñas, estes son super monos y realmente fáciles de hacer. Además, al igual que el caracol de antes, tienen la ventaja de que hay que salir al campo a buscar las piñas, es para pasar un buen rato entretenido.

    manualidades-otonales-erizo-con-pina

    fuente

  5. Este móvil es precioso y nos quedaría genial en la puerta de entrada

  6. Me gusta mucho esta idea de hacer un árbol con palitos y hojas

  7. Estos atrapaluces de hojas me han enamorado, los vamos a hacer seguro

  8. Siguiendo con los atrapaluces, este de gotas de agua también me parece muy original

¿Qué os ha parecido? ¿os animáis con alguna?

Una Fiesta de Cumpleaños de Halloween

Como ya dije el otro día, mi hijo es super fan del Samaín (o Halloween) y este año, cuando se iba acercando su cumpleaños le pregunté que de qué temática quería la fiesta y me dijo que quería una fiesta de cumpleaños de Halloween, así que dicho y hecho. Nos pusimos manos a la obra.

Una Fiesta de Cumpleaños de Halloween

Qué comidas preparar en una fiesta de cumpleaños de Halloween

El año pasado escribí un post con ideas de comidas originales para Halloween y la verdad es que este año hemos repetido muchas (por supuesto, todas las ideas las saqué de Pinterest 🙂 ). Las salchimomias eran imprescindibles, los arañetes… pero también hay otras de nueva cosecha como las magdalenas y las palomitas de Halloween o la tarta de jamón y queso de  Jack Skellington. También hemos hecho algún cambio, como los chupachups-fantasma, que los hemos cambiado por los fantasmiquesos (babybeles pinchados en un palo de brocheta y cubiertos con un pañuelo de papel, más fácil imposible).

Y por supuesto, no hay cumpleaños de Halloween que se precie sin una buena tarta terrorífica. La tarta estaba buenísima, era una Red Velvet Cake (mi preferidísima, sin duda) que nos preparó Dulce Victoria y que estaba de muerte (nunca mejor dicho jejeje)

La decoración para nuestra fiesta de Halloween

Parte de la decoración que pusimos en casa la compramos y parte la hicimos nosotros (bueno, más bien yo con una pequeña ayuda de parte de Redondo). Pusimos telarañas muy realistas, esqueletos, calabazas y fantasmas. Las telarañas particularmente me encató como quedaron.

En cuanto a los adornos que hicimos en casa, como siempre buceando por Pinterest encontré muchísimas ideas. Una de las cosas que más me gustó fueron las arañas gigantes, son super fáciles de hacer y quedan muy aparentes.

Las telarañas hechas con bolsas de basura también quedaron muy bien y también son super fáciles y rápidas de hacer.

Pusimos globos a modo de fantasmas, y en la entrada de casa una telaraña gigante en el suelo. Por supuesto, la puerta momia no podía faltar.

Un detalle que me encantó cuando lo vi en pinterest y que no pude evitar hacer fue este punto terrorífico en el cuarto de baño ¡fue todo un éxito!

 

Disfraces fáciles para nuestra fiesta de Halloween

Aquí tengo que decir que tiré por el camino fácil. Para los niños les compré unos disfraces en el H&M, que además fueron parte del regalo de cumpleaños. En esta tienda tienen una buena selección de disfraces de Halloween para niños, yo incluso me compré una diadema de murciélago para mí.

Para mi disfraz necesitaba algo cómodo y fácil. No me quise gastar tampoco nada en un disfraz que me pondría un día así que volvía  tirar de pinterest y encontré un disfraz de esqueleto super original y otro de murciélago. Realmente me gustaba más el de murciélago, pero me parecía más cómodo el de esqueleto y además no me tenía que gastar un duro (porque tenía todo en casa) ni dar ni una puntada.


Simplemente una camiseta blanca recortada siguiendo la silueta de un esqueleto con una camiseta negra por debajo. Me gustaba más como quedaba la opción contraria: la camiseta negra por encima con la blanca por debajo, pero qué le vamos a hacer, cogí lo que tenía en casa y yo creo que no quedó tan mal.

Uno que me encantó cuando lo vi fue el de Miércoles Addams. Es genial y súper fácil de hacer, simplemente una camisa blanca por debajo de un vestido negro, unas medias negras, zapatos oxford y unas trenzas. Listo. Cuando lo vi ya era tarde, si no me hubiese puesto este.

Tampoco hace falta que el maquillaje sea tan exagerado como el de la foto, pero la verdad es que si te pones pálida, con ojeras y los labios negros ya lo bordas.

¿Qué os ha parecido nuestra fiesta de cumpleaños de Halloween? A los niños les encantó y los mayores también 🙂 ¿Os animáis a hacer una fiesta de Halloween (aunque no sea de cumpleaños 😉 ? Nosotros vamos a hacer otra la semana que viene jejeje

Decoración Fácil para Halloween: Telas de Araña DIY

Siguiendo con el tema de Halloween, hoy os voy a contar cómo hicimos estas telas de araña  con bolsas de basura; como siempre, la idea la vi en pinterest. La verdad es que son tan, tan fáciles que hasta me da algo de vergüenza contarlo, pero bueno, allá vamos.

Telas de Araña DIY

Materiales para hacer dos telas de araña:

  • Una bolsa de basura negra
  • Tijeras
  • Unos clips

Cómo hacerlas:

Vuelvo a decir que es tan fácil, tan fácil que es imposible que salga mal. Simplemente hay que doblar la bolsa de basura en diagonal, tal y como se ve en la foto y cortar lo que sobra.

Una vez hecho doblamos un par de veces más en diagonal de manera que nos quede siempre un triángulo rectángulo.

Por último se dobla una vez más pero ahora formando una especie de cono. En la foto se ve muy bien.

Sólo nos queda sujetar los bordes con clips para que no se nos mueva y recortar haciendo como barritas del grosor que nos guste y siempre sin llegar al final.

Finalmente sacamos los clips, abrimos la bolsa y separamos la parte de arriba de la de abajo. Listo, ¡aquí estan nuestras dos telas de añara!

¿Qué os ha parecido? Bien fácil ¿verdad? No hay excusa para no hacerlas 😉

Decoración Fácil para Halloween: Arañas Gigantes DIY

Mi hijo mayor es super fan del Samaín (o Halloween, como queráis), le encanta está todo el año hablando sobre el tema. Le gusta más que las Navidades, que ya es decir. El año pasado celebramos por primera vez una fiesta de Samaín – Halloween en casa a petición suya y la verdad es que nos lo pasamos todos genial, así que ya estoy buscando recursos para la de este año. Buceando en pinterest, mi fuente inagotable de inspiración, me encontré con estas arañas gigantes y las vi tan fáciles y aparentes que tuve que hacerlas sí o sí.

Arañas Gigantes DIY

Materiales para hacer una araña:

  • Dos bolsas de basura negras
  • Periódicos viejos
  • Un rotulador blaco
  • Celo
  • Tijeras

Cómo hacer una araña gigante con bolsas de basura

Lo primero que tenemos que hacer es formar una bola de tamaño algo más grande que una pelota de tenis (como el doble más o menos) con hojas de periódico, para formar la cabeza de la araña y la metemos la bola dentro de la bolsa de basura, en una de las esquinas inferiores. A continuación hacemos otra bola con hojas de periódico de tamaño algo más grande, como de un balón de fútbol, para formar el cuerpo de la araña y la metemos dentro de la bolsa, pegada a la primera bola.

Con un trozo de celo cerramos la bolsa de basura, pero dejándola algo holgada de manera que no quede tirante en el cuello de la araña y lo podamos cenir también con celo en esa zona.

En la zona de la cabeza, donde está la esquina de la bolsa, le queda como un pico. Lo doblé y lo pegué con celo para que no se notase tanto

Una vez que tenemos el cuerpo listo, cortamos el trozo de bolsa sobrante. Este trozo lo aprovecharemos para hacer las patas, junto con la segunda bolsa. Sólo hay que ir cortando tiras y haciendo trenzas con ellas para formar las patas.

Una vez hechas las trenzas de la medida que nos parezca adecuada se pegan cuatro a cada lado de la araña.

Finalmente sólo nos falta pintarle los ojos, y si queremos algún diente, con el rotulador blanco y listo Calixto, araña finiquitada.

Como podéis ver es bien fácil, en menos de 10 minutos tenemos la araña hecha, y muy aparente. La decoración ideal para nuestra fiesta de Halloween.

Preparando la vuelta al cole… y sorteo con Petit Fernand!!!

Estaréis pensando que se me va la pinza ¿pero qué dice esta loca de vuelta al cole? ¡si estamos en julio! Pues si, estamos en julio, pero casi en agosto e igual que hice el año pasado, no quiero dejar las cosas para el último día, que luego vienen los agobios, así que en esta casa se prepara la vuelta al cole en agosto y punto.

Este año Redondo ha vuelto a pegar el estirón en el verano así que todos los chándales y  pantalones del año pasado le quedan pesqueros totalmente, las chaquetas y sudaderas le están justitas, pero aún no da vergüenza con ellas jejeje. Así que aprovechando unas megarebajas de GAP ya le he ido comprando pantalones de chándal y sudaderas tiradísimos de precio. En cuanto a los mandilones del cole, le sirven los del año pasado (se los había cogido amplios), así que en ese sentido estamos servidos. Los libros ya los he encargado en la librería del pueblo y la lista de material no nos la dan hasta septiembre, así que a Redondo ya lo tengo listo para empezar el cole.

En cuanto a TRex, también ha crecido este verano así que he recuperado la ropa que fue de su hermano del altillo y ya la tengo colocada en el armario, aunque tendré que comprar algún pantalón más. En cuanto a la guarde, le tengo encargados un par de mandilones que este año nos los piden.

Y toda esta ropita nueva que vamos a comprar la tendré que etiquetar ¿no? para que no se nos pierda y eso… Hemos probado las etiquetas de Petit-Fernand y nos han encantado. Son completamente personalizables, se puede elegir el color de fondo, la tipografía y la imagen. Nosotroso elegimos un tiranosaurio para las etiquetas de Redondo y un brontosaurio para las de TRex. Tienen una variedad enorme de etiquetas: para ropa, objetos, zapatos, equipaje… de hecho, me pedí unas cuantas con mis datos para pegarlas en las maletas y tenerlas identificadas en caso de pérdida.


Una cosa que me ha encantado y que no había visto hasta ahora, son las etiquetas adhesivas personalizadas. Están genial porque no hay necesidad de andar con la plancha, se pegan a la prenda como si fuesen una pegatina normal, más rápido y cómodo imposible. Eso sí, estas hay que pegarlas en la etiqueta de la ropa, no sirven para pegar directamente en la tela. Cuando no es posible esto (en nuestro caso, tengo algunas cosas a las que les he cortado las etiquetas) pues recurrimos a las etiquetas termoadhesivas, estas sí se pengan directamente en la ropa ayudándonos de la plancha.


Si necesitais un poco de todo tanto para la ropa como para objetos o zapatos, vienen genial estos packs prácticos que tienen. Los hay para el cole, la guardería o incluso para campamentos de verano. Ya os digo que yo les he sacado muchísimo partido, no sólo para la ropa, las he puesto en las mochilas del cole y la guarde, en el vaso y el chupetero para la guarde de TRex, en nuestras maletas de casa, en las chancletas de la piscina (porque sí, tienen todos las del decathlon y las dejan todas juntas en el mismo sitio y encima casi todos llevan el mismo número)…

Y hoy estamos de suerte porque desde Petit-Fernand nos ceden uno de estos packs para sortearlo entre los lectores del blog. El pack consta 40 etiquetas para la ropa (adhesivas y termoadhesivas), 30 etiquetas para objetos y 10 para zapatos. Como ya he dicho, son completamente personalizables, vosotros elegiríais el color, el dibujo, la tipografía de las etiquetas, y por supuesto el texto. Para participar sólo tenéis que dejarme un comentario en este post, más fácil imposible. La fecha límite para participar es el 3 de agosto a las 23:59, y el día 4 realizaré el sorteo y anunciaré el nombre del ganador. Mucha suerte a todos!
Edito el post: 

Y el ganador del pack de etiquetas es…….. Beatriz!! Felicidades!

Mándame un mail para organizar la entrega 🙂

Receta de Mug Cake de Manzana y Canela

Hacía ya tiempo que no publicaba una receta y la verdad es que sólo de escribir el título ya he dejado el teclado perdido de babas… los super fans de la canela como yo me entendéis ¿verdad? claro que si. Bueno, que ya me he apuntado yo (con bastante retraso, todo hay que decirlo) a la moda de los mug cakes, o lo que es lo mismo, a hacer los bizcochos en tazas. Una manera de cocinar rápida y muy fácil… y sobre todo buenísima para darnos un capricho sin pasarnos, que si haces un pastel completo vas comiendo trozos todos los días hasta que lo acabas. De esta manera, te das el capricho un día que te apetece y luego no te quedan allí las sobras llamándote y tentándote durante días. Así que hoy, en colaboración con Panasonic, os voy a poner la miel en los labios con este riquísimo mug cake de manzana y canela. El próximo que prepararé será este red velvet así que id abriendo boca… 😉

Receta de Mug Cake de Manzada y Canela

¿Qué utensilios vamos a necesitar y cuánto tiempo nos hace falta?

Pues solamente una taza y un microondas. Tres minutos para mezclar los ingredientes y con el microondas Panasonic a 800W de potencia tan sólo dos minutos de cocción. Más fácil y rápido imposible

Ingredientes:

  • 4 cucharadas rasas de harina
  • 4 cucharada rasa de azúcar moreno (yo usé azúcar de coco)
  • 1 huevo
  • 1 trocito de manzana troceada (más o menos según nos gusten los tropezones jeje)
  • 3 cucharadas de leche
  • 3 cucharadas de aceite de girasol
  • 1/2 cucharadita de canela (yo eché más, que soy muy fan)
  • 1/4 de cucharadita de levadura en polvo

Preparación:

Lo primero es mezclar bien todos los ingredientes secos (harina, levadura, azúcar y canela), luego batir bien el huevo e incorporarlo a la mezcla. A continuación añadimos la leche y el aceite removiendo bien  hasta que tengamos una masa bien uniforme y sin grumos. Finalmente añadimos la manzana picada en daditos y removemos para que se reparta bien por todo el pastel. Hay que tener precaución de no llenar completamente la taza, hay que dejar unos centímetros para que el pastel suba y no se salga. Este mug cake se hace en el microondas, en mi caso lo hice durante 2 minutos a una potencia de 800W. Pero bueno es cuestión de meter el cuchillo y probar cómo está. Si el cuchillo sale manchado habría que darle un poquito más de tiempo. Y con esto y un bizcocho… (nunca mejor dicho)

¿Qué os ha parecido la receta? Más fácil imposible ¿verdad? Ya me contaréis que tal si os animáis a probarla 🙂

Si os interesa el tema podéis ver aquí más recetas de repostería que he hecho.

 

Comparativa de Pañales: Dodot vs. Toujours (Lidl)

Personalmente, suelo mirar opiniones y comparativas de productos que me interesan en internet antes de comprarlos. Supongo que mucha gente hace lo mismo que yo porque los posts que he publicado en el blog con comparativas de productos son de los que más visitas acumulan. Por este motivo me he decidido a escribir mi personal comparativa entre dos marcas de pañales: Dodot y Toujours (los del Lidl).

En casa siempre hemos sido de Dodot. Empezamos a usarlos cuando nació Redondo y ya no nos movimos de ahí; empezamos por la gama Sensitive y luego pasamos a los Dodot Activity. Hicimos una intentona de cambio cuando Redondo tenía unos meses y probamos los del Mercadona, pero no nos gustaron nada así que volvimos otra vez a los Dodot. Hasta que hace un par de meses me coincidió que fui a comprar algo al Lidl, vi los pañales y se me ocurrió probarlos. Decisiones impulsivas que toma una de vez en cuando, me gusta vivir al límite ;P.

A la izquierda el Toujours y a la derecha el Dodot


Aclaro que los pañales que voy a comparar son los Dodot Activity Plus, que son los que usábamos habitualmente. Tanto los de la bolsa azul como los Dodot Básicos sólo los probé una vez hace años y no me encantaron, así que seguimos fieles a los Activity. La comparativa la voy a hacer en torno a cuatro puntos: absorción, tacto, comodidad y precio.

  1. Absorción. En este punto tanto los Dodot como los Toujours son muy buenos, no sabría decir cuál es mejor. Tanto una marca como la otra absorben muchísimo pis, aguantan la noche perfectamente sin escapes. En cuanto a absorción sus resultados son muy similares.
  2. Tacto. El acabado exterior de los pañales Dodot es muy bueno, no tienen para nada el acabado “plasticoso” de otras marcas. Los Toujours tampoco son nada plasticosos, pero en este punto, personalmente me gusta más el acabado exterior de los Dodot, me da menos sensación de pañal y más sensación de acabado tipo tela. No es que el acabado exterior de los Toujours sea malo, para nada, simplemente me gusta más el de Dodot, pero supongo que es cuestión de gustos.

    Acabado exterior del Toujours a la izquierda y del Dodot a la derecha

     En cuanto al acabado interior hay una gran diferencia entre ambas marcas. En los pañales Toujours, el interior es completamente liso y suave (punto importante, el interior es muy suave, para nada áspero).

    Interior del pañal Toujours

     En cuanto a los Dodot, en la parte interior el acabado no es liso, tiene como una red, que es la capa del pañal que está en contacto con el cuerpo del bebé.

    Interior del pañal Dodot

     La verdad es que no sé muy bien cuál es el cometido de esta red pero a mi me gusta, me da la sensación de que aisla el cuerpo del bebé del pañal en sí. Pero una vez más es más una sensación mía que otra cosa.
  3. Comodidad. Obviamente el que usa los pañales es TRex, y el pobre no está para comparar nada todavía, pero mi impresión personal es que ambas marcas le son igual de cómodas. Tanto los Dodot como los Toujours abultan muy poco cuando están secos y conforme van acumulando pis se van hinchando por igual, creo yo.

    Dodot a la izquierda y Toujours a la derecha

     Es cierto que los Dodot tienen como unos tubos en el interior que hacen que el pis se distribuya uniformemente y no se concentre en el centro del pañal, pero también es verdad que los Toujours no tienen esos tubos y el pis se distribuye igualmente de forma uniforme. Los dos se hinchan más o menos de la misma manera con el pis.
  4. Precio. Aquí es donde está la gran diferencia entre ambas marcas.Hay que decir que los Dodot son de los más caros del mercado, pero nosotros siempre aprovechábamos ofertas del tipo 3×2 o la segunda unidad al 70% así que nos ahorrábamos un dinerillo. El paquete de la talla 4+ (que es el que usamos habitualmente) ronda los 22 euros y trae 52 unidades, así que su precio ronda los 42 céntimos por pañal (28 céntimos si compramos con oferta 3×2). En cuanto a los pañales Toujours talla 4 el paquete ronda los 8 euros y trae 50 pañales, el precio por pañal es de 16 centimos por unidad. La diferencia es enorme.

¿Qué conclusión he sacado después de todo esto? Pues que en cuanto a calidad están más o menos igualadas ambas marcas, quizás un poco por delante Dodot, pero desde luego la diferencia en precio no es acorde a la diferencia en calidad. Como he explicado antes, he probado alguna otra marca bastante más barata que la Dodot pero nunca me han convencido lo suficiente como para cambiarme, sin embargo ahora no ha sido así. La calidad de ambos productos me ha parecido muy similar, quizás los Dodot sean algo mejores, pero esa pequeña diferencia no me compensa la gran diferencia de precio.

Así que últimamente estamos usando los pañales Toujours, aunque como el Lidl nos queda muy a desmano, si alguna vez nos quedamos bajo mínimos volvemos a los Dodot que los puedo comprar aquí en cualquier supermercado del pueblo. En nuestra casa conviven ambas marcas en amor y compañía, se llevan bien entre ellas 😉

Quizás os interesen otras comparativas que he hecho:

Comparativa de compresas postparto

Comparativa de discos de lactancia

Comparativa de bolsas de congelación de leche materna

Comparativa de copas menstruales

La lactancia y los profesionales de la salud


En los últimos meses ha habido cerca mía dos casos en los que la lactancia se ha ido al traste (una de ellas se ha ido al traste y la segunda tiene todas las papeletas para irse también) por culpa de malos consejos que en mal momento han dado distintos profesionales de la salud. Os cuento, a ver qué os parece. 

En el primero de los casos se trata de un bebé nacido a término, completamente sano. La madre empieza con la lactancia sin mayor problema pero en la revisión de los 15 días el pediatra le dice que el bebé está bajo de peso, que hay que darle suplemento de biberón sí o sí. La madre, loca de preocupación, sigue su consejo a pies juntillas y se autoflagela por haber tenido al niño pasando hambre durante 14 días. No voy a entrar en el tema de los percentiles porque tendría para un post entero, pero si realmente el niño estaba bajo de peso (cosa que pongo en duda) lo primero que tendría que haber aconsejado ese médico no era el biberón, era más teta. Si el bebé estaba comiendo cada tres horas pues despertarlo a la dos horas, o a la hora y media. Hacer tomas de pecho más a menudo. Pero no, aconseja justo lo contrario, la madre reduce tomas de pecho y aumenta tomas de biberón, va bajando su producción cada vez más y lactancia a la mierda en cuestión de un par de meses. Todo por la mala información y el mal consejo de un pediatra. 

El segundo caso se trata de unos bebés nacidos un mes antes, en la semana 36. Uno tiene suficiente peso y está con la madre en la habitación, el otro se queda en la incubadora. A la madre le dan un sacaleches para que se saque leche para el pequeñito, pero claro, obviamente sólo consigue sacarse unas gotas de calostro. No sólo nadie le explica que es normal que no se consiga sacar mucha cantidad porque es calostro, no leche, y que con esa cantidad tendría que ser suficiente, si no que la presionan para que se saque más cantidad o si no le darán biberón al niño. La madre, agobiada, está todo el dia con el sacaleches pegado, intentando sacarse mas. Resultado: estimula  demasiado y la leche le sube a lo bestia, muchisima cantidad. El bebé mayor no consigue engancharse bien porque tiene el pecho muy duro y ella con el sacaleches no consigue sacarselo bien tampoco. En vez de ayudar, lo que hacen las enfermeras que la tratan es amenazarla y asustarla: tienes que sacártelo o vas a tener mastitis. Ella pide que le expliquen cómo porque el niño no es capaz de engancharse y con el sacaleches tampoco es capaz de sacarse para que le den al pequeño. Tiene los pechos a tope de leche pero a los dos niños les están dando tomas de biberón. Ningún profesional ni matrona, ni pediatra consuigue ayudarla, nadie le da un buen consejo, ni ánimos, ni ayuda. La cosa tiene todas las papeletas para acabar mal. 

Todo esto me ha hecho pensar en que los profesionales de la salud deberían estar más informados y mejor formados sobre la lactancia. No puede ser que muchos de ellos sean la causa de fracaso de muchas lactancias. Yo viví los dos casos, al principio, cuando nació Redondo, tuve la enorme suerte de dar con una matrona buenísima que me ayudó mucho, le cerró la boca a las abuelas y todos los opinólogos que me rodeaban y gracias a ella conseguimos empezar con la lactancia sin miedos y felizmente. Más adelante me topé con el caso contrario, una pediatra que ante el bajo peso de Redondo me recomendó el biberón. Por aquel entonces yo ya estaba super informada sobre el tema y sabía que esa no era la solución. No le hice caso, seguimos con el pecho y al final la pediatra descubrió cuál era el problema (un caso muy serio de reflujo) y pudo ponerle solución. La lactancia duró casi 22 meses, hasta que el niño quiso, pero si le hubiese hecho caso al consejo de aquella pediatra, hubiese durado sólo 3 meses. Esto es lo triste. 

Ojo, no me entendáis mal, no estoy diciendo que sean malos profesionales, es más, el pediatra del primer caso que os conté lo conozco personalmente y tanto él como la que atendió a Redondo son muy buenos, muy buenos médicos. Simplemente, lo único que pasa es que ni uno ni la otra tienen conocimientos sobre lactancia. No sé hasta que punto tienen que tenerlos, ellos son especialistas de la salud y la lactancia no es un problema de salud… pero mi opinión personal es que no tienen que ser expertos en la materia pero unos conocimientos mínimos debían tenerlos. 

Si una lactancia se acaba o ni siquiera llega a empezar por decisión de la madre me parece perfecto, pero cuando la madre opta por la lactancia y esta se acaba por un mal consejo de un profesional de la salud… eso me parece muy triste. 

¿Qué opináis sobre este tema? ¿Os dieron algún mal consejo?